40 años de cárcel para el líder de una red de sextorsión: mujeres torturadas y expuestas en vídeos de Telegram
  1. Mundo
¿ha sido una condena insuficiente?

40 años de cárcel para el líder de una red de sextorsión: mujeres torturadas y expuestas en vídeos de Telegram

Fueron un total 74 mujeres, algunas menores, torturadas, abusadas y chantajeadas. A cambio de no difundir sus 'secretos', Cho Ju-bin les exigía vídeos sexuales o de ellas autolesionándose

Foto: A sus 25 años, Cho Ju-bin, lideró una trama basada en vender vídeos en los que se veçia a muejres torturadas y abusadas sexualmente. Foto: Reuters
A sus 25 años, Cho Ju-bin, lideró una trama basada en vender vídeos en los que se veçia a muejres torturadas y abusadas sexualmente. Foto: Reuters

Un tribunal de Seúl ha condenado a 40 años de cárcel a Cho Ju-bin, líder de una macabra trama online que ha conmocionado a Corea del Sur por haber torturado, abusado sexualmente y extorsionado a decenas de mujeres, algunas menores de edad, para compartir vídeos en línea.

La corte del Distrito Central de Seúl lo ha considerado culpable de abusar sexualmente de menores y operar una organización que obtenía beneficios económicos con los vídeos que producía de estas torturas y abusos. Cho, de 25 años, dirigió entre mayo de 2019 y febrero de 2020 una red en la que él y sus cómplices extorsionaron a 74 mujeres, 16 de ellas menores para que filmaran vídeos con torturas y abusos sexuales que luego vendían a través de la aplicación de mensajería Telegram.

Los operadores de la trama primero accedían a datos personales de las víctimas a través de distintos métodos para luego amenazar con difundir dicha información si no enviaban fotos o vídeos de ellas desnudas. Una vez que las víctimas enviaban esas imágenes, los integrantes de la red amenazaban con difundir dicho material si las mujeres no accedían a grabarse en vídeo autolesionándose o realizando actos sexuales.

Él no revelaba datos personales pero a cambio pedía vídeos sexuales y violentos

Aunque el tribunal no lo ha considerado probado, se cree que Cho incluso ordenó a uno de sus colaboradores que violara y grabara a una menor de edad a la que estaban extorsionando usando un vídeo en el que aparecía desnuda. La sentencia contrasta con la petición de la fiscalía, que pidió cadena perpetua para Cho por el daño "irreparable" generado a sus víctimas. Otros cinco de sus cómplices han sido condenados a entre 7 y 15 años de prisión. Uno de ellos, de solo 16 años, ha obtenido una condena máxima de 10 años de prisión al ser juzgado como menor de edad.

Parte de la opinión pública surcoreana ha denunciado la escasa dureza de las sentencias para los responsables de cometer abusos sexuales y difundirlos por la red, tras la resolución de casos como el de Son Jung-woo, acusado en EE.UU. de operar la mayor red de pornografía infantil en Internet y que solo pasó 18 meses en prisión en su país.

Corea del Sur Abuso sexual
El redactor recomienda