CONSIDERADOS COMO GRANDES EXPERTOS

Los Ralston, la pareja de septuagenarios que rescatan cadáveres bajo el agua

Una pareja de excientíficos decidió recorrer Norteamérica con su barco pertrechado con un sonar: tres décadas después, el FBI o la NASA les ha contratado para solucionar casos

Foto: Los Ralston, la pareja de septuagenarios que rescatan cadáveres bajo el agua. (Reuters)
Los Ralston, la pareja de septuagenarios que rescatan cadáveres bajo el agua. (Reuters)

Los Ralston son una pareja atípica. A sus 70 años, están convencidos de que aún pueden seguir aportando su conocimiento a la sociedad y, por ello, decidieron volcarse en una de sus grandes pasiones: el agua. Pero no se trata de dos veteranos que, hartos de toda una vida de fatigoso trabajo como científicos se dedican a vivir la vida en una cabaña junto a un lago. Ni mucho menos: están considerados como los mejores rescatadores de cadáveres acuáticos de todo Estados Unidos.

En la década de los ochenta del siglo pasado, Gene y Sandy decidieron dar por acabadas sus carreras profesionales y, desde entonces, comenzaron a ayudar a las autoridades de Idaho (EEUU). Ambos eran conscientes de que, cada vez más, el número de personas desaparecidas era mayor, en muchos casos con un denominador común: bien por accidente o por asesinato, en muchas ocasiones aquellas personas en paradero desconocido aparecían ahogadas en lagos o ríos.

Pertrechados con un barco con sonar, pronto decidieron ayudar a las autoridades a buscar personas en estas zonas. En solo diez años, habían sido capaces de localizar a más de una docena de personas desaparecidas bajo el agua. Fue entonces cuando, en 2002, el FBI se puso en contacto con ellos para avisarles de una serie de secuestros con rescate que se habían convertido en asesinato y sobre las posibles ubicaciones acuáticas en las que buscar hipotéticos cadáveres.

El éxito en buena parte de sus búsquedas dio lugar a que las autoridades pronto consideraran a los Ralston como unos de los mayores expertos en la recuperación de cadáveres en el agua. Desde entonces, la pareja se dedica a recorrer Norteamérica con su caravana, en la que enganchan un remolque con su barco con el que se sumergen en todo tipo de superficies acuáticas para monitorizar el fondo marino en busca de personas desaparecidas.

Según 'The Guardian', en el último año han recorrido más de 50.000 kilómetros distribuidos entre Estados Unidos y Canadá. Según los datos ofrecidos por las autoridades, esta pareja de veteranos ha conseguido encontrar a 120 víctimas de ahogamiento desde que comenzaran con este extraño trabajo hace más de treinta años. En todos estos casos, han hallado desde víctimas de la mafia, a secuestros que acabaron mal o accidentes de que gente que murió mientras pescaba.

En opinión de Gene y Sandy, su última recuperación ha sido las más difícil a la que se han tenido que enfrentar, en el embalse New Melones (California). Por lo general, saben que un cuerpo cae de pie al agua y que, al llegar al fondo, termina estirado, por lo que es esa forma la que buscan con el sonar. Pero en este caso no solo estaba esposado y atado a unas pesas, lo que complicaba la operación, sino que el embalse estaba lleno de neveras y de lavadoras.

En más de tres décadas fondeando los lechos de buena parte de lagos y ríos norteamericanos, han trabajado para organismos como el FBI, la Policía Montada de Canadá o incluso la NASA -a la que ayudaron a recoger los restos del transbordador espacial Columbia-. A día de hoy, están considerados como los mayores expertos en el descubrimiento y rescate de cuerpos bajo el agua. Dos veteranos de la vida que adoran seguir ayudando a la sociedad con su barco.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios