"NUESTRA AMISTAD DEBE CONTINUAR"

Tusk 'dispara' en Twitter a Trump después de su mosqueo en la cumbre de la OTAN

Tras el abandono de la cumbre por parte de Trump, el presidente del PPE vuelve a insistir —con su habitual sutileza— al norteamericano sobre las bondades del Tratado Atlántico

Foto: Imagen de archivo de Donald Tusk (i) y Donald Trump (d), durante una cumbre del G-20. (Reuters)
Imagen de archivo de Donald Tusk (i) y Donald Trump (d), durante una cumbre del G-20. (Reuters)

Si esta última cumbre de la OTAN ya había resultado lo suficientemente tensa por el mosqueo de Donald Trump debido a las burlas de Macron, Trudeau y Johnson, el recién elegido presidente del Partido Popular Europeo ha decidido añadir una gota más al casi colmado vaso de la 'amistad transatlántica'.

Donald Tusk ha publicado en su perfil de la red social Twitter una foto en la que aparece junto al mandatario estadounidense. La polémica se debe a un pequeño detalle en la imagen: la mano con la que el polaco roza la espalda de su tocayo simula —probablemente, de forma no pretendida— una pistola.

Y lo que no queda tan claro —eso sí— es que la elección de la foto haya sido casual, teniendo en cuenta el historial, algo deslenguado, del dirigente, que llegó a preguntarse, durante una rueda de prensa el pasado mayo, si "en el infierno hay un lugar especial para aquellos que promovieron el Brexit sin acuerdo".

En otra ocasión, Tusk recomendó a Trump "apreciar a sus aliados", porque "al fin y al cabo, no tiene tantos".

"A pesar de las turbulencias estacionales, nuestra amistad transatlántica debe durar", reza el mensaje que acompaña a la fotografía, en alusión a la espantada de Donald Trump de Reino Unido, donde se celebró la cumbre. "Cuando las reuniones estén terminadas, voy a volver a Washington. No haremos la rueda de prensa al terminar la OTAN porque ya hemos hecho muchas en los últimos días", explicó el mandatario tras su enfado.

Trump se larga

Además, el presidente de los Estados Unidos arremetió contra su 'vecino' Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, al que acusó de tener "dos caras". Y es que este último es uno de los protagonistas del vídeo, publicado por la cadena de televisión CBC, en el que varios líderes —cerveza en mano— parecen criticar los métodos de Trump, durante una recepción en el Palacio de Buckingham.

Entre ellos, también se encontraban el jefe de Gobierno de Países Bajos, Mark Rutte, y la princesa Ana, hija de la reina Isabel II. A pesar de que todo apunta a que conversaban acerca de Donald Trump, nadie cita su nombre.

Y este no ha sido el único problema que ha enfrentado el inquilino de la Casa Blanca durante esta tensa cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte. El pasado martes, reconoció que mantiene "una pequeña disputa" con su homólogo francés —otro de los integrantes del corrillo—, aunque confía en que pronto podrán "resolverlo".

El motivo: Macron aseguró que la OTAN se encuentra en un estado de "muerte cerebral", una afirmación calificada de "irrespetuosa" por parte de Trump, que insiste, como lleva haciendo desde que tomó posesión de su cargo, en que sus aliados de la otra parte del Atlántico deben hacer mayores aportaciones económicas al proyecto común.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios