QUIERE CONCIENCIAR SOBRE LA PRISIÓN

JEM-K: cómo ser 'youtuber' desde la cárcel y tener 1 millón de seguidores

Un joven hondureño acabó en la cárcel por cometer un asalto con arma: diez años después de estar en la cárcel, conciencia a los jóvenes de que el camino que siguió no es el correcto

Foto: JEM-K, en uno de sus vídeos de Youtube. (CC/Youtube)
JEM-K, en uno de sus vídeos de Youtube. (CC/Youtube)

En los últimos tiempos, las redes sociales se han llenado de 'influencers' con millones de seguidores en todo el mundo: estilo de vida, moda, videojuegos, deportes... Los temas que abordan son los más diversos que podamos imaginar pero, posiblemente, lo que nadie podía llegar a pensar nunca es que pudiera existir un 'youtuber' desde la cárcel. Se trata de JEM-K, un joven hondureño que lleva en prisión 10 años y que se encarga de contar su día a día entre rejas.

JEM-K -así es como se hace llamar, pues cada letra representa las iniciales de sus hijos- ha encontrado en las redes sociales una vía para escapar de su realidad entre cuatro paredes. Este joven hondureño, que en ningún momento ha revelado su nombre real ni la prisión en la que se encuentra, cuenta desde hace varios años cómo es su vida desde la cárcel, donde casi a diario sube vídeos a Youtube y ya cuenta con un millón de suscriptores a sus espaldas.

Pero, ¿cómo es posible que un preso tenga un móvil entre rejas? De hecho, no solo lo tiene para poder subir todo tipo de archivos a las redes, sino que tiene permiso absoluto para comunicarse con su familia vía telefónica, todo ello gracias al programa de reinserción penitenciaria en el que se encuentra inmerso. La idea es sencilla: JEM-K cuenta cómo vive en la cárcel con la idea de evitar que otros jóvenes como él comentan el error de entrar a prisión.

Sin entrar en excesivos detalles, JEM-K cuenta que asaltó un establecimiento con un arma con la idea de ganar dinero fácil, pero fue detenido y condenado a más de una década en prisión. "No he matado, ni violado, quise comerme el mundo de un bocado y estas son las consecuencias. Hice un robo y me costó carísimo. Me da vergüenza porque en mi casa me enseñaron valores y falté a todos", confiesa en uno de los vídeos colgados en 'Youtube'.

Ya en los últimos años de condena, las autoridades penitenciarias le ofrecieron un pacto: contar su día a día para concienciar a los más jóvenes, una manera de comenzar a tener contacto con la sociedad antes de salir de prisión con la idea de poder reinsertarse lo antes posible. En los primeros años, el número de vídeos que colgaba era residual, mientras que a día de hoy ya son casi diarios, en los que cuenta todo tipo de experiencias.

De esta manera, JEM-K no solo ofrece consejos para que el tiempo se pase más rápido, para evitar el estrés por estar encerrado o cuáles son los mejores ejercicios para estar en forma, sino que también cuenta cómo se arregla la habitación, cómo se lava, cómo cocinar en la cárcel o incluso grabar vídeos musicales. Pero incluso va más allá, hablando sin tapujos de situaciones más complicadas como las violaciones, agresiones o suicidios en el interior de la cárcel.

JEM-K busca concienciar a los más jóvenes para evitar que cometan los mismos errores que a él le llevaron a prisión. Una idea con la que no solo consigue hacer su vida más llevadera entre rejas, sino convencer a otros de que la prisión no es un lugar agradable en el que vivir. A falta de pocos meses para salir a la calle, JEM-K lo tiene claro: estar 'Preso en el mundo real' -como se llama su cuenta- es lo peor que nunca ha podido hacer.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios