Los polémicos S-400

Rusia ofrece a Arabia Saudí armamento para hacer frente a la amenaza de los drones

Rusia ha ofrecido a Arabia Saudí el polémico armamento antimisiles S-400, muy superior al armamento que actualmente defiende las refinerías saudíes

Foto: La terminal atacada en Arabia Saudí. (Reuters)
La terminal atacada en Arabia Saudí. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Rusia ha ofrecido a los países del Golfo, incluida Arabia Saudí, tanto su experiencia militar como su armamento antimisiles para hacer frente a la amenaza de los ataques con aviones no tripulados o drones, cada vez más utilizados en la región. El último, un ataque atribuido a los rebeldes hutíes en Yemen contra refinerías de petróleo saudí, provocó la suspensión de unos 5,7 millones de crudo al día, la mitad de la producción del reino y casi el 6% del suministro mundial y ha incendiado aún más las tensiones en la región con el rifirrafe entre el presidente estadounidense, Donald Trump, e Irán, a quien acusa de estar detrás del ataque.

Rusia, por su parte, se ha ofrecido a mantener conversaciones con sus socios de Oriente Medio sobre la venta de nuevos sistemas de armas anti-drones. El presidente ruso, Vladímir Putin, señaló que Rusia puede ayudar a Arabia Saudita vendiéndole los sistemas de defensa aérea S-300 y S-400, unos sistemas antimisiles muy superiores a los que actualmente cuenta la monarquía del Golfo.

"Estamos listos para brindar asistencia a Arabia Saudí, y Arabia Saudí debería tomar una sabia decisión de gobierno, como lo hicieron los líderes de Irán al comprar el S-300 y como lo hizo el presidente Erdogan al comprar el último sistema de defensa aérea de Rusia, el S-400", dijo Putin durante una visita oficial en Ankara.

Paralelamente, la compañía exportadora de armas estatal rusa, Rosoboronexport, ha informado que discutirá las ventas de nuevos sistemas de armas anti-drones durante el Salón Aeronáutico de Dubai a fines de noviembre, según declaraciones del director de la compañía Rosoboronexport, Alexander Mikheev a la agencia rusa Interfax.

Las declaraciones no han estado exentas de polémica, pues fue precisamente la compra de este armamento antimisiles por parte de Turquía lo que tensó las relaciones de Estados Unidos y la OTAN con el Gobierno de Erdogan. La Alianza critica que está tecnología no es compatible con la de otros socios de la OTAN, mientras que Washington considera que los S-400 suponen una amenaza para sus cazas de última generación. A EEUU le preocupa que Turquía use los F-35 cerca del S-400 porque estos sistemas podría recopilar y transferir datos que revelasen potenciales vulnerabilidades.

Por ello, la compra de los S-400 por parte de Ankara ha supuesto la suspensión de la venta de los avanzados cazas F-35 a Turquía y Washington ha amenazado incluso con la imposición de sanciones.

Ofrecimiento francés

Por su parte el presidente francés, Emmanuel Macron, ha confirmado al príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salmán, que su país enviará a un grupo de expertos para participar en las investigaciones sobre el origen de los ataques contra la plataforma petrolera Aramco.

"En respuesta a la petición de las autoridades saudíes, el Presidente de la República ha confirmado al príncipe heredero el envío a Arabia Saudí de expertos franceses para participar en las investigaciones sobre el origen y las modalidades de los ataques", indicó el Elíseo en un comunicado esta pasada noche.

Según la nota, los dirigentes mantuvieron una conversación telefónica este martes en la que Macron condenó con firmeza los ataques, y transmitió al saudí la solidaridad de Francia.

Además, Macron reafirmó "el compromiso de Francia en favor de la seguridad de Arabia Saudí" así como "con la estabilidad de la región".

Una decena de drones golpearon el sábado las plataformas de Abqaiq y Khurais, en el este de Arabia Saudí, en un ataque reivindicado por los rebeldes hutíes yemeníes, pero el Gobierno de Estados Unidos acusó desde el primer momento a Irán de estar detrás de los ataques.

Dos días más tarde, el Gobierno saudí informó de que las primeras informaciones apuntan a que el armamento usado en el ataque era iraní y anunció que "el reino va a invitar a expertos internacionales y de la ONU para comprobar la verdad y para que participen en las investigaciones".

El conflicto yemení estalló a finales de 2014 cuando los rebeldes ocuparon Saná y otras provincias del país y expulsaron al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, hoy exiliado en Arabia Saudí.

Riad y sus aliados árabes intervienen militarmente en el conflicto desde marzo de 2015 para tratar de derrotar a los hutíes, apoyados por Irán, y restituir al dirigente exiliado.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios