POCAS AUTOESCUELAS DISPONIBLES

Pocas mujeres al volante en Arabia Saudí un año tras el fin de la prohibición

Las largas esperas para aprender a conducir y obtener el permiso hacen que aún sean pocas las mujeres que conducen su propio vehículo

Foto: Una mujer celebraba el año pasado el fin de la prohibición de conducir para las mujeres. (Reuters)
Una mujer celebraba el año pasado el fin de la prohibición de conducir para las mujeres. (Reuters)

Un año después de que Arabia Saudí permitiera a las mujeres ponerse al volante, las conductoras siguen siendo minoría en las carreteras del reino ultraconservador, donde las contadas autoescuelas designadas para las féminas se han visto desbordadas tras el levantamiento del veto.

Las largas esperas para aprender a conducir y obtener el permiso hacen que aún sean pocas las mujeres que conducen su propio vehículo, pero algunas recurren a clases privadas para acelerar el aprendizaje e, incluso, se atreven a conducir sin carnet.

Así empezó Reem K., una publicista de Riad que se puso al volante en cuanto levantaron la prohibición en junio de 2018, sin esperar a tener el permiso de las autoridades de Tráfico.

La mujer, de 31 años de edad, decidió conducir el vehículo de su marido mientras esperaba que llegara su turno para hacer los trámites necesarios para obtener el carnet, ya que le dieron cita tres meses después de haberlo solicitado.

Por suerte, "los agentes de seguridad vial nunca me pararon y nadie me preguntó por mi licencia", explicó a EFE, asegurando que conoce a otras saudíes que empezaron a usar los vehículos de sus parientes mientras esperaban el carnet.

Gracias a su experiencia, Reem también ofrece clases privadas de conducir: empezó con amigas y compañeras de trabajo, y luego con alumnas desconocidas, lo cual le está reportando además beneficio. "Cobro 150 riales (unos 40 dólares) por hora, es una profesión que ejerzo en mi tiempo libre", detalló.

La Dirección de Tráfico del reino impone una multa de entre 150 y 300 riyales saudíes (entre 40 y 80 dólares) a los conductores que lo hacen sin la documentación requerida. Sin embargo, sin permiso de conducir no se puede ni alquilar ni comprar un coche, y esto también ha limitado de momento que las mujeres se hagan con un vehículo propio.

Las autoridades sólo han habilitado 14 autoescuelas para que las mujeres aprendan a conducir y tramiten su permiso, en un país de más de 32 millones de habitantes. Un empleado de una empresa de alquiler de coches, Fathi al Said, dijo a EFE que "aún pocas mujeres alquilan coches, quizás porque pocas tienen permiso". Su empresa tiene más de 20 sucursales en todo del reino y el pasado mes de mayo alquiló 8 coches a mujeres, frente a 56 vehículos alquilados a hombres.

"Claramente es un porcentaje pequeño, pero prevemos que aumentará en el futuro a medida que aumente la cifra de mujeres que tienen permiso", agregó Al Said, haciéndose eco de las expectativas de un sector económico que también dio la bienvenida al levantamiento de la prohibición de conducir para las mujeres hace un año.

Primerizas

A pesar de las dificultades y los meses de espera, algunas conductoras ya están disfrutando del hecho de poder finalmente ponerse al volante y moverse sin necesidad de estar acompañadas de un varón. Al Anoud al Babtain, una joven de Riad, tuvo que esperar tres meses para que le concedieran una cita para realizar los trámites.

"La cola es larga y el registro requiere tanta espera debido a la gran demanda", explicó esta coordinadora de relaciones públicas en una empresa privada, asegurando que "la autoescuela fue muy útil". "Nunca había conducido por mi cuenta, fue mi primera experiencia, las profesoras fueron hábiles y colaborativas", agregó la chica de 24 años.

Las mujeres mayores de 17 años pueden obtener el permiso de conducir sin contar con la autorización de su padre, hermano, marido o tutor masculino, algo que todavía necesitan para otros trámites administrativos y procedimientos, como viajar al extranjero y casarse.

A pesar de que el reino ha levantado la prohibición de conducir y ha suavizado el sistema de tutoría del hombre sobre la mujer, además de permitir a las ciudadanas tener acceso a los estadios de fútbol y otros lugares hasta ahora vetados, todavía existen muchas restricciones para las saudíes.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios