ONU DENUNCIA UNA EJECUCIÓN DELIBERADA

"Vamos a por ti": la ONU acusa a Arabia Saudí del crimen del periodista Khashoggi

En 100 páginas demoledoras, el análisis de la ONU publicado el miércoles reconstruye mediante grabaciones los últimos momentos de Khashoggi en el interior del consulado saudí en Estambul

Foto: Un cartel con la foto de Jamal Kashoggi. (Reuters)
Un cartel con la foto de Jamal Kashoggi. (Reuters)

Existe "evidencia creíble" de que el príncipe Mohammed bin Salam y otros altos funcionarios saudíes están detrás de la muerte del periodista del 'Washington Post' y crítico de la monarquía Jamal Khashoggi, concluyó un informe forense de Naciones Unidas tras la primera investigación independiente de los hechos.

En 100 páginas demoledoras, el análisis de la ONU publicado el miércoles reconstruye mediante grabaciones los últimos momentos de Khashoggi en el interior del consulado saudí en Estambul, donde fue asesinado en octubre del año pasado . "Vamos a por ti", se escuchó decir a uno de los funcionarios saudíes que se enfrentaron al reportero.

Cuando Khashoggi se negó a cooperar, en los audios se perciben forcejeos y resuellos. La investigadora espcial de la ONU, Agnes Callamard, explica que el análisis de las grabaciones apunta a que el periodista podría haber sido inyectado con algún sedante y luego asfixiado con una bolsa de plástico.

“La conclusión del investigador especial es que el señor Khashoggi ha sido víctima de una ejecución extrajudicial, deliberada y premeditada por la que el estado de Arabia Saudí es responsable bajo las leyes internacionales de derechos humanos", dijo Callamard, calificando la muerte como un "crimen internacional".

Tenemos que llevarte

Este nuevo informe aumenta la presión sobre Riad, que ha negado cualquier conocimiento previo sobre el asesinato de Kahshoggi y alega que se trató de una operación encubierta de la que el heredero del trono no estaba al tanto.

Según la ONU, la investigación previa realizada por Turquía y Arabia Saudí no siguió los procedimientos internacionales para este tipo de casos y considera que las evidencias encontradas son suficientes para reabrir el caso para examinar en profundidad el papel del príncipe y varios funcionarios saudíes de alto nivel.

Khashoggi, de 59 años, residía en Estados Unidos y viajó a Estambul para obtener unos papeles en el consulado que necesitaba para su boda -evitando volar a su país natal por su seguridad-.

Las grabaciones los días previos en el consultado muestran cómo un equipo de agentes saudíes viajaron de Riad a la ciudad turca para recibir al periodista. En una de las conversaciones se escucha a un hombre decir el día previo al asesinato: "Una comisión está viniendo de Arabia Saudí mañana. Tienen algo que hacer en el consulado (...) su trabajo dentro les llevará dos o tres días".

Cuando el periodista llegó al consulado, as las 1315h del 2 de octubre, varios agentes le interrogaron. "Tenemos que llevarte de vuelta (a Arabia Saudí). Hay una orden de la Interpol. La Interpol pide que te llevemos de regreso", se escucha decir a unos de los funcionarios saudíes.

Los agentes trataron de que Khashoggi enviara unos mensajes desde su teléfono, a lo que él se rehusó: "¿Qué debería decir? ¿Te veo pronto? No puedo decir secuestro, así que no escribiré nada". El agente le contestó: "Escríbalo, señor Jamal. Dese prisa y ayúdenos (...) si no nos ayuda ya sabe lo que pasará al final".

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios