en junio de 2018

Las mujeres podrán conducir en Arabia Saudí… pero estas 7 cosas siguen prohibidas

Esta semana se ha anunciado que las mujeres de Arabia Saudí por fin podrán optar a sacarse la licencia para conducir en 2018. Pero aún hay aspectos básicos que les están prohibidos.

Foto: Un mujer conduce un coche en Arabia Saudí durante una protesta de 2013 (Reuters)
Un mujer conduce un coche en Arabia Saudí durante una protesta de 2013 (Reuters)

Arabia Saudí permitirá conducir a las mujeres. Ha sido esta semana cuando el rey Salman ha anunciado la ansiada ley, que se implantará a partir de junio de 2018. De esta forma, las mujeres podrán obtener una licencia que les permitirá sentarse al volante, terminando con una política que se había convertido en un símbolo global de opresión.

Con esta medida los líderes saudíes esperan ayudar a la economía incrementando la participación de las mujeres en el empleo. Muchas mujeres de Arabia Saudí gastan una gran parte de sus sueldos en conductores o bien son sus parientes masculinos quienes tienen que llevarlas a su lugar de trabajo.

Los roles de género en Arabia Saudí están más que marcados y son la base de una enorme discriminación, por lo que no es de extrañar que las mujeres estén celebrando la futura implantación de esta medida en las redes sociales. Todo un éxito y un avance que ya venían peleando y que, ya por fin, han podido festejar:

En 2013, más de 60 activistas se pusieron a los mandos de varios vehículos para protestar por la existencia de esta prohibición en Arabia Saudí. Muchas de ellas fueron paradas por la policía, sin embargo, aseguraron haberse sentido bienvenidas por otros conductores.

“Muchos de los otros coches no se daban cuenta de que éramos mujeres”, contaba a Buzzfeed una joven activista. “Pero uno se paró cuando me vio y tocó la bocina. Me asusté por un momento, pensaba que me iba a atacar, pero sonrió, me saludó y siguió conduciendo”.

Aunque, en su momento, el gobierno saudí amenazó con que las mujeres conductoras sufrirían repercusiones, las activistas aseguraron que finalmente ninguna fue arrestada.

Siempre con el "hombre guardián"

El anuncio de que las mujeres podrán optar dentro de un año a la licencia que les permitirá conducir es una gran noticia. Sin embargo, queda mucho camino por recorrer. Todavía hay algunos aspectos básicos que las mujeres de Arabia Saudí siguen sin poder realizar con normalidad.

  • Viajar sin custodia: las mujeres no pueden ni salir de su casa si no van acompañadas por un mahram, el llamado “hombre guardián” que suele ser alguien de la familia. Para viajar fuera de la ciudad en la que residen necesitan una autorización.
  • Abrir una cuenta bancaria sin permiso de su guardián: del mismo modo, también precisan de una autorización de su guardián o su marido para poder abrir una cuenta en el banco.
  • Bañarse en playas o piscinas públicas: hay playas específicas para mujeres y solo ahí pueden darse un baño. En los hoteles de lujo, por ejemplo, los gimnasios y piscinas son exclusivos para los hombres.
  • Entrar en un cementerio: al igual que las playas o piscinas, los cementerios saudíes están reservados solo para los hombres.
  • Trabajar en espacios compartidos con hombres: las mujeres tienen que relacionarse lo más mínimo con hombres que no formen parte de su familia. En los edificios públicos, hay entradas diferenciadas para hombres y mujeres.
  • Probarse ropa en las tiendas: tampoco pueden probarse la ropa durante sus compras. Hasta enero de 2012, además, todos los empleados de las tiendas eran hombres. Solo tras una revuelta de mujeres se empezó a exigir que fueran empleadas.
  • Mostrar cualquier parte del cuerpo: salvo la cara y las manos, las mujeres de Arabia Saudí deben seguir un código de vestir estricto. La mayoría deben llevar una túnica negra y un velo que solo deja al descubierto el rostro.
Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios