MIDE 1,7 MILLONES DE KILÓMETROS CUADRADOS

El ambicioso plan para acabar con la 'isla de basura', la nación de plástico del mar

Una increíble isla de residuos plásticos en medio del océano Pacífico sigue creciendo con el paso de los años: ahora, la intención es conseguir reducir su tamaño a la mitad en cinco años

Foto: El ambicioso plan para acabar con la 'isla de basura', la nación de plástico del mar. (EFE)
El ambicioso plan para acabar con la 'isla de basura', la nación de plástico del mar. (EFE)

El plástico se ha convertido en la gran lacra de nuestros océanos. Buena parte de los residuos que generamos los seres humanos van a parar al mar, donde acaban con la fauna y flora que encuentran a su paso, provocando un impacto medioambiental de graves consecuencias. Y la 'isla de basura' es su máximo exponente, una mancha flotante en mitad del océano Pacífico llena de desechos que llega a ocupar 1,7 millones de kilómetros cuadrados. Ahora, tratarán de eliminarla.

The Ocean Clenup es un proyecto que lucha por acabar con los residuos plásticos en el mar, razón por la que han decidido poner en marcha un barco contra los desechos. Se trata de una pequeña nave flotante, completamente sostenible, que cuenta con una gran barrera en forma de U en su parte delantera, que mide unos tres metros de longitud. La idea es ir navegando y recolectando los restos plásticos para, después, llevarlos a un segundo barco encargado de su reciclaje.

La intención es conseguir limpiar el mayor basurero flotante del mundo. Fue descubierto en 1985 y, desde entonces, se han llevado a cabo diferentes iniciativas para eliminarlo, aunque sin demasiado éxito. El principal problema es que solemos imaginar que se trata de grandes restos, como botellas, vasos o envases de todo tipo, pero nada más lejos de la realidad: son pequeños desechos de escasos centímetros, que complican la limpieza y su retirada.

La 'isla de basura' esta localizada entre California y Hawái, y ya el pasado año se intentó retirar, aunque con poco éxito. En septiembre de 2018, este mismo barco tenía el objetivo de retirar todos los restos posibles, pero la meteorología le tenía reservada una jugarreta al proyecto. Pese a estar navegando durante cerca de cuatro meses, un temporal provocó graves daños en el barco, que tuvo que ser remolcado. Tras cuatro meses de reparaciones, vuelve al mar para luchar contra el plástico.

Se trata de un barco de unos 600 metros de eslora, que cuenta en la parte delantera con una barrera en forma de U similar a la de un 'bulldozer', cuyo objetivo es hacerse con el mayor número de restos plásticos posible. Tanto los sensores como las luces y las cámaras con las que cuenta funcionan con energía solar, y la idea es sencilla: recolectar los residuos, almacenarlos y, cada varios meses, dárselos a un barco de apoyo que los lleva a tierra firme para ser reciclados.

Se calcula que puede haber, aproximadamente, unos tres billones de pequeñas piezas de plástico en la 'isla de basura', con la intención de haber conseguido reducir a la mitad la cantidad de basura de cara a 2024. Apoyando este barco, la idea de The Ocean Cleanup es poder desplegar antes del próximo año 60 barreras flotantes en el mar, con el objetivo de conseguir controlar una posible nueva contaminación y evitar que se siga desplegando por el mar.

La 'isla de basura' es el mayor vertedero que podemos encontrar en el mar. La estimación aproximada de su tamaño es de 1,7 millones de kilómetros cuadrados. Su formación se debe a las corrientes del giro del Pacífico Norte, que termina por llevar los restos a un lugar común. Al tratarse del lugar del mundo con los niveles más altos de partículas plásticas suspendidas en el agua, es fundamental atacar su limpieza. Ahora, el barco de The Ocean Cleanup es nuestra gran esperanza.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios