escalada de la política de represión

Miedo y ejecuciones en Venezuela: la represión "repulsiva" que denuncia Amnistía

Amnistía Internacional ha emitido un informe en el que apunta a la represión de Nicolás Maduro, ejecutando a personas y deteniendo arbitrariamente a 770 antichavistas

Foto: Los opositores se enfrentan contra las fuerzas de seguridad durante las protestas en Caracas. (Reuters)
Los opositores se enfrentan contra las fuerzas de seguridad durante las protestas en Caracas. (Reuters)

Ejecución, fuerza excesiva y detención arbitraria de cientos de personas, incluyendo adolescentes. Amnistía Internacional ha presentado un informe demoledor sobre la situación en Venezuela de los días 21 y 25 de enero de 2019, donde miles de opositores se manifestaron contra el gobierno de Nicolás Maduro y fueron castigados por las fuerzas del régimen.

Varios grupos armados prochavistas, según explica Amnistía Internacional (conocidos como "colectivos) tomaron represalias contra los manifestantes que salieron a las calles exigiendo un cambio de gobierno. En esos cinco días de enero al menos 41 personas fallecieron, todas por heridas de fuego. Además, más de 900 personas fueron detenidas sin motivo alguno.

Las concentraciones, que tuvieron su punto álgido en las dos últimas semanas de enero y que se han reproducido con menor intensidad desde entonces, pedían elecciones y el fin del gobierno chavista. La publicación del informe por parte de Amnistía se produce a escasos días del día clave, el sábado: Guaidó intentará que la ayuda humanitaria de Estados Unidos entre al país, pese a que el ejército, aún leal a Maduro, ha dicho que lo impedirá.

"La estrategia de control social que tratan de imponer las autoridades de Nicolás Maduro a través del miedo y el castigo contra quienes exigen un cambio, es repulsiva. Su gobierno se está ensañando con la gente más empobrecida que dice defender, pero que luego asesina, detiene y amenaza", explica Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

"La estrategia de control que imponen las autoridades de Maduro a través del miedo contra quienes exigen un cambio es repulsiva"

En el informe presentado, explican que la Policía Nacional Bolivariana (PNB) llevaron a cabo ejecuciones extrajudiciales selectivas "como método de control social" contra cualquier persona que se encontraba en dichas manifestaciones, principalmente de sus Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), contra personas que participaron de alguna forma en las protestas. De hecho, el día 23 de enero se reportaron 770 detenciones arbitrarias.

"Como hemos visto muchas veces en Venezuela, las autoridades intentan hacer creer que las personas que murieron durante los días de protestas, principalmente jóvenes de zonas de escasos recursos, eran delincuentes. Su único crimen fue atreverse a pedir un cambio y exigir una vida digna".

También narran el caso concreto de Luis Enrique Ramos Suárez, un hombre de 29 años que fue ejecutado el 24 de enero en la ciudad de Carora. Amnistía relata cómo las propias fuerzas armadas ocultaron y manipularon el caso, golpearon a toda la familia y trasladaron a Luis Enrique en un convoy para, posteriormente, pegarle dos tiros en el pecho a dos kilómetros de su casa.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios