allí murió un detenido

Australia reabre la polémica 'isla cárcel' de Navidad, cerrada en 2018

Una familia iraní que pasó por el centro de la isla de Navidad tuvo que ser indemnizada por el Gobierno australiano por las experiencias traumatizantes que vivió durante su detención

Foto: El centro de detención australiano en la isla de Navidad cerró en 2018 (Reuters)
El centro de detención australiano en la isla de Navidad cerró en 2018 (Reuters)

Los centros de detención que Australia tiene fuera de sus fronteras han sido siempre objeto de polémica. En 2017 el Gobierno australiano cerró el de la isla de Manus, un centro para solicitantes de asilo donde se habían denunciado numerosos casos de abusos sexuales y automutilaciones y que afectaba de manera indirecta a la constructora española Ferrovial, que había adquirido al grupo que proporcionaba los servicios a este tipo de centros; el año pasado, varios niños intentaron suicidarse en el centro de la isla de Nauru, cerrado en 2008 y reabierto desde 2012. Ahora, es el turno del centro de la isla de Navidad, cerrado hace apenas unos meses y que el Ejecutivo ha decidido reabrir próximamente.

El primer ministro, Scott Morrison, ha tomado esta decisión después de que el Parlamento federal aprobara (por 36 votos a favor frente a 34 en contra) una nueva ley que acelera las evacuaciones médicas en los centros de solicitantes de asilo, Morrison se había manifestado en contra de esta regulación, ante el temor de que estos cambios reactiven la trata de personas y provoquen un incremento en la afluencia de barcos de inmigrantes hacia Australia. "Mi papel ahora es garantizar que los barcos no lleguen", dijo después de que se aprobara la norma a los medios australianos.

Manifestación en Sídney solicitando el cierre de las 'islas prisión' australianas (Reuters)
Manifestación en Sídney solicitando el cierre de las 'islas prisión' australianas (Reuters)

La decisión del Gobierno de reabrir este centro no ha caído bien en la propia isla. Autoridades de la isla de Navidad aseguran que se trata de una "reacción instintiva" y sostienen que el centro no está equipado correctamente para atender a solicitantes con problemas de salud, tal y como sostienen desde la cadena australiana ABC. Aun así, el objetivo de Morrison es revertir estas leyes si la Coalición Liberal vuelve a ser elegida en la votación del próximo mes de mayo.

El ministro de Inmigración 'en la sombra', Shayne Neumann, que ha definido la reapertura de la 'isla cárcel' de Navidad como "ridícula", asegura que se trata de una "respuesta histérica de un primer ministro desesperado y deshonesto". Este centro ha sido escenario de muchos problemas, que van desde disturbios hasta la muerte de varias personas que allí estaban confinadas. En 2015 falleció un kurdo iraní que se encontraba en el centro a pesar de que el propio Gobierno australiano había reconocido que se trataba de un refugiado que necesitaba la protección del Gobierno. Además, han sido varias las denuncias por malos tratos en el centro, tanto que el año pasado una familia iraní fue indemnizada con 100.000 dólares australianos (cerca de 63.000 euros) por las "experiencias traumáticas que sufrieron y de las que fueron testigos" en el centro. La familia asegura que estuvo expuesta a numerosos "estresantes psiquiátricos" y que llegaron a ver cómo detenidos se autolesionaban e intentaban suicidarse.

¿Cómo funcionan estas 'islas cárcel'?

Durante los últimos años, el Gobierno de Australia ha estado enviando a las islas de Manus, Nauru y Navidad, en diferentes fases, a los inmigrantes llegados al país. Hasta 2008 eran confinados en un centro ubicado en la isla de Navidad, ubicada a unos 2.600 kilómetros de Australia y a 300 kilómetros al sur de Indonesia. La ONU viene criticando desde hace años la política de detención del Ejecutivo australiano, que califica de "inhumana", pero el país insiste en que es la única manera de frenar el tráfico de seres humanos y que es una manera de salvar vidas.

Estos centros fueron creados a principios de los años 2000 en el marco de la denominada 'Solución Pacífica', un paquete de reformas migratorias aprobadas por el entonces primer ministro, John Howard, que permitía la interceptación de embarcacionesprocedentes de diferentes países, principalmente del sudeste asiático, que trataban de llegar a Australia. El Ejecutivo redefinió lo que era el área de territorio australiano en el que se podría desembarcar y donde se podía solicitar legítimamente asilo —la 'zona de migraciones'—, por lo que toda persona interceptada en el mar era trasladada a terceros países para que se procesase esa solicitud.

El objetivo de esta medida era frenar la llegada de inmigrantes a suelo australiano, lanzando el mensaje de que incluso llegando al país no sería fácil solicitar asilo de forma legal. No obstante, los australianos han celebrado multitud de protestas para pedir que se detenga esta forma de actuar y se cierren los centros. El año pasado, diferentes organismos denunciaron la situación particular del centro de Nauru, que no cuenta con instalaciones de cuidado de la salud mental que sí existen en Australia, y donde se habían dado varios casos de intentos de suicidio y autolesión entre menores de edad.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios