destaca la situación de más de cien presos

Una comisión disidente denuncia 144 detenciones políticas en Cuba en enero

Es la cifra más baja de los últimos meses y generalmente son arrestos de poca duración, pero sigue siendo una realidad, según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional

Foto: Una integrante del grupo disidente Damas de Blanco es detenida en 2016. (Reuters)
Una integrante del grupo disidente "Damas de Blanco" es detenida en 2016. (Reuters)

La disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) contabilizó durante el pasado mes de enero 144 detenciones por motivos políticos en Cuba, la cifra más baja de los últimos meses y generalmente de corta duración, según un informe difundido este lunes. El primer documento en 2019 de la Comisión, única organización opositora que analiza mensualmente la situación de la represión en la isla, señala que la cifra de arrestos de enero fue "inferior" a los 176 casos de diciembre pasado y también representa menos de la mitad de los casos contabilizados en enero del 2018.

Asimismo indica que en el periodo documentó "21 casos de hostigamiento y 4 agresiones físicas", que atribuye a acciones de la policía política. La CCDHRN también se muestra "muy preocupada" por el prolongado internamiento del opositor Eduardo Cardet, coordinador general del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), quien debió ser excarcelado de manera anticipada hace meses.

Cardet, nacido en 1968 y médico de profesión, fue detenido en noviembre de 2016, cinco días después de la muerte de Fidel Castro, acusado de un delito de atentado contra la autoridad y condenado a tres años de cárcel en marzo de 2017. Este opositor encabeza el MCL desde la muerte de Oswaldo Payá en julio de 2012 en un accidente de tráfico que su familia cree que fue provocado.

La denuncia de la Comisión se refiere además a la precaria situación carcelaria de más de cien prisioneros políticos y cita particularmente el caso de Hugo Damián Prieto Blanco, quien "sufre de diversas dolencias en su sistema digestivo, contraídas en diversos internamientos". El Gobierno cubano no reconoce a la disidencia interna al considerar a sus activistas "contrarrevolucionarios" o "mercenarios" al servicio de intereses extranjeros, niega que en las cárceles de la isla existan presos políticos y sostiene que se trata de delincuentes comunes.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios