UNA VIOLACIÓN QUE CONMOCIONA A EEUU

Pruebas de ADN para hallar al hombre que embarazó a una mujer en estado vegetativo

Una mujer en estado vegetativo desde hace más de diez años dio a luz el pasado 29 de diciembre a un niño completamente sano: ahora, las autoridades buscan al violador

Foto: Una violación que conmociona a EEUU. (CC/Max Pixel)
Una violación que conmociona a EEUU. (CC/Max Pixel)

Conmoción en Estados Unidos por el insólito caso ocurrido en Phoenix (Arizona). Desde hace una década, una joven mujer en estado vegetativo se encontraba ingresada en una clínica privada después de que sufriera un accidente por el que estuvo a punto de morir ahogada. El pasado 29 de diciembre, su cuerpo empezó a temblar de manera descontrolada, ante lo que el personal médico no podía dar crédito de lo que estaba pasando: estaba dando a luz. Ahora, la policía busca respuestas.

Cuando esta joven, cuyo nombre no se ha hecho público, comenzó con la dinámica de parto, el personal médico se quedó estupefacto, pues ante lo que estaba pasando solo existía una respuesta: había sido violada y se había quedado embarazada. En su estado vegetitativo, era imposible que hubiera podido dar su consentimiento a una relación sexual, por lo que el caso era evidente. Ahora, las autoridades están tratando de esclarecer lo sucedido y de descubrir al responsable del abuso sexual.

Según indicaron varios trabajadores del centro ante las preguntas de las autoridades, nadie se había percatado de que esta mujer se encontraba embarazada. De hecho, uno de los pequeños milagros que se produjo tiene que ver precisamente con esta situación, pues ni el niño ni la madre fueron monitorizadas en ningún momento durante los nueve meses del embarazo y el pequeño ha nacido completamente sano, ante el asombro del personal médico.

La policía de Phoenix ha abierto una investigación criminal para tratar de entender lo sucedido. Para ello, lo primero que ha hecho ha sido pedir formalmente una prueba de ADN a todos los hombres que trabajan en el hospital, desde médicos y enfermeros a encargados del mantenimiento y la limpieza. Tomando una muestra de la mujer, la intención es compararla con todos los empleados para tratar de ir descartando posibles culpables.

Si después de estas primeras pruebas no se encontrara al resposable de la violación, la policía abriría el abanico de su investigación, donde las siguientes en ser investigados serían sus familiares más cercanos, el resto de pacientes e, incluso, los familiares de estos que hubieran acudido al centro en las fechas en las que pudo quedarse embarazada. Hacienda HealthCae, la empresa que gestiona la clínica, quiere llegar hasta el fondo del asunto.

"No aceptaremos nada más que una explicación completa de esta situación absolutamente horripilante, un caso sin precedentes que ha devastado a todos los implicados, desde la víctima y su familia hasta el personal de Hacienda HealthCare en cada uno de los niveles de nuestra organización", asegura la empresa en un comunicado. A raíz de los hechos, Bill Timmons, el consejero delegado de la compañía desde hace casi tres décadas, ha presentado su dimisión.

Desde que se conocieran los hechos, la clínica ha decidido llevar a cabo un cambio en sus protocolos de actuación. Desde ahora y hasta que se esclarezcan los hechos, ningún trabajador hombre podrá entrar solo a una habitación ocupada por una mujer, teniendo que ir siempre acompañado de personal femenino. La policía continúa investigando para tratar de encontrar quién fue el responsable de violar a esta joven en estado vegetativo desde hace diez años.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios