Los más duros del partido de May impulsan que se someta a una moción de confianza
  1. Mundo
la 'premier' está realmente en peligro

Los más duros del partido de May impulsan que se someta a una moción de confianza

El diputado Jacob Rees-Mogg informó de que enviará una carta con esta solicitud al presidente del grupo parlamentario del Partido Conservador, Graham Brady

Foto: La primera ministra británica, Theresa May. (EFE)
La primera ministra británica, Theresa May. (EFE)

Ha llegado la hora de la verdad. El puesto de Theresa May como primera ministra británica está realmente en peligro. Tras prácticamente un año de amenazas, los "Brexiteers" parecen estar dispuestos finalmente a pasar a la acción. En medio de la gran tormenta política que se vive este jueves en Westminster por el acuerdo del Brexit, el influyente Jacob Rees-Mogg, líder del grupo ERG -que aglutina al núcleo duro de los tories euroescépticos- ha presentado su carta para forzar la salida de May.

Se trata de un movimiento tremendamente importante que en las próximas horas puede desencadenar una moción de censura contra la que es aún hoy líder 'tory'. Tal y como funcionan las reglas del Partido Conservador, para forzar una moción de confianza, el 15% de los diputados deben enviar una carta de solicitud formal a Sir Graham Brady, presidente del Comité 1922, que representa a los 'tories' sin cartera.

Foto: Dominic Raab, ministro del Brexit del Gobierno de May hasta este jueves. (Reuters)

Se necesitan 48 cartas y se da prácticamente por hecho que se obtendrán si Rees-Mogg se ha tomado las molestias de hacer tanto ruido y convocar incluso rueda de prensa en Westminster. El líder euroescéptico ha descartado que tenga una ambición personal por convertirse en el próximo líder. Sin embargo, en caso de que finamente haya primarias en esta novela dramática, hay muchos diputados que llevan maquinando desde hace meses la posibilidad de poner a Boris Johnson como primer ministro y Rees-Mogg como su ministro de Economía.

Cuando en la rueda de prensa le han preguntado sobre quién podría ser el próximo líder conservador, el euroescéptico -que parece sacado del Siglo XVIII- ha señalado a Boris entre sus primeras opciones.

En cualquier caso, si finamente se reúnen las 48 cartas y finalmente se activa moción de confianza, no implica directamente primarias. Primero habría una votación. A May le bastaría el apoyo de 158 de sus 317 diputados, y si sobrevive se garantiza un año sin más desafíos. En definitiva, los rebeldes tienen que jugar muy bien sus cartas y si activan el proceso es porque ven posibilidades de ganarlo. La 'premier' siempre ha dicho que, llegado el momento, con ganar por un voto le bastaría, pero está claro que su legitimidad quedaría más cuestionada que nunca.

Foto: Jacob Rees-Mogg a su llegada a una conferencia del Partido Conservador en Manchester. (Reuters)

En caso de que May perdiera, se activarían una primarias a no ser que antes dos tercios de la Cámara de los Comunes fuercen elecciones generales anticipadas. Si finalmente hay batalla por el liderazgo en el Partido Conservador, cada candidato debe ser nominado por el 15% de los diputados y hay votaciones sucesivas hasta que sólo queden dos nombres que son los que se presentan a los afiliados y miembros del partido para que voten.

Boris Johnson es muy popular entre las bases pero cuenta con muchos enemigos entre los diputados, por lo que tiene complejo conseguir primero su nominación. En cualquier caso, ya no se descarta nada a día de hoy en Westminster.

Brexit Theresa May
El redactor recomienda