y los ministros para irlanda del norte y trabajo

Duro golpe para May: dimite Raab, ministro para el Brexit, tras el acuerdo con la UE

Tras más de cinco horas de intensa reunión, May anunció el miércoles por la noche que sus ministros daban luz verde al extenso documento de 500 páginas. Pero la ruptura es total

Foto: Dominic Raab, ministro del Brexit del Gobierno de May hasta este jueves. (Reuters)
Dominic Raab, ministro del Brexit del Gobierno de May hasta este jueves. (Reuters)

Poco ha durado la tranquilidad en Downing Street. Tras más de cinco horas de intensa reunión, Theresa May, la líder 'tory', anunciaba la noche del miércoles que sus ministros daban luz verde al extenso documento de más de 500 páginas y la declaración política de cinco folios sobre el Brexit y las futuras relaciones con el bloque, una declaración que ha tenido graves consecuencias pocas horas después: seis dimisiones, cuatro de ellas de sus ministros.

El ministro del Brexit, el euroescéptico Dominic Raab, es la principal figura que ha presentado este jueves su dimisión, apenas 12 horas después de que el Gabinete de Theresa May aceptara el acuerdo de divorcio que los negociadores británicos y comunitarios cerraron el martes a nivel técnico.

"No puedo en conciencia apoyar los términos propuestos para nuestro acuerdo con la UE", afirmó en Twitter, donde expresa también su "respeto" por la jefa del Gobierno conservador. Raab, que accedió al puesto tras la dimisión de David Davis el pasado julio, se ocupó del último tramo de las negociaciones con la Comisión Europea, y hasta ahora había apoyado el plan gubernamental.

[Galería | Espantada en el Gobierno de May: todas las dimisiones]

En su carta de dimisión a May, el político conservador, que apoyó el Brexit en el referéndum de 2016, dice que no puede secundar el acuerdo por dos razones. Primero, "porque el régimen regulatorio propuesto para Irlanda del Norte plantea una amenaza muy real para la integridad del Reino Unido", explica. En segundo lugar, no puede "aceptar" que la cláusula de seguridad para evitar una frontera en Irlanda sea "indefinida", y en la que la UE "tiene un veto" sobre la capacidad del Reino Unido de rescindirla.

Otro de los que han dimitido ha sido el secretario de Estado para Irlanda del Norte del Gobierno británico, Shailesh Vara, por desacuerdos con el borrador del Brexit. Vara dijo que el acuerdo preliminar consensuado con Bruselas por May "deja al Reino Unido a medio camino, sin límite de tiempo para cuándo el país se convertirá finalmente en un Estado soberano".

"Somos una nación orgullosa y es un día triste cuando nos vemos reducidos a obedecer las normas hechas por otros países que han demostrado que no velan por nuestros intereses", señala en un comunicado difundido en una red social. "Podemos y debemos hacerlo mejor. La gente del Reino Unido se merece algo mejor que esto", afirma.

Poco después dimitía también la ministra británica de Trabajo y Pensiones, Esther McVey, por desacuerdos con el borrador de Brexit consensuado por la primera ministra. McVey dijo en su cuenta de Twitter que el acuerdo preliminar pactado con Bruselas "no honra los resultados del referéndum" del 23 de junio de 2016, en que un 52% frente a un 48% de los británicos apoyó salir de la Unión Europea (UE).

"Tampoco cumple con los parámetros que usted [May] expuso al inicio de su mandato", afirmó la diputada por la circunscripción inglesa de Tatton. Según McVey, el acuerdo preliminar no cumple con las promesas del Gobierno de negociar un Brexit que devuelva "el control sobre el dinero, las fronteras y las leyes" y permita formular una política comercial "independiente".

Más dimisiones en el Gabinete

Otra de las salidas del Ejecutivo ha sido la de Suella Braverman, la secretaria de Estado del Brexit. Según la política, el 'backstop', una cláusula que obligaría a que Irlanda del Norte se mantenga integrada en las estructuras comunitarias para evitar establecer una aduana, no es el Brexit por el que votaron los ciudadanos.

"No es lo que votaron los británicos en 2016 y es una traición", escribió la política, que aseguró que es un mecanismo que pondrá en peligro la unión del Reino Unido porque la provincia norirlandesa tendrá "un régimen regulatorio distinto" al resto del país. Aunque reconoció que comprende que en una negociación hay que hacer "concesiones", consideró que estas han sido demasiadas y que ya no respetan la voluntad del pueblo británico de abandonar la UE.

También ha dejado su cargo la secretaria de Estado para la Educación, Anne-Marie Trevelyan, quien asegura haber presentado "con tristeza" su carta de renuncia tras los acuerdos alcanzados por el Brexit.

"He luchado durante meses para brindarle [a May] mi apoyo en el Brexit, mientras luchaba en las negociaciones públicas más difíciles para encontrar una nueva relación con la UE antes de que nos vayamos el próximo año. Ahora me queda claro que las negociaciones se han construido en el Reino Unido para apaciguar a la UE y nos hemos dejado llevar a un acuerdo que es inaceptable para los 17,4 millones de votantes que nos pidieron que nos alejáramos de la UE", confirma.

La sexta dimisión del día es la de Ranil Jayawardena, subsecretario de Trabajo y Pensiones que, hasta la fecha, estaba a las órdenes de la también dimitida McVey, en contra de las consecuencias que tendrán los acuerdos firmados este miércoles por el Brexit.

También ha presentado su dimisión este jueves por la tarde el vicepresidente del Partido Conservador Rehman Chishti, quien afirmó en su misiva de renuncia al cargo que está "decepcionado" por la falta de "liderazgo" del Ejecutivo y adujo que no puede apoyar un pacto que va en contra del manifiesto conservador.

¿Qué implicaciones tiene esto ahora? No cabe duda de que estas dimisiones suponen un gran varapalo para la 'premier'. En cualquier caso, cuando el pasado mes de julio David Davis y Boris Johnson renunciaron como ministros del Brexit y de Exteriores, respectivamente, en rechazo al Plan de Chequers —en que la líder 'tory' exponía las líneas de las futuras relaciones con el bloque—, las negociaciones siguieron su curso.

En definitiva, May siempre parece tocada…. Pero hasta ahora no acaban de hundirla. A nivel de imagen, las dimisiones en el Gabinete pueden deteriorar aún más su liderazgo. Y no se descarta que sigan sucediéndose en las próximas horas. Pero, técnicamente, la batalla real está ahora en Westminster.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios