turquía: "riad planificó el asesinato"

Un implicado en el asesinato de Khashoggi llamó varias veces al heredero de Arabia

Uno de los agentes saudíes que se encontraban en el consulado cuando Khashoggi fue asesinado se puso en contacto varias veces con la oficina del príncipe heredero Mohamed bin Salman

Foto: Una imagen muestra a Jamal Khashoggi abandonando su residencia para ir al consulado saudí en Estambul. (Reuters)
Una imagen muestra a Jamal Khashoggi abandonando su residencia para ir al consulado saudí en Estambul. (Reuters)

Uno de los agentes saudíes que se encontraban en el consulado de su país en Estambul cuando el periodista Jamal Khashoggi fue asesinado se puso en contacto varias veces con la oficina del príncipe heredero Mohamed bin Salman, según el diario turco progubernamental 'Yeni Safak'. Maher Abdolaziz Mutreb, un miembro del equipo de seguridad de Bin Salman, llamó por teléfono móvil cuatro veces al jefe del gabinete del príncipe heredero de Arabia Saudí desde el consulado.

[ACTUALIZACIÓN: Erdogan habla sobre el asesinato del periodista saudí: "Sabemos con certeza que fue asesinado en el consulado"]

"Bedr el Asakir, director de la oficina del príncipe heredero, recibió cuatro llamadas de Maher Abdolaziz Mutreb hechas con un teléfono móvil desde el despacho del cónsul en el consulado de Estambul después del terrible asesinato", asegura el 'Yeni Safak', que añade que hubo otra llamada con destino a un número localizado en EEUU.

Mutreb es uno de los acompañantes habituales del heredero saudí en sus viajes al extranjero. De hecho, estuvo presente durante la visita de Mohamed bin Salman a España la pasada primavera, en el marco de su gira mundial para captar inversiones. Se cree que Mutreb trabajó durante dos años en la embajada saudí en Londres: un documento del Gobierno británico difundido en 2007 le define como “primer secretario”.

El agente sería coronel de Inteligencia, según una fuente saudí citada por la cadena CNN. Diversas imágenes muestran que viajó con el príncipe heredero al menos en tres ocasiones desde marzo de 2018, lo que sugiere que ocupa una posición relevante en el equipo de seguridad de Bin Salman. Llegó a Estambul el 2 de octubre en un avión privado, junto al forense Salah Muhammed Tubaigy, una figura clave en el caso, y se hospedó en el hotel Mövenpick.

Turquía: "Riad planificó el asesinato"

Mientras, el portavoz del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) turco, la formación de Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que el asesinato del periodista saudí fue "planificado" por las autoridades del Reino. Contradiciendo la versión oficial ofrecida por Riad, Ömer Çelik ha afirmado que la muerte de Khashoggi "fue planificada de manera brutal, y se hicieron enormes esfuerzos para ocultarlo; estamos ante esa situación". "Esperamos que los resultados [de la investigación] saldrán a la luz, se castigará a los responsables. Descubrir lo que ocurrió, sea lo que sea, es una cuestión de honor para nosotros", concluyó el portavoz del AKP, el partido islamista que gobierna Turquía desde 2002.

Ha surgido una nueva pista en la investigación: un coche con matrícula diplomática abandonado en un aparcamiento de Estambul

Poco después de sus declaraciones ha surgido una nueva pista en la investigación: el hallazgo de un coche con matrícula diplomática abandonado en un aparcamiento de Estambul. Se trata de un Mercedes negro que supuestamente pertenece al consulado saudí que lleva 14 días en un aparcamiento subterráneo del barrio de Sultangazi, que está a unos 12 kilómetros de la legación. Según informa la cadena NTV, en el interior del vehículo se pudo ver una bolsa.

Tras semanas de silencio, Arabia Saudí confirmó este fin de semana la muerte de Khashoggi en la legación diplomática, aunque dando dos versiones diferentes en 48 horas. La primera explicación la ofreció el fiscal general de Arabia Saudí a última hora del sábado, cuando confirmó que hubo una "discusión" en el consulado entre Khashoggi y varios agentes, pero que el periodista salió "sano y salvo" del edificio. Más tarde se supo que la discusión "derivó en una pelea a puñetazos que se saldó con su muerte".

Solo unas horas después, un funcionario del Gobierno saudí atribuyó la muerte del periodista a un estrangulamiento. Según esta versión, un equipo de 15 personas interceptó dentro del consulado a Khashoggi e intentó convencerle para que regresara a Arabia Saudí. El periodista entró en pánico y comenzó a gritar. Durante la intervención de los agentes, que intentaron atarle, según la versión saudí, Khashoggi murió.

Un doble para ocultar la muerte

Por otra parte, un vídeo difundido por la CNN muestra que el Gobierno de Arabia Saudí intentó ocultar la desaparición de Khashoggi con una persona vestida como el periodista abandonando el edificio. En las imágenes se puede observar a uno de los funcionarios saudíes que formaban parte del equipo de 15 agentes abandonando el consulado vestido con las ropas del columnista del 'Washington Post'.

Este supuesto montaje tenía como objetivo defender que el periodista abandonó el consulado sin problemas aunque, más allá de la vestimenta, el individuo que sale del edificio es claramente otra persona. En un plano frontal, se ve con claridad el rostro del sospechoso. Las imágenes proceden de diversas cámaras de seguridad situadas en los aledaños de la legación. El sospechoso, según la cadena de noticias, es Mustafa al-Madani y sería uno de los miembros del equipo de 15 agentes saudíes que llegó a Estambul en dos aviones y visitó el consulado del país árabe el mismo día en que Khashoggi fue visto por última vez entrando en la legación.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios