pide aclaraciones al gobierno para el lunes

Bruselas ve "riesgo de cierto desvío" en el presupuesto español

"Sobre la base de la información limitada disponible, no podemos excluir un riesgo de cierto desvío del esfuerzo requerido". Así se lo ha transmitido la Comisión

Foto: Pedro Sánchez conversa con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. (EFE)
Pedro Sánchez conversa con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. (EFE)

"Sobre la base de la información limitada disponible, no podemos excluir un riesgo de cierto desvío del esfuerzo requerido". Así se lo ha transmitido la Comisión Europea al Gobierno de Pedro Sánchez, tras un primer vistazo al proyecto presupuestario enviado a Bruselas este lunes. En una carta, que varios miembros del Ejecutivo han reconocido que esperaban, la Comisión cuestiona también el hecho de que las cuentas no hayan sido aprobadas aún en el Parlamento, por lo que le pide que acelere los trámites.

La Comisión no solo quiere que el borrador cuente con el membrete parlamentario, que Bruselas quiere que se le envíe "tan pronto como sea posible", sino también que el Ejecutivo le informe de "cualquier acontecimiento fiscal o decisiones que sean tomadas en las próximas semanas" durante este proceso. El diablo está en los detalles, y la Comisión, encargada de vigilar el cumplimiento de las normas de disciplina fiscal, lo sabe. Por ello, pide al Gobierno que envíe más aclaraciones, porque el actual borrador "no ofrece una imagen completa de las medidas planeadas". Y pone fecha para ello: este lunes, como muy tarde.

Las cartas de este tipo se envían cuando, tras un primer análisis a las cuentas, se concluye que hay un "riesgo serio de incumplimiento" de las normas comunitarias. Bruselas cree que, en efecto, existe ese "riesgo", por lo que pide más información al Gobierno para asegurarse de que los números cuadran. Todo, pese a que Sánchez ha insistido en que el mensaje que le transmitió el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante su encuentro el miércoles, es que Bruselas tenía una sensación "positiva".

Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos, se ha desplazado a Italia. (EFE)
Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos, se ha desplazado a Italia. (EFE)

La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha restado también importancia al asunto, al asegurar que es "lo normal" es que la Comisión Europea —institución en la que trabajaba antes dirigir el Ministerio— envíe una carta al Gobierno de este tipo. Sí es cierto, y la Comisión se ha esforzado en mostrarlo con pequeños gestos, que el aviso que ha recibido España no tiene nada que ver con el enviado a Italia. Su presupuesto sí que preocupa profundamente a la Unión Europea, después de que el gobierno de La Liga y Cinco Estrellas haya decidido apostar por el gasto público y elevar el déficit, con una deuda pública del 131%.

Marca distancias con Italia

Es significativo que el mensaje a Italia, que advertía de un "desvío sin precedentes", fuera enviado por separado, este jueves, coincidiendo con la presencia de todos los líderes europeos en Bruselas. En cambio, las cinco restantes —la de España, Bélgica, Francia, Eslovenia y Portugal— han sido publicadas el viernes, cerca de las 19:00h, cuando ya se ha dado carpetazo a la actividad política y económica de la semana. También llama la atención que la misiva española ha sido firmada por un director general, en lugar de el vicepresidente del euro, Valdis Dombrovskis, y el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, como en el caso italiano.

La cuestión italiana es tan seria que Moscovici se ha desplazado en persona a Roma para entregar la carta al ministro de Economía italiano, Giuseppe Tria, y tener la oportunidad de mandar un mensaje de firmeza, pero también de cercanía ante las más que previsibles negativas del Ejecutivo de La Lega y Cinco Estrellas a cambiar sus cuentas. En cambio, la carta a España no ha sido dirigida a una ministra, sino a un secretario de Estado, con lo que se busca dar una impresión de que el diálogo no va más allá de las cuestiones técnicas. De hecho, Economía ha recalcado rápidamente este punto. "Se trata de un documento técnico en el que se requiere determinada información con el fin de facilitar el análisis de los servicios de la Comisión", apunta el ministerio.

No obstante, España es el único país europeo al que la Comisión Europea mantiene abierto un procedimiento por acumular un déficit excesivo y, aunque se espera que este año logre al fin reducirlo por debajo del 3 % del PIB que marcan las normas, la institución quiere garantizar que el país mantiene la tendencia del déficit —y por extensión, de la deuda— a la baja cumpliendo con el esfuerzo estructural del 0,4 % prometido.

El Gobierno mandará la información a tiempo

Tras hacerse pública la carta, el Ministerio de Economía se ha limitado a restarle importancia y ha asegurado que "la información adicional solicitada será enviada a la Comisión Europea dentro del plazo fijado". Añade, además que ésta incluirá "el detalle de los anteproyectos de Ley adoptados hoy en Consejo de Ministros".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios