la oposición denuncia fraude

Erdogan consigue una gran victoria en las elecciones que cambiarán Turquía

Erdogan ha conseguido su objetivo de asumir todo el poder ejecutivo al ganar hoy por mayoría absoluta las presidenciales anticipadas. La oposición denuncia fraude en el recuento

Foto: Erdogan se dirige a sus seguidores desde el Palacio Presidencial en la noche del domingo. (EFE)
Erdogan se dirige a sus seguidores desde el Palacio Presidencial en la noche del domingo. (EFE)

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha vuelto a vencer unas elecciones en Turquía por octava vez consecutiva. Los resultados sin confirmar difundidos por la agencia estatal Anadolu le dan la victoria con el 52,68% de los votos. De esta manera no se celebrará una segunda vuelta, la única ocasión en la que el candidato opositor Muharrem Ince, que se hace con el 30,75% de los votos, tenía posibilidades para vencer. El líder prokurdo Selahattin Demirtas, que está retenido en prisión, consigue un 8,05% y la nacionalista Meral Aksener logra un 7,43%.

Mi nación me ha otorgado una presidencia ejecutiva”, ha dicho Erdogan en el discurso posterior a la difusión de los resultados, en referencia al sistema presidencialista que introducirá tras ser confirmada su victoria, “y espero que nadie intente ensombrecer estos datos”, ha insitido tras las acusaciones del partido opositor socialdemócrata CHP de tener un recuento diferente al difundido por Anadolu. “Con cerca del 90% de participación Turquía ha dado una lección de democracia al mundo”, ha seguido el actual presidente, “porque los países con esta participación son las naciones más democráticas del mundo”.

Los comicios parlamentarios reflejan un resultado muy similar, la Alianza de la formación de Erdogan, el AKP y los nacionalistas del MHP, se hace con la mayoría de la cámara, con el 53,7% de los asientos. La prometedora coalición opositora, entre los socialdemócratas CHP, los nacionalistas del Iyi Parti y otras dos formaciones minoritarias, que ilusionó a gran parte del electorado opositor se hace con el 34,12% del total. El partido pro kurdo HDP, que concurría en solitario y necesitaba superar el 10% para entrar en el Parlamento, cosecha un 11,18% y entra de esta manera en la Cámara. Esto ofrece una fuerte representación de la oposición en la Asamblea Nacional.

El partido CHP ha desestimado los resultados difundidos por la agencia oficial y ha asegurado tener un recuento propio tras el cual ningún candidato logra la mayoría por lo que se celebrará una segunda vuelta. Todavía queda que el Consejo Supremo Electoral confirme los resultados como oficiales. De nuevo, la participación electoral ha sido muy elevada, con el 87,5% y durante la jornada, para proteger el voto, numerosas plataformas ciudadanas como Secim Adil han difundido irregularidades y encuestas propias en las redes sociales y en aplicaciones para móviles.

Los ciudadanos turcos convocados a las urnas. (EFE)
Los ciudadanos turcos convocados a las urnas. (EFE)

Un voto muy dividido en Estambul

“No votamos con la razón, votamos con el corazón”. Este es el lema más repetido por los votantes del partido de Erdogan en los colegios electorales de Estambul. “Es un líder mundial”, exclama uno de ellos que acude a depositar su voto al colegio Edirnekapi Imam Hatip del barrio de Fatih, de población humilde, conservadora y nacionalista. “Gracias a nuestro Presidente, Estambul es una ciudad nueva”, dice Naslyhan en señal de apoyo al actual líder, y haciendo gala del argumentario base del partido que venera la reforma pública emprendida por el AKP.

Erdogan consigue una gran victoria en las elecciones que cambiarán Turquía

En el debate programático, ninguno de los votantes de Erdogan mostró conocer los detalles del sistema presidencialista propuesto por el ejecutivo, que entrará en vigor si Erdogan gana definitivamente las elecciones, y que refuerza el poder del presidente para limitar las funciones del parlamento. “No tengo grandes conocimientos al respecto”, mantiene la madre de cuatro hijos, “pero tengo entendido que aliviará la burocracia”, dice en referencia al nuevo sistema que también elimina ministerios y concentra el poder en la figura presidencial.

El poder es venenoso. Nadie debería estar en el poder más de 16 años. Es por eso que he apostado por Muharrem Ince”, revela un trabajador en el sector humanitario que vota en el colegio Sururi de Kasimpasa, un barrio de clase trabajadora. “Cada vez gano menos”, se queja un jornalero que vende juguetes en la calle, “ahora apenas puedo encontrar trabajo”. La economía y la reciente erosión de libertades son las principales motivaciones de apoyo al primer candidato opositor, del partido socialdemócrata CHP -Partido Democrático del Pueblo. “Queremos libertad de prensa y un desarrollo de la industria”, dice Ugur en protesta al modelo económico del ejecutivo sostenido en el fomento de la construcción.

Votantes de Erdogan celebran el resultado de las elecciones en Estambul. (EFE)
Votantes de Erdogan celebran el resultado de las elecciones en Estambul. (EFE)

En los colegios electorales de la zona acomodada de la ciudad, como en el barrio de Cihangir, se encuentran electores del candidato prokurdo, Selahattin Demirtas, que vive las elecciones desde prisión. “Es un voto por la paz, estoy en desacuerdo con la actual situación en el sureste -donde las fuerzas de seguridad lanzaron una operación contra la guerrilla kurda del PKK-”, señala Irfan, un kurdo que vota en el colegio de Firuzaga. “Es la primera vez que tenemos tantas esperanzas (de cambio de gobierno) porque el AKP está perdiendo, de manera muy rápida, a parte de su electorado”, mantiene Aykut, un observador de la plataforma Oy ve Otesi -Más allá del Voto-.

En los últimos minutos antes del cierre de los colegios electorales, una comitiva del afiliados y miembros del AKP, que no forma parte de los observadores registrados, presencia el inicio del recuento de votos. Una de las mesas en un colegio del barrio de Fatih encuentra una irregularidad tras la apertura de un sobre, “hay cuatro papeletas en un sobre”, exclama la jefa de mesa -cuando debería haber dos-. “No lo anuléis”, insisten los afiliados del AKP cuando la guía distribuida por el Consejo Supremo Electoral obliga a la quema de las papeletas que no se encuentren en el formato oficial.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios