asesinada en 2017

Cadena perpetua para Peter Madsen, el inventor que asesinó a la periodista Kim Wall

El juicio contra el inventor danés comenzó el pasado mes de marzo. La periodista sueca se subió a su submarino en agosto de 2017 y nunca más se la vio con vida

Foto: Juicio contra el acusado de la muerte de una periodista en un submarino
Juicio contra el acusado de la muerte de una periodista en un submarino

Fue uno de los sucesos más mediáticos de los países nórdicos en el último año: Kim Wall, una periodista sueca que se subió al 'Nautilus' un submarino inventado y construido por el danés Peter Madsen. La joven reportera quería publicar un reportaje sobre el propietario y constructor del aparato, pero acabó muerta y descuartizada, y su cuerpo lanzado al mar Báltico. Solo hubo un sospechoso, un acusado y ahora, un condenado. La Justicia danesa ha decidido sentenciar a Madsen a cadena perpetua por el asesinato de Kim Wall.

El juicio contra Madsen arrancó el pasado mes de marzo y concluyó este lunes, con la Fiscalía solicitando cadena perpetua para el inventor y la defensa, una pena menor. El fiscal, Jakob Buch-Jepsen, señaló que Madsen, el inventor más famoso y popular de Dinamarca, planeó y organizó el asesinato, que tuvo una motivación sexual y que, además, torturó a su víctima, troceó el cuerpo y finalmente lanzó los pedazos al mar. Su abogada, sin embargo, sostiene que todo fue un accidente y que solo hay indicios pero ninguna prueba contra él. Buch-Jepsen,, durante el juicio, recordó que los médicos calificaron a Peter Madsen de "perverso" y "desviado sexual" con "rasgos de psicopatía".

Son las diferentes versiones que ofreció Peter Madsen sobre la muerte de Kim Wall lo que la Fiscalía ha utilizado para defender la petición de cadena perpetua: sus explicaciones reflejan su condición de mentiroso compulsivo y patológico. En un principio, Madsen declaró que todo había sido un accidente: según su versión, éste sostenía la escotilla del submarino, de 70 kilos, mientras la periodista subía las escaleras, pero que se le resbaló y le cayó encima a la periodista, provocándole la muerte. En esta declaración, el inventor aseguró que había muerto de forma accidental pero que en ningún caso la había descuartizado.

Peter Madsen, junto a la Policía, después de la desaparición de Kim Wall en agosto de 2017 | Reuters
Peter Madsen, junto a la Policía, después de la desaparición de Kim Wall en agosto de 2017 | Reuters

Poco después, en una nueva vuelta a su declaración, reconoció haberla troceado y haber lanzado sus pedazos al mar, pero insistía en que jamás la había asesinado. La Fiscalía, ya entonces, aseguraba que Kim Walla había sido degollada o asfixiada. "Madsen trató de cometer el crimen perfecto", apuntó el fiscal durante el juicio, insistiendo en que Madsen trataba de satisfacer una macabra fantasía sexual. "Y quiso borrar todas sus huellas". Lo cierto es que los forenses no han logrado determinar con exactitud la causa de la muerte, pero la Fiscalía insiste en que el cadáver fue maltratado y que después se pasó varios meses en el mar.

Un testigo, llamado a declarar por la defensa de Madsen, lo definió en pleno juicio como una persona "amable, empática y apasionada" que siempre está "dispuesto a escuchar". Pero esta descripción no convence al fiscal. "Madsen es una mentira, de la A a la Z". La evaluación psiquiátrica practica al inventor sostiene que, además, "lo volvería a hacer otra vez".

La cadena perpetua es una condena poco corriente en Dinamarca en casos de homicidios y más aún si se trata de acusados sin antecedentes. No obstante, la Fiscalía subraya que el móvil sexual y la gravedad de los hechos exige una pena de estas características.

¿Qué se sabe del asesinato?

Los forenses no han conseguido confirmar la causa de la muerte, pero la investigación apunta a una dirección muy clara: el asesinato fue planeado, premeditado y atroz. La desaparición de Wall, de 30 años, fue denunciada por su novio la madrugada del viernes 11 de agosto, horas después de que esta se subiera a bordo del UC3 Nautilus —un submarino de casi 18 metros de largo y 40 toneladas— para entrevistar al inventor. Madsen, de 46 años, declaró inicialmente que había desembarcado un par de horas después del inicio del viaje a la periodista en una isla del puerto de Copenhague y que luego siguió navegando hasta que sufrió problemas técnicos.

A los pocos días apareció el cuerpo de la periodista sueca en el mar, por partes: primero, un torso, el resto de miembros aparecieron después. Todas las miradas quedaron fijadas en Peter Madsen. El pasado mes de enero, la Policía danesa ya dejó claro que creía que todo había sido planeado, porque había llevado al 'Nautilus' sierras, cuchillos, destornilladores y bridas de plástico, tal y como recogía la cadena danesa TV2.

Madsen sostiene que pasaron siete horas entre la muerte de Kim Wall y los cortes y pinchazos que presentaba en su cuerpo, pero los análisis forenses cuestionan esta premisa. El fiscal, además, cree que Peter Madsen intercambió mensajes de texto con amigas sobre sexo extremo. "Te ato y te atravieso con una lanza", habría escrito el inventor en un mensaje recuperado del teléfono de una amiga de Madsen, que habría invitado a varias amigas a dar un paseo en el submarino las semanas anteriores a la desaparición y asesinato de la periodista. A pesar de esto, para el fiscal Kim Wall fue una víctima "casual".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios