"solo entienden una cosa", dice trump

EEUU advierte de una "gran respuesta militar" ante una amenaza de Corea del Norte

El presidente de Estados Unidos se reunirá en la Casa Blanca con varios líderes militares para discutir sobre qué acciones llevará a cabo tras las pruebas nucleares de Pyongyang

Foto: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (Reuters)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (Reuters)

"¿Atacará Corea del Norte?", preguntó un periodista a Donald Trump. El presidente, que salía de la misa por las víctimas del huracán Harvey, respondió: "Ya veremos". El nordeste de la península coreana tembló a una magnitud de 6,3. Horas después, Pyongyang anunciaba que había probado con "total éxito" una bomba de hidrógeno capaz de ser transportada por un cohete intercontinental.

El régimen había detonado el arma más potente de su historia, en el decimoquinto ensayo militar desde febrero y apenas unos días después de sobrevolar Japón con un misil. A la respuesta abierta del presidente le seguía una declaración del secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, quien sumaba contundencia al escueto "ya veremos" del jefe: "Cualquier amenaza a EEUU, a sus territorios, incluido Guam, o a nuestros aliados recibirá una enorme respuesta militar".

Mattis detalló, además, que esa respuesta militar será "eficaz" y "aplastante", pero aclaró que Washington no busca la "aniquilación" de Corea del Norte, aunque tiene "muchas opciones" de poder hacerlo. La condena internacional fue unánime, incluida la de su único aliado, China, y la tensión se eleva al máximo nivel en la región. De hecho, en las últimas horas del domingo, Seúl informó a través de su agencia de noticias estatal Yonhap que en respuesta al ensayo nuclear de su vecino del norte ha llevado a cabo maniobras militares con fuego real; entre ellas con misiles balísticos y aviones de combate F-15K.

Pero estas reacciones de los países vecinos no han impedido que Trump los reprendiera en público, en concreto a Corea del Sur, al que le ha echado en cara que se esté "dando cuenta" tal y como él les avisó, de que "sus conversaciones para apaciguar a Corea del Norte no funcionarán".

El presidente de Estados Unidos había reaccionado por primera vez en redes sociales. Lo hizo para señalar que "las acciones y palabras" del régimen de Kim Jong-un "siguen siendo hostiles y peligrosas" para Washington y que "las palabras no van a funcionar, solo entienden una cosa". Donald Trump llegó incluso a cuestionar a Pekín, para el que entiende que la dictadura de Kim Jong-un es una "gran amenaza y vergüenza" para un país "que está intentando ayudar pero con muy poco éxito", tercia el mandatario.

De las reprimendas a los vecinos, el magnate ha pasado a hacer una clara amenaza comercial a los países que tienen lazos comerciales con Pyongyang: "Estados Unidos está considerando, además de otras opciones, detener todo el comercio con cualquier país que haga negocios con Corea del Norte".

Hace solo un mes que el líder estadounidense había amenazado con "fuego y furia" a Corea del Norte en caso de seguir con su programa nuclear. Tras el nuevo desafío del país asiático, el presidente ha anunciado esta tarde que se reunirá con consejeros de seguridad nacional esta noche. "Me reuniré con los generales Kelly, Mattis y otros líderes militares en la Casa Blanca para discutir sobre Corea del Norte", expresó en Twitter.

El Gobierno chino, por su parte, ha expresado hoy su "enérgica condena". Pekín "denuncia firmemente" el nuevo ensayo nuclear, según indicó un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores chino. La prueba atómica ha tenido lugar "a pesar de la oposición general de la comunidad internacional", añade. Pekín urge "firmemente" a Corea del Norte a que tenga en cuenta "la sólida voluntad" de la comunidad internacional para conseguir la desnuclearización de la península coreana.

Reunión entre líderes chinos y norcoreanos celebrada en agosto, en Filipinas. (Reuters)
Reunión entre líderes chinos y norcoreanos celebrada en agosto, en Filipinas. (Reuters)

China ha pedido que Pyongyang "deje de tomar decisiones equivocadas" y vuelva "de forma real al camino del diálogo". Más contundente ha sido Rusia, que a través de otro comunicado ha rechazado el "enésimo desprecio ostentoso de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU".

Los vecinos Corea del Sur y Japón han anunciado su intención de solicitar junto a Washington una nueva reunión de emergencia del Consejo de Seguridad. El presidente surcoreano, Moon Jae-in, afirmó que Seúl "nunca permitirá a Corea del Norte continuar avanzando con sus tecnologías nuclear y de misiles", en una reunión urgente del Consejo Nacional de Seguridad celebrada tras el nuevo test armamentístico realizado con una bomba H, y recogida por la agencia local Yonhap.

Japón y Corea del Sur solicitarán junto a Estados Unidos una nueva reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

Moon también llamó a "imponer las sanciones más graves posibles", mientras que el primer ministro nipón, Shinzo Abe, afirmó que el nuevo test nuclear supone "una grave e inmediata amenaza de seguridad" que "incrementa aún más el peligro del régimen" y "menoscaba seriamente la paz y la seguridad en la región".

"Consideramos completamente intolerable que Corea del Norte haya hecho un test nuclear después de que el Consejo de Seguridad de la ONU haya condenado enérgicamente sus continuos lanzamientos de misiles balísticos durante este año", señaló Abe en un comunicado.

El presidente francés, Emmanuel Macron. (EFE)
El presidente francés, Emmanuel Macron. (EFE)

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, condenaron en un comunicado conjunto el nuevo ensayo nuclear norcoreano, al tiempo que se pronunciaron por un endurecimiento de las sanciones de la Unión Europea contra Pyongyang.

Corea del Norte ha "pisoteado el derecho internacional", ante lo que se impone una reacción decidida y unitaria ante este hecho, lo que implica tanto a las Naciones Unidas como a la UE, apunta el texto, difundido por la Cancillería alemana, tras una comunicación telefónica entre Macron y Merkel. La primera ministra británica, Theresa May, ha defendido "incrementar el ritmo de implementación de las sanciones existentes y evaluar de forma urgente nuevas medidas".

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, también ha manifestado su condena por la maniobra militar. "Condeno enérgicamente que Corea del Norte haya realizado su sexto ensayo nuclear hoy. Esto es otra flagrante violación de las múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, incluida la resolución 2321, aprobada en noviembre de 2016", ha asegurado Stoltenberg, en un comunicado.

La OTAN pide "detener de inmediato todas las actividades nucleares y de misiles balísticos de una forma irreversible, verificable y completa"

Tras subrayar que la OTAN está "preocupada" por "el comportamiento desestabilizador" de Pyongyang y la amenaza que representa para la seguridad "regional e internacional", Stoltenberg ha dejado claro que el Gobierno norcoreano tiene que "detener de inmediato todas las actividades nucleares y de misiles balísticos de una forma irreversible, verificable y completa" y "reactivar el diálogo con la comunidad internacional".

"Emplazo a Corea del Norte a respetar sus obligaciones internacionales y a abandonar todas las amenazas y acciones que contribuyen a crear tensión e inseguridad", ha concluido el secretario general de la Alianza Atlántica.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios