LA UE ASEGURA QUE NO HABRÁ CONCESIONES

Bruselas avisa de que defenderá hasta el final los intereses europeos

La Unión Europea advierte a Londres de que hará todo lo posible para reducir el impacto del Brexit sobre el grupo de los Veintisiete

Foto: El embajador británico entrega la carta para invocar el artículo 50. (EFE)
El embajador británico entrega la carta para invocar el artículo 50. (EFE)

Tras nueve meses a la espera de los papeles del divorcio británico, la Unión Europea (UE) empieza su alivio de luto. Las primeras reacciones han mostrado una vez más la tristeza con que la UE se enfrenta a un Brexit que Theresa May califica de "irreversible", pero el principal mensaje Bruselas que ha enviado este miércoles a Londres es una advertencia. No habrá concesiones. Los representantes europeos va a entrar en las negociaciones con Reino Unido con una idea clara, la de defender los intereses de los que se quedan.

"No hay razones para fingir que hoy no es un día feliz, ni en Bruselas, ni en Londres", ha dicho el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, tras recibir la petición de Reino Unido de abandonar el club comunitario. El Brexit, sin embargo, tiene algo de "positivo", según el polaco. Y es que los Veintisiete están "más determinados y más unidos que antes", y así se mostrarán durante las negociaciones que comenzarán dentro de, por lo menos, un mes. Unas conversaciones en las que "no hay nada que ganar, para ninguna de las dos partes", según Tusk.

"Tenemos un mandato claro, el de proteger los intereses de los Veintisiete", ha advertido el presidente del Consejo Europeo, la institución que representa a los líderes europeos en Bruselas. Durante las negociaciones se tratará de "minimizar el coste que tenga para los ciudadanos de la Unión Europea, para los Estados miembros y para el presupuesto europeo". Y, para ello, asegura que harán "todo lo que podamos, tenemos todas las herramientas para lograr ese objetivo", según Tusk.

Desde el Parlamento Europeo, también han llegado llamadas a la unidad y avisos a Londres. El alemán Manfred Weber, líder del mayor grupo en la Eurocámara, el PPE, ha asegurado que la UE "ha hecho todo lo posible por mantener a los británicos a bordo" y que desde ahora "solo cuentan para nosotros los intereses del resto de los 440 millones de europeos". El presidente del grupo de Socialistas y Liberales, el italiano Gianni Pittella, ha metido el dedo en otra llaga, al recordar que durante las negociaciones habrá que aclarar cuánto va a tener que pagar Reino Unido a la UE por los fondos que se había comprometido ya a aportar en proyectos en marcha. "Cuando uno deja una casa, debe pagar las facturas", ha dicho.

"Hasta el Brexit, Londres debe cumplir"

Más suave ha sido el tono empleado por el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, quien ha asegurado que Brexit marca "un nuevo capítulo en la historia de la Unión para el que asegura que los Veintisiete "están preparados". Tajani afirma que ahora se va a "avanzar, con la esperanza de que Reino Unido siga siendo un socio cercano".

Otra de las primeras cuestiones que estarán sobre la mesa de negociaciones, y que para la UE es una prioridad, es cómo asegurar los derechos de los ciudadanos europeos que viven en Reino Unido. "Seremos firmes al respecto", aseguró este martes el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, al respecto.

En el breve discurso de Tusk ha habido espacio para una última advertencia: hasta que el Brexit no se materialice -lo que no se espera que sucede antes de dos años- Reino Unido tiene que seguir cumpliendo con sus compromisos europeos. "La legislación europea seguirá aplicándose a Reino Unido y dentro del Reino Unido", ha avisado Tusk.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios