apasionado discurso de Miriam González

¿Podemos ser la Alemania del sur? La gran oportunidad que el Brexit brinda a España

La abogada española dijo sentirse “devastada” por que un país por el que siempre había sentido “admiración por su apertura y compromiso internacional” haya decidido dar “un paso para atrás”

Foto: Footgrafía de archivo de Miriam González y su esposo, el liberal demócrata Nick Clegg. (EFE)
Footgrafía de archivo de Miriam González y su esposo, el liberal demócrata Nick Clegg. (EFE)

La abogada Miriam González considera que el Brexit ofrece a España una oportunidad de liderazgo “no solo en la Unión Europea (UE), sino también dentro de América Latina, que ahora mismo se encuentra muy desamparada”. “He escuchado definir a España como la posible Alemania del sur, y no me parece un mal objetivo el intentar ser ese país serio que aúna el esfuerzo y el trabajo con la innovación y espontaneidad. Creo que podemos hacer contrapeso. Una Europa llevada exclusivamente por Alemania es malo para todo el mundo, incluso para la propia Alemania”, asegura.

González, socia del despacho internacional Dechert LLP, fue la invitada de honor de la recepción anual celebrada el jueves por la noche por la Cámara de Comercio de España en Reino Unido. “Hay un movimiento internacional que va más allá del Brexit, creado por un populismo que va de la mano de la prensa más conservadora. Eso hace que se empiecen a cuestionar una serie de normas que hasta ahora organizaban el mundo. Y es ahí donde a España se le abre una puerta. De todas las cosas malas también surgen cosas buenas”, matizó.

Ante las negociaciones con Bruselas, la abogada recalcó que vienen “tiempos difíciles” donde además un sector determinado de la prensa no va a ayudar. En concreto, mencionó al 'Daily Mail', 'Telegraph' y 'Sunday Times', “tres periódicos gestionados por hombres blancos mayores y que no pagan impuestos en Reino Unido”.

Durante un apasionado discurso donde se presentó como “inmigrante europea” y madre de tres hijos “británicos y españoles”, la abogada volvió a ser fiel a su estilo de hablar sin tapujos. Dijo sentirse aún “devastada” por el hecho de que un país por el que siempre había sentido “admiración por su apertura y compromiso internacional” haya decidido dar “un paso atrás”, justo cuando estaba empezando a resurgir “la estabilidad económica” por la que tantos esfuerzos había realizado el Gobierno de coalición.

Su marido, Nick Clegg, viceprimer ministro en este Ejecutivo formado por conservadores y liberal demócratas entre 2010 y 2015, es actualmente portavoz en asuntos europeos de su partido. La formación se niega ahora a apoyar el proyecto de ley para activar el divorcio con Bruselas, al considerar que no se explicaron adecuadamente a los ciudadanos los efectos de esta salida.

Durante la campaña previa al plebiscito de junio, la inmigración fue la gran protagonista, y ahora vuelve a ser el principal objeto de discusión, en concreto, cuál es el futuro que depara a los comunitarios que viven actualmente en el país.

¿Podemos ser la Alemania del sur? La gran oportunidad que el Brexit brinda a España

La 'premier', Theresa May, no quiere dar garantías a los 2,8 millones de comunitarios que viven en el Reino Unido (la prensa habla de 3,5 millones, porque no todos están registrados en los consulados) hasta que no se ofrezca una seguridad para los 890.000 británicos que viven en otros lugares de la UE, entre ellos, los 300.000 que se encuentran en España.

“Esta es sin duda la parte más ruin y mezquina de la negociación”, señaló al respecto la abogada. “Creo que por ambas partes tiene que haber generosidad para mantener los derechos de los que están en un sitio u en otro. Es importante además plantear la discusión en los términos reales. No se trata solo de derechos de residencia, sino de proveer servicios y realizar realidades profesionales sin necesidad de pasar un proceso de licencia específica”, matizó.

En este sentido, se mostró crítica con la primera ministra, que, a su parecer, habría tenido que garantizar de manera unilateral “al menos el derecho de permanencia” de los comunitarios que viven en el país.

En cualquier caso, la española no se atrevió a dar recomendaciones a sus compatriotas, ya que a nivel personal ella no ha empezado ningún trámite. Ante las preguntas de la prensa de si se veía pidiendo en un futuro la nacionalidad británica, señaló: “Yo soy española, nací española y moriré española. Pero realmente me duele todo lo que está pasando porque Reino Unido es un país para el que solo tengo palabras de agradecimiento”.

Por otro lado, González también hizo referencia a la carta del presidente del Consejo, Donald Tusk, donde calificó esta semana a Donald Trump y EEUU como una “amenaza para la UE”. Y en este sentido, valoró los distintos mensajes ofrecidos por Angela Merkel y May respecto a su colaboración con el presidente norteamericano, recalcando que mientras que la canciller alemana resaltó “la base de los valores compartidos de democracia, libertad y respeto”, May subrayó la importancia de recuperar “de nuevo” el liderazgo compartido con el aliado histórico. “Que dijera 'de nuevo' denota una visión imperialista de algo que ya no existe”.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios