Austria, dividida ante la decisión judicial de repetir las elecciones
  1. Mundo
la diferencia fue de apenas 30.000 votos

Austria, dividida ante la decisión judicial de repetir las elecciones

La ultraderecha austriaca y europea ha saludado el fallo del Tribunal Constitucional que obliga a repetir la segunda vuelta, enfureciendo a los partidarios del vencedor, el independiente Van der Bellen

Foto: Austria, dividida ante la decisión judicial de repetir las elecciones
Austria, dividida ante la decisión judicial de repetir las elecciones

Austria se revuelve, polarizada, tras la decisión del Tribunal Constitucional de repetir la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. El ultranacionalista Partido Liberal de Austria (FPÖ), que impugnó los resultados tras perder por apenas 30.000 votos, aplaude la decisión con una euforia poco disimulada y despliega ya un discurso triunfalista. El resto se limita a acatar la sentencia y a subrayar la fortaleza de la democracia del país. Las consecuencias son imprevisibles. Y la sombra del Brexit es alargada.

Norbert Hofer, el candidato presidencial del FPÖ que denunció las elecciones del pasado 22 de mayo tras perderlas, apuntó este viernes que el fallo del Constitucional confirma "que hubo espacio para las manipulaciones" en el recuento de votos, aunque no se haya probado ninguna. El líder de los ultraderechistas, Heinz Christian Strache, añadió a este respeto que no hay razón para celebrar, pero tampoco para el enfado. Corregir esas "graves irregularidades" es una "ganancia para el Estado de derecho", argumentó. Ahora es preciso centrarse en la nueva campaña. Herbert Klickl, secretario general del FPÖ, prometió unas semanas "emocionantes" hasta las nuevas elecciones y se mostró convencido de que esta vez su formación se impondrá.

Por su parte, Alexander Van der Bellen, el candidato de Los Verdes que ganó los comicios anulados, aseguró en una comparecencia ante los medios que se debe respetar la sentencia, pese a que algunos ciudadanos estén "asombrados" e "inseguros", sentimientos que entiende "en parte". Además, se mostró convencido de que volverá a imponerse en la repetición de las elecciones, pero alertó ya contra el fantasma de la abstención y pidió "a todos los ciudadanos que ejerzan su derecho al voto". El candidato de Los Verdes, al ser interrogado al respecto, reconoció que la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el Brexit, podría ser "el tema de campaña", e incluso que se podría abordar lo que algunos euroescépticos en Austria demandan, la salida de su propio país de la Unión, el Öxit. Van der Bellen, sin embargo, no quiso entrar en detalles en esta cuestión.

En Los Verdes no todos fueron tan políticamente correctos como su candidato. El jefe de campaña de Van der Bellen, Lothar Lockl, habló de "respetar" la decisión del alto tribunal, pero dejó entrever que no estaba de acuerdo con cancelar las elecciones por lo que consideró un defecto de forma. "Muchas ciudadanas y muchos ciudadanos en nuestro país están enfadados porque tendrán que ser de nuevo llamados a las urnas solo porque los responsables de los colegios electorales no supieron cumplir con la ley electoral. Lo que afecta al resultado electoral, no hay ningún indicio en la sentencia que apunte a que hubo errores en el recuento de las elecciones del 22 de mayo". La portavoz de Los Verdes, Eva Glawischnig, habló por su parte de "aceptar" la sentencia, ya que "la confianza en el Estado de derecho es el fundamento" de la democracia, pero subrayó que los resultados correspondía a la voluntad de los votantes: "Una mayoría eligió a Van der Bellen presidente".

Vista del Tribunal Constitucional austriaco sobre las supuestas irregularidades de la segunda vuelta de las presidenciales del pasado 22 de mayo (EFE)
Vista del Tribunal Constitucional austriaco sobre las supuestas irregularidades de la segunda vuelta de las presidenciales del pasado 22 de mayo (EFE)

"Injusticia en las urnas"

El canciller austriaco, Christian Kern, fue uno de los primeros cargos del país en comentar la decisión del Tribunal Constitucional. El socialdemócrata, que vio cómo el candidato de su partido a la presidencia caía con estrépito en la primera ronda de las elecciones presidenciales, saludó el fallo, que calificó de "rápido, objetivo y transparente". La sentencia es positiva, agregó, porque a su juicio "en una democracia no puede haber ninguna duda sobre la veracidad en unas elecciones". El presidente del país, Heinz Fischer, que deja el cargo el 8 de julio tras 12 años en este puesto eminentemente protocolario, consideró positivo que "la democracia austriaca haya superado una prueba de madurez". "Se ha eliminado un fallo", aseguró Fischer, que se mostró "orgulloso" de cómo el Constitucional había resuelto esta "difícil tarea" con una "sentencia bien argumentada".

A nivel internacional, los primeros en reaccionar fueron los partidos en la onda del FPÖ. Alternativa Para Alemania (AfD), un partido radical de derechas, nacionalista y euroescéptico, aplaudió la sentencia y la posibilidad de que los ultraderechistas austriacos puedan hacerse esta vez, en segundas elecciones, con la presidencia del país. El copresidente de AfD Jörg Meuthen aseguró que el fallo del Constitucional es "un buen signo" y tachó de "escándalo" que se produjesen "irregularidades de ese tamaño" en los comicios anulados. Además, instó a los "partidos establecidos" y a los "medios" a reconocer que el FPÖ sufrió una "injusticia" en las urnas, porque si no se podría pensar que para ellos hay "manipulaciones electorales buenas y malas". La Liga Norte italiana, por su parte, celebró la sentencia con un "¡Adelante amigos! La verdad y la libertad acaban venciendo" a través de su cuenta en Twitter, y el populista holandés, Geert Wilders, en esta misma red social, se limitó a escribir "¡Genial!" tras conocer el fallo.

En la prensa, tanto austriaca como internacional, las opiniones aparecen más libres de ataduras políticas e institucionales. Desde el "¡Vaya una vergüenza para Austria!" con el que arranca su artículo principal sobre el tema el tabloide alemán 'Bild', hasta la ponderada columna de opinión de Josef Votzi en el austriaco 'Kurier', titulada 'Un buen día para el Estado de derecho, un mal día para los teóricos de la conspiración', en referencia a los rumores de manipulación que han difundido los ultraderechistas en Austria en las últimas semanas. El suizo 'Tagesanzeiger' advierte de que la nueva convocatoria "dividirá aún más al país" y recuerda que el FPÖ recurre al Tribunal Constitucional cuando abiertamente no respeta algunas leyes.

Elecciones en Austria Austria Democracia Unión Europea Euroescépticos
El redactor recomienda