muy experimentada y de discurso despiadado

Ya hay favorita para suceder a Cameron: May, ¿la nueva Margaret Thatcher?

Política muy experimentada y de discursos despiadados, May es vista como una figura unificadora de los 'tories'. Podría generar atracción en todo el país, no solo entre una reducida élite

Foto: Theresa May llega al Royal United Services Institute de Londres para dar un discurso, el 30 de junio de 2016. (Reuters)
Theresa May llega al Royal United Services Institute de Londres para dar un discurso, el 30 de junio de 2016. (Reuters)

Sorpresa en la carrera por el trono del Partido Conservador británico. La retirada de Boris Johson, líder 'de facto' de la campaña pro-Brexit, después de que el titular de Justicia, Michael Gove, anunciase este jueves su candidatura, deja a Theresa May como favorita para el cargo de primera ministra del Reino Unido. Y la actual responsable de Interior tiene bastantes papeletas para convertirse en la segunda mujer, tras Margaret Thatcher, que ocupa el número 10 de Downing Street. Algunos, ávidos de nuevos apelativos políticos, ya la definen como "la nueva Dama de Hierro".

El paso atrás del excéntrico Johnson -quien para Gove "no aporta el liderazgo ni formará un equipo para la labor que hay por delante"- ha puesto de manifiesto las fisuras internas en el ala más euroescéptica de los 'tories'. Un ejemplo: se suponía que el propio Gove iba a dirigir la campaña del exalcalde de Londres, un tándem que había acordado el bando pro-Brexit para no mostrar señales de división. En medio de la tormenta, May se perfila como clara favorita para reemplazar a David Cameron una vez completada la elección interna entre los diputados, aunque la decisión final estará, en septiembre, en manos de los afiliados de la formación.

Según una encuesta elaborada entre las filas 'tories', May, que apoyó la permanencia en la Unión Europea, aparecía este jueves como la gran favorita al sacar nueve puntos de ventaja al político de melena albina. Cuenta, además, con el apoyo en la sombra de un Cameron consciente de que su 'caballo ganador', George Osborne, ministro del Tesoro, mano derecha del aún 'premier' y fiel alidado, no tiene ninguna posibilidad. Por ello, Cameron ha comenzado a mover los hilos para que May sea la elegida, informa Celia Maza desde Londres

Al presentar su candidatura, May recalcó que el Reino Unido “necesita un liderazgo fuerte que nos conduzca en este periodo de incertidumbre económica y política y que negocie los mejores términos posibles cuando nos marchemos de la UE”. Además, aseguró que no tiene intención de activar el artículo 50 para iniciar el proceso de dos años de divorcio hasta que Londres tenga clara la estrategia de negociación, posiblemente a finales de año.

Theresa May, en el RUSI de Londres. (Reuters)
Theresa May, en el RUSI de Londres. (Reuters)

Política muy experimentada y de discursos despiadados, May, de 59 años, casada y sin hijos, es expresidenta del Partido Conservador. Elegida por primera vez para el Parlamento británico en el año 1997, está considerada por muchos de sus compatriotas como "muy conservadora". Pero también como una figura unificadora de los hoy divididos 'tories' -apoyó la permanencia, pero participó poco en la campaña-, y en el partido creen que podría tener una gran capacidad de atracción en todo el país, no solo entre una reducida élite. "Cuando perteneces a una familia corriente de clase trabajadora, la vida es mucho más dura de lo que muchos políticos creen", ha dicho. "Tienes un trabajo, pero no siempre tienes seguridad laboral. Tienes tu propia casa, pero te preocupas por una hipoteca que no deja de subir".    

May no duda a la hora de retractarse de declaraciones polémicas: en el pasado afirmó que el Reino Unido debería retirarse de la Convención Europea de Derechos Humanos. Posteriormente argumentó que no había mayoría en la Cámara de los Comunes para lograrlo. Nadie la considera una política mediática -al contrario que Boris Johnson, capaz de engatusar al periodista más crítico-. "Yo no cotilleo con otras personas durante el almuerzo. No bebo en los bares cercanos al Parlamento. Y casi nunca llevo un corazón en la solapa. Simplemente, sigo con el trabajo que tengo por delante", ha declarado.

May tendrá como principal contrincante a Gove, ya que los otros aspirantes no son figuras destacadas y parecen tener menos respaldo entre el grupo parlamentario. La lista de aspirantes la completan el extitular de Defensa Liam Fox, la secretaria de Estado de Energía, Andrea Leadsom, y el ministro de Trabajo y Pensiones, Stephen Crabb.

El llamado Comité 1922 del Partido Conservador supervisará el proceso que culminará con el anuncio del ganador el 9 de septiembre, antes de que del 2 al 5 de octubre empiece en Birmingham el congreso anual de la formación. El nuevo dirigente 'tory' deberá unificar su partido y el país en torno a un proyecto de relación con la UE y con el resto del mundo, teniendo en cuenta el mensaje del pueblo británico, que votó por un 51,9% frente al 48,1% a favor de salir del bloque comunitario.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios