JOHNSON, FARAGE, GOVE, Carswell Y CAINE

La escuadra del Brexit: cinco figuras que quieren romper Europa

Hace meses, cuando analizabas las 'tropas' que componían cada bando, parecía que la continuidad del Reino Unido en la UE estaba asegurada. Estos cinco hombres han cambiado la tendencia

Foto: Nigel Farage, Douglas Carswell, Michael Gove, Boris Johnson y Michael Caine.
Nigel Farage, Douglas Carswell, Michael Gove, Boris Johnson y Michael Caine.

Hace meses, cuando analizabas las 'tropas' que componían cada uno de los bandos, parecía que la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea estaba asegurada. En la esquina derecha, cuatro ex primeros ministros, el Fondo Monetario Internacional, la mayor parte de los miembros del Partido Laborista y del Liberal Demócrata, el gobernador del Banco de Inglaterra, las grandes compañías, el presidente de EEUU… en la izquierda, el excéntrico Boris Johnson, el eurófobo Nigel Farage y un puñado de ministros de Cameron. Las últimas encuestas prueban que David, de nuevo, ha vencido a Goliat. Actualmente, la opción de la ruptura con el bloque comunitario va en cabeza y la posibilidad de un Brexit parece cada vez más cercana. Estas son las figuras claves que han logrado que Europa entera -y las bolsas mundiales- se estremezcan.

 [Siga en directo toda la información del Brexit]

Boris (“is the spider”) Johnson

No hay duda de que Boris Johnson es, hoy por hoy, una marca rentable para cualquier campaña. El excéntrico exalcalde de Londres es capaz de atraer el voto joven, engatusar al periodista más crítico y disparar las audiencias de cualquier programa al que acude como invitado. Y, cuando se trata del Brexit, en su posicionamiento hay mucho de política interna y menos de antieuropeísmo: su nombre suena con fuerza para suceder a David Cameron -cuyo futuro político depende por completo del resultado del referéndum- al frente del Partido Conservador.

Lea aquí toda la información sobre el referéndum de permanencia en la UE

Si finalmente gana el Brexit, el liderazgo de Cameron se tambaleará, afrontará una presión considerable para dimitir y se desencadenará una lucha fratricida por el liderazgo de los 'tories', ya muy divididos a cuenta del referéndum. Y la posición de Boris, líder oficioso de la campaña por la salida del bloque comunitario, no es más que es una cuidada estrategia para conseguir su propósito. Si los británicos optan por la salida, él se postulará como el mejor candidato a la sucesión. Si vence la permanencia, seguirá teniendo el apoyo de los euroescépticos, que son mayoría en las filas del Partido Conservador (70% de miembros de la formación y 40% de los diputados, según Ben Harris-Quinney, presidente de Bow Group, el 'think-tank' conservador más antiguo del Reino Unido). Pase lo que pase, Boris siempre sobrevive. Boris, como cantaban los Who, “is the spider”.

El exalcalde de Londres Boris Johnson durante una parada en la campaña 'Vote Leave', en Charlestown Harbour (Reuters).
El exalcalde de Londres Boris Johnson durante una parada en la campaña 'Vote Leave', en Charlestown Harbour (Reuters).

Nigel Farage y el “andrajo mojado”

La carta de la inmigración le funciona de maravilla a los detractores de la UE, como demuestran día tras día las encuestas. Durante su reciente aparición en la cadena ITV junto a Cameron, Nigel Farage, líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) llegó a vincular la entrada de inmigrantes -una de las cuestiones que más preocupan a los británicos- con el riesgo de que se produzcan ataques sexuales como los ocurridos en Nochevieja en Colonia. El resultado: el bando del Brexit obtuvo una ventaja de diez puntos en los sondeos, según el diario 'The Independent'.

Farage ha logrado récords de popularidad entre sus compatriotas con las puñaladas verbales que dedica a sus rivales políticos. Un ejemplo: “Tiene usted el carisma de un andrajo mojado y la apariencia de un empleado de banca de baja categoría”. La víctima: ni más ni menos que Herman Van Rompuy. Por aquel entonces los sondeos bautizaron al líder del UKIP como el político más popular de Reino Unido. Poco se sabe de la vida personal de este amante del críquet que amasó una fortuna en la City y cuya actual mujer es alemana. Desafía todas las normas que podrían aplicarse a los políticos de Westminster y nunca oculta su gusto por las pintas pero jamás hablará de su infancia: su padre, alcohólico, abandonó a la familia cuando él tenía cinco años.

Marginado por los dos bandos de la campaña (Leave y Remain), Farage ha mantenido una actividad febril en pos de la ruptura. Esta semana, el líder de la formación antieuropeísta admitió que no tiene “ni idea” de lo que sucederá si el Reino Unido opta por la salida del bloque comunitario. “A nueve días de irnos, no estoy contemplando nada para después. Solo quiero ganar este referéndum. (…) Sus efectos sobre el Partido Conservador, el Laborista y el UKIP serán muy profundos. Podríamos ver una amplia remodelación”, dijo.

Nigel Farage, líder del UKIP, durante un mitin a favor de la ruptura con la UE, en Londres (Reuters).
Nigel Farage, líder del UKIP, durante un mitin a favor de la ruptura con la UE, en Londres (Reuters).

Michael 'Che Guevara' Gove

Con amigos como Michael, ¿quién necesita enemigos?, debe pensar Cameron. La relación entre el 'premier' y el ministro de Justicia es más que cercana, hasta el punto de que solían pasar las vacaciones juntos con sus esposas. Eso no ha impedido a Gove convertirse en figura clave de la campaña “Vote Leave”. Define a los partidarios de la permanencia como “miembros de una élite”, de una hermandad reconvertida en 'establishment' que él promete combatir. Por eso algunos medios británicos le han apodado Michael 'Che Guevara' Gove.

Para el amigo de Cameron, el gran interrogante es qué sucederá con su carrera política si finalmente gana la permanencia, cuando se intente reintegrar a los ministros que han apoyado el Brexit para reconstruir el Partido Conservador. Quienes más se hayan implicado en la campaña, como es el caso de Gove, resultarán más problemáticos.

Este jueves, el titular de Justicia mantuvo un rifirrafe en la BBC con una española que trabaja desde hace 14 años en el Reino Unido. La mujer le reprochó la “negativa” campaña sobre la cuestión de la inmigración que han realizado los euroescépticos. “Cuanto más habla, más ofendida me siento. Llevo trabajando en Inglaterra 14 años, pagando aquí mis impuestos, al contrario que otros, que no mencionaré”, dijo. “Comprendo totalmente su punto de vista”, respondió Gove, “yo estoy a favor de la migración, solo quiero controlar los números”.

El titular de Justicia británico, Michael Gove, durante un mitin de 'Vote Leave' en Londres (Reuters).
El titular de Justicia británico, Michael Gove, durante un mitin de 'Vote Leave' en Londres (Reuters).

Douglas Carswell, el desertor

Carswell es una figura clave dentro del UKIP. Primer diputado de la formación en el Parlamento, desertó de las filas conservadoras para pasarse al partido de Farage. Justificó su decisión comentando que dudaba de la determinación de Cameron para reformar la Unión Europea, promesa que el 'premier' ha convertido en mantra. Ahora Carswell hace campaña a favor de la ruptura con la UE integrado en la coalición 'Vote Leave' y, a la hora de convencer, carga con todo. Recientemente, Cameron se alió con el nuevo alcalde de Londres, Sadiq Khan, para luchar por la permanencia del Reino Unido en el bloque comunitario. Carswell vio la oportunidad de asestar un golpe y tiró de hemeroteca para recordar que el 'premier' había acusado no hace mucho a Khan de ser "un simpatizante terrorista".

La victoria de Carswell con el 60% de los votos por la circunscripción de Clacton (Essex) en 2014 no solo le valió un escaño en el Parlamento; también convirtió al UKIP en un dolor de cabeza para los principales partidos británicos, sobre todo tras el éxito en las elecciones al Parlamento Europeo. El partido euroescéptico y xenófobo había llegado mucho más lejos de lo que sus detractores creían posible.

Douglas Carswell posa para la prensa a su llegada al Parlamento británico (Reuters).
Douglas Carswell posa para la prensa a su llegada al Parlamento británico (Reuters).

Michael Caine, dos Óscar contra Europa

"El Reino Unido no puede ir haciendo lo que le dictan los miles de funcionarios sin rostro que hacen estas reglas". Con esta frase en referencia a la maquinaria europea, el celebre actor británico, ganador de dos premios Óscar, dejaba clara su postura ante la decisiva votación para el futuro de su país. La declaración le hizo merecedor de las alabanzas del mismísimo Nigel Farage. Caine, que es más típicamente inglés que una canción de los Kinks, añadía: "A no ser que haya cambios extremadamente significativos en la UE (de nuevo, el mantra de Cameron), deberíamos abandonarla". El actor es el famoso entre los famosos que se decantan por el Brexit, un 'equipo' en el que destacan la leyenda del críquet Ian Botham, la estrella de la BBC Duncan Bannatyne, el exfutbolista Sol Campbell o la columnista Katie Hopkins.

Michael Caine durante un 'photocall' en el Festival de Cannes (Reuters).
Michael Caine durante un 'photocall' en el Festival de Cannes (Reuters).
Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios