Atentados de Bruselas: El cerebro de los atentados de Bruselas sigue en busca y captura
SE HAN IDENTIFICADO A TRES YIHADISTAS

El cerebro de los atentados de Bruselas sigue en "busca y captura"

Las autoridades han confirmado la identidad de tres de los terroristas. Dos de ellos se inmolaron y otro huyó. Hay un cuarto terrorista muerto del que se desconoce su nombre

El cerebro de la masacre de Bruselas sigue en "busca y captura", según ha dicho el fiscal General de Bélgica, Frédéric Van Leeuw, en rueda de prensa. Tras casi 24 horas de búsqueda del  sospechoso de los atentados que huyó del aeropuerto de Bruselas, todavía no ha sido encontrado tras realizar varios registros. Aunque las autoridades han aclarado que no pueden "decir nada por motivos de seguridad", podría tratarse de Najim Laachraoui. La persona en búsqueda es la que aparece  a la derecha de la imagen en el vídeo que fue grabado en Zaventem minutos antes de la deflagración. La carga explosiva que llevaba, "la más grande", estaba dentro de una maleta que abandonó y no explotó hasta horas más tarde "debido a su gran inestabilidad". 

Laachraoui es uno de los tres hombres que abrieron fuego antes de activar, dos de ellos, los explosivos que portaban. Según la agencia 'Reuters', se le vio salir corriendo del edificio tras la explosión. Esta mañana, la Policía le había identificado. Las fuerzas de seguridad encontraron restos de su ADN en el apartamento de Forest donde se produjo un tiroteo el martes de la semana pasada con dos individuos no identificados que se dieron a la fuga. Laachraoui también estuvo en un domicilio posteriormente intervenido en Schaerbeek y que utilizó la célula terrorista de París. Es belga, nacido en 1991 y a lo largo de 2013 viajó a Siria. Hasta el lunes se escondía tras una identidad falsa, Soufiane Kayal, la que empleó en septiembre durante un viaje entre Hungría y Austria con Abdeslam.

[Siga en directo toda la información sobre los atentados de Bruselas]

El cerebro de los atentados de Bruselas sigue en "busca y captura"

Además del sospechoso que escapó de Zaventem, las autoridades han identificado esta mañana a los hermanos El Bakraoui, que estaban fichados por la Policía, aunque no por terrorismo ni actividades islamistas.  Uno de los hermanos, Jalid, de nacionalidad belga, se inmoló en el metro y ha sido identificado gracias a las huellas dactilares, según han confirmado. Además, había alquilado con una identidad falsa una habitación en la calle Dries de Forest, escenario de un tiroteo con la Policía el 15 de marzo. El otro, Brahim, se hizo estallar en el aeropuerto de Bruselas, por lo que es una de las personas que aparecen en el vídeo grabado en la terminal. Sin embargo, todavía hay otro terrorista (el de la izquierda de la imagen del aeropuerto) que no ha sido identificado

Desde la Fiscalía belga, también han desvelado que el piso en el que se alojaron los terroristas se han encontrado 15 kilos de explosivos, 150 litros de acetona y detonadores llenos de clavos y tornillos. Se trataría del piso en el que ayer fue encontrado una bandera del ISIS. En otros los registros la policía ha encontrado un ordenador tirado en una papelera que contenía el "testamento de Ibrahim", uno de los dos hermanos suicidas. Además, las autoridades han confirmado que el taxista que trasladó a los yihadistas al aeropuerto ha sido clave en la investigación. De momento, la operación sigue abierta y se mantiene el nivel máximo de alerta antiterrorista. 

 

[Álbum: todas las imágenes de la jornada más negra de Bruselas]

Los kamikazes del aeropuerto.
Los kamikazes del aeropuerto.

 

"Estoy vivo por unos minutos"

Carlos ha tenido suerte. Es un cámara que trabaja frente a la Comisión Europea. Cuando a primera hora de la mañana se dirigía en metro a la productora, desde su casa hasta el corazón del 'barrio europeo' de Bruselas, le llamaron por las explosiones en el aeropuerto de Zaventem. Poco después, llegó el atentado, cuando él acababa de salir a la calle. “No me ha tocado la explosión por una parada. He llegado a Schuman -la estación siguiente a la de Malbeek, donde se produjo el ataque terrorista- en el vagón anterior al que fue atacado”.  

Estoy vivo de milagro, por unos minutos", cuenta Carlos. Durante el corto trayecto entre la estación Schuman y las oficinas de la productora en la que trabaja, explotó la bomba en el metro que mató a al menos 20 personas e hirió a 130. Ni siquiera sintió la explosión en el subsuelo. Cuando caminaba frente a las banderas europeas de la sede de la Comisión, Carlos llamó a un compañero, el técnico de la productora. No obtuvo respuesta.

[Lea aquí: 'Las seis razones para atacar a Occidente']

Su amigo también tuvo suerte: viajaba en el vagón anterior al que atacaron los terroristas. Tuvo que abandonar el metro y andar por Rue de la Loi, la arteria que comunica con el centro de Bruselas. Mientras caminaba, en la otra acera, empezaban a aparecer cadáveres que eran tapados con mantas. No quiso desviarse de su rumbo.

El cerebro de los atentados de Bruselas sigue en "busca y captura"

Tras la bomba del metro, la vida se congeló en el 'barrio europeo' de Bruselas, sede de las instituciones comunitarias, durante muchas horas. La mayoría de los comercios, bares y restaurantes cerraron; varios edificios de la UE fueron desalojados durante horas. Un fuerte despliegue policial y militar ocupó las calles paralelas a las instituciones europeas. Solo periodistas acreditados y trabajadores públicos podían acceder. El peor atentado terrorista en la historia de Bélgica había atacado el corazón de la gobernanza de la Unión. Un golpe sangriento contra el alma de la UE que también encajaron miles de sus trabajadores.

“Se olía la pólvora en el aire, un olor muy intenso”, relata Simon Marks, un ciudadano británico que aparcaba su bicicleta a esas horas frente a los edificios de las instituciones europeas. Pudo escuchar la explosión y enseguida vio el humo saliendo por las bocas de metro. “Me acerqué a ver qué pasaba y empezó a aparecer gente con heridas y sangrando”, cuenta. Los viajeros fueron atendidos por los testigos y los trabajadores de un hotel cercano, que ofrecían toallas y sábanas para cubrir las huellas del terror yihadista.

El cerebro de los atentados de Bruselas sigue en "busca y captura"

"Todas las instituciones europeas están en alerta a nivel naranja. Por favor, quédense en casa o dentro de los edificios", alertó en Twitter la vicepresidenta de la Comisión encargada del presupuesto, Kristalina Georgieva. Y eso hizo Raquel, una ciudadana belga de orígen español, tras ver en la televisión lo que ocurría en su ciudad natal. Todo el transporte público de Bruselas se fue cerrando. Poco antes del ataque, Raquel entraba en el metro de Montgomery, a tres paradas de Malbeek, junto a su hija pequeña. Se dirigía a casa de sus padres para dejar a la niña y luego volver a la zona de las instituciones europeas donde trabaja. “No lo pude hacer. Nada más llegar a casa de mis padres, sobre las nueve y diez de la mañana, ya saltó la noticia de lo que ocurría en el metro”.

Este miércoles puede ser un nuevo día desierto el 'barrio europeo' de la capital de Bélgica. Las empresas toman nota de la situación y se suceden los mensajes desde las direcciones recomendando no acudir al puesto de trabajo este miércoles e incluso el jueves. “Recomendamos a todos los compañeros que trabajen desde casa y no vayan hasta la oficina”, decía un mensaje de un centro educativo asentado en el corazón de Bruselas, que pedía acudir previo aviso a los jefes solo en casos “de absoluta necesidad”.

¿Habrá un nuevo 'apagon' de Bruselas igual que tras los ataques en París? El Gobierno belga no parece decidido a cerrar la capital, como hizo entonces, tras las fuertes críticas recibidas. Ni siquiera ante la enésima prueba de que algo falla en sus medidas de seguridad. La capital europea ya no es el remanso de paz de los 80 y 90, cuando los funcionarios comunitarios solo se quejaban de la lluvia.

El cerebro de los atentados de Bruselas sigue en "busca y captura"

 

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios