a tres días de las primeras votaciones

Jugada maestra de Trump: boicotea el último debate republicano y arrasa a sus rivales

No fue al encuentro celebrado por FOX por sus malas relaciones con la cadena, pero contraprogramó a sus rivales con un acto de recaudación para veteranos de guerra. Logró eclipsar a sus contrincantes

Foto: El candidato presidencial republicano Donald Trump durante el acto celebrado este jueves. (Efe)
El candidato presidencial republicano Donald Trump durante el acto celebrado este jueves. (Efe)

Fue el gran ausente de la noche pero, sin duda, Donald Trump eclipsó el último debate republicano antes de la importante cita electoral del lunes en Iowa. Mencionado en varias ocasiones por sus contrincantes, el magnate arrasó en las redes sociales y se convirtió, algo que él mismo pretendía, en protagonista casi absoluto.

El motivo de la ausencia de Trump no fue otro que el enfrentamiento abierto que mantiene con la cadena organizadora del debate, Fox News, y en especial con su presentadora estrella, Megyn Kelly, quien hace varios meses calificó de "machistas" sus comentarios sobre las mujeres. Por ello, Trump, consciente de que muchos esperaban un golpe de efecto por su parte, organizó a la misma hora del debate un acto de recaudación de fondos para los veteranos de guerra. 

Tan medido estaba todo, que Trump tuvo doble ventana de espacio televisivo después de que CNN y MSNBC programaran en directo el discurso de Donald Trump mientras la competencia, Fox News, ofrecía el debate y sus siete rivales republicanos compartían el mismo canal. 

Arrasó en internet y las redes sociales

Pero la jugada maestra también se libró en internet. El multimillonario fue el precandidato más buscado en Google y en Twitter alcanzó el 37% de todas las menciones que se produjeron durante la noche del jueves sobre los aspirantes republicanos, muy por encima de Ted Cruz (18%) y Marco Rubio (12%).

Donald Trump. (Reuters)
Donald Trump. (Reuters)

También sus rivales le colocaron en la primera línea, sobre todo Ted Cruz, Marco Rubio y Jeb Bush, que se enzarzaron por el tema de las migraciones que tantos apoyos le ha dado a Trump.

Quien primero mencionó al magnate no fue ninguno de ellos, sino la presentadora Megyn Kelly, que le calificó de "elefante". Poco después lo hicieron sus contrincantes en la lucha por ser el candidato republicano. "Es como un pequeño osito de peluche", ironizó Bush. Todos ellos recordaron haber sido "víctimas" de sus ataques, sobre todo Ted Cruz, que pisa los talones a Trump en las encuestas intentado sacar rédito electoral de ello. 

Mientras los republicanos debatían, Trump logró recaudar 5 millones de dólares en menos de 24 horas para los veteranos de guerra, importante caladero de votos a quien el magnate parece tener ya en el bolsillo. De hecho, se vanaglorió del elevado número de medios de comunicación y cámaras de televisión, incluso "más que en los Oscar", dijo.  "¿Es (no haber asistido al debate) algo bueno para mí? ¿malo para mí? ¿me dará votos? ¿me los quitará? Nadie lo sabe. Pero ha valido la pena, aseguró el magnate.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios