La crisis que viene: EEUU prepara nuevas sanciones contra Irán
  1. Mundo
como respuesta al programa de misiles iraníes

La crisis que viene: EEUU prepara nuevas sanciones contra Irán

Washington denuncia que Teherán ha llevado a cabo dos pruebas de misiles balísticos de largo alcance desde octubre, violando una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU

placeholder Foto: Miembros del Pasdaran custodian baterías lanzamisiles en una instalación subterránea, en imágenes difundidas por la televisión estatal iraní, el pasado 13 de octubre
Miembros del Pasdaran custodian baterías lanzamisiles en una instalación subterránea, en imágenes difundidas por la televisión estatal iraní, el pasado 13 de octubre

¿Fin del conflicto entre Estados Unidos y el régimen de los Ayatolás? No tan rápido: tras el acuerdo sobre el programa nuclear iraní alcanzado este año, el proceso de distensión parece haberse estancado, y han surgido nuevos elementos que podrían revertir totalmente la situación e incluso empeorarla. Según el diario “Wall Street Journal”, Washington se dispone a imponer nuevas sanciones contra una red de una docena de empresas e individuos implicada en un programa de desarrollo de misiles balísticos iraníes, tanto en el propio Irán como en Emiratos Árabes Unidos y Hong Kong.

Las suspicacias estadounidenses se exacerbaron la semana pasada, después de que la Guardia Revolucionaria Iraní realizase un polémico test en el Estrecho de Ormuz, disparando varios misiles a poco más de un kilómetro del portaaviones estadounidense Harry S. Truman, el destructor Bulkeley y una fragata francesa. El comandante del portaaviones, el Comandante Kyle Raines, calificó esta acción de “altamente provocativa”, asegurando que las autoridades iraníes les alertaron apenas 23 minutos antes de lanzar el misil.

“Disparar armamento tan cerca del paso de una coalición de barcos y tráfico comercial, dentro de una ruta de tráfico marítimo reconocida internacionalmente, es inseguro, poco profesional e inconsistente con la legislación marítima internacional”, afirmó Raines. El incidente de Ormuz es, además, el segundo de este tipo: el pasado 10 de octubre, el régimen ya había llevado a cabo otra prueba con proyectiles de largo alcance, que EEUU consideró una violación de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU de 2010. Apenas tres días después, la televisión estatal iraní emitió imágenes de una instalación militar subterránea en la que podía apreciarse una gran concentración de misiles y lanzadores.

“Llevamos un tiempo buscando opciones para acciones adicionales relacionadas con el programa de misiles balísticos de Irán, en base a nuestra continua preocupación sobre sus actividades, incluyendo el lanzamiento del pasado 10 de octubre”, ha confirmado un alto funcionario estadounidense al diario “The Guardian”. “Estamos considerando varios aspectos referidos a designaciones adicionales [de individuos y empresas sujetos a sanciones], así como trabajo diplomático en marcha consistente con nuestros intereses de seguridad nacional”, ha dicho.

"Operación psicológica"

La Guardia Revolucionaria Iraní, sin embargo, asegura que el test denunciado por el Comandante Raines nunca tuvo lugar. “La fuerza naval del Pasdaran no ha realizado ningún ejercicio la semana pasada, cuando los americanos aseguran que se disparó un misil o cohete en el área del Estrecho de Hormuz”, ha asegurado el General Ramezan Sharif en la página web oficial de la Guardia Revolucionaria. “Publicar semejantes mentiras en la situación actual es más bien una operación psicológica”, afirma.

Según la información publicada por el “Wall Street Journal”, entre los objetivos de las sanciones estaría una empresa basada en los Emiratos Árabes Unidos, Mabrooka Trading, y su fundador, a la que se cree responsable de proporcionar fibra de carbono a Irán para este programa, a través de una subsidiaria en Hong Kong. Otros cinco altos funcionarios iraníes también serían incluidos en las listas.

Se da por hecho, sin embargo, que el Líder Supremo de Irán, el Ayatolá Ali Jamenei, considerará el establecimiento de nuevas sanciones como una violación del acuerdo nuclear, lo que podría poner en peligro dicho pacto, el llamado Plan Integral de Acción Conjunta. Hace dos días, Rusia confirmó que Irán le había entregado todo su uranio enriquecido en cumplimiento de este acuerdo.

Irán Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda