Entrevista con la economista italiana

Loretta Napoleoni: "Lo fácil para Hollande es bombardear Raqqa, pero no sirve de nada"

La autora de 'El Fénix Islamista' opina que en la masacre de París la financiación no ha sido una cuestión decisiva: un atentado así es muy barato de perpetrar. Habrá otros, asegura

Foto: Loretta Napoleoni, firmando ejemplares de su último libro (Fuente: Web de la autora)
Loretta Napoleoni, firmando ejemplares de su último libro (Fuente: Web de la autora)

Economista y especialista en terrorismo, la italiana Loretta Napoleoni (Roma, 1955) lleva rato hurgando allí donde poco se busca pero a menudo se encuentran muchas respuestas en lo que concierne a criminales: sus economías. De ahí que sea considerada una de las mayores expertas mundiales sobre financiación del terrorismo, asunto sobre el que investiga y escribe en la prestigiosa London School of Economics y ha asesorado a diversas organizaciones europeas y estadounidenses. También es autora de cerca veinte libros, algunos de ellos que han registrado récord en ventas, como ‘La Mordaza’, publicado en 2009 y en el que analiza la economía del mercado negro. En su último volumen, ‘El fénix islamista’ (ed. Paidós), publicado en febrero pasado, desgrana el ascenso del Estado Islámico y de los cambios que la llegada de este grupo ultraradical conllevó para la región.

Desde Londres, ciudad en la que vive desde años, atiende a El Confidencial para hablar de lo que ha ocurrido en París.

P: He leído que usted considera al Estado Islámico (EI) como un grupo con un modelo horizontal y orgánico: es decir, con células terroristas que deciden autónomamente cómo atentar y cómo obtener fondos. ¿Es esto una evolución con respecto al pasado?

R: Sí, es una situación muy nueva. El EI es el primer grupo terrorista que propone un modelo diferente al piramidal [jerárquico y con un jefe visible y claro], que era el modelo de ETA, IRA e incluso de Al Qaeda, cuando llevó a cabo el 11S [los atentados de 2001 en EE.UU.]. Las células europeas de EI tienen contactos, por supuesto, con sus jefes [en Irak y Siria], pero se reúnen, se organizan y deciden autónomamente sus blancos. Este modelo es nuevo, moderno y atrae mucho a los más jóvenes, pues les hace sentir miembros activos del grupo.

P: Su respuesta lleva a pensar que está en desacuerdo con lo dicho por el primer ministro francés, Manuel Valls, quien afirmó que el atentado de París "fue organizado, pensado, planificado desde Siria”.

R: Sí, yo no estoy de acuerdo con el señor Valls. Creo que lo que ha pasado es lo siguiente: el atentado se ha organizado en Europa y es fruto de una radicalización que ha aumentado enormemente en los últimos 16 meses [desde que EE.UU bombardea en Siria e Irak contra EI]. Hay que abrir los ojos y constatar que existe una red europea.

P: Entonces, ¿de qué sirve bombardear Raqqa, el más visible bastión de EI, como está haciendo ahora Francia?

R: No sirve de nada. Porque ellos están aquí. Lo que sirve son políticas de pacificación. El problema es que esto es difícil. Lo fácil para el presidente Francois Hollande, como lo fue en su momento para el presidente George Bush, es bombardear y afirmar que así los destruirá, los eliminará para siempre. No obstante, esta retórica lo sitúa en una posición de debilidad. Porque lo cierto es que podemos bombardear todo lo que queramos en Oriente Medio, pero ¿qué haremos con los [yihadistas] europeos?, ¿qué vamos a hacer con quienes se han radicalizado en suelo europeo? ¿Van a bombardear Europa…?

La policía belga lleva a cabo una operación en el barrio de Molenbeek, en Bruselas, de donde procedía uno de los presuntos perpetradores de los atentados de París (EFE/EPA)
La policía belga lleva a cabo una operación en el barrio de Molenbeek, en Bruselas, de donde procedía uno de los presuntos perpetradores de los atentados de París (EFE/EPA)

 

P: Usted es una experta en financiación del terrorismo. ¿Cómo explica que tanto en EE.UU. como en Europa no se denuncie ni se hayan llevado a cabo medidas para frenar el flujo de dinero que recibe el EI?

R: Lo cierto es que, en atentados como el de París, el monto de dinero usado no ha sido tan importante. Este tipo de terrorismo no necesita de mucho dinero, pues el adoctrinamiento se lleva a cabo a través de la Red e involucra a jóvenes que son locales y que, por tanto, que no necesitan trasladarse. Por ello, el dinero se puede conseguir en Europa, autofinanciándose. Dicho lo anterior, es verdad que no se ha hecho nada para investigar y bloquear los círculos de dinero que han acabado en manos de EI. De ahí que el tema aquí no es sólo la financiación, sino también la política exterior, es decir, ¿cuál la política de los países europeos en Oriente Medio? Es decir, ¿se quiere bombardear como quieren los estadounidenses? No se sabe. No hay una política común en Europa.

P: Falta coordinación…

R: Bueno, existe la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN) y Europa hace lo que hace EE.UU. Ahora bien, Hollande dice que estamos en guerra y que bombardearemos más y más. Pero la verdad es que ya son 16 meses que bombardeamos. Y el resultado está ante los ojos de todos.

P: Sigue aturdiendo el silencio de los líderes europeos sobre el papel que juegan los países del Golfo en el conflicto sirio-iraquí.

R: Ah, pues, ¡es que ellos son nuestros aliados! [Los europeos] les delegaron a ellos la gestión de la guerra en Siria. Lo que está ocurriendo ahora es el resultado de esta política. Y asumirlo significaría también asumir que se ha contribuido a la creación del EI.

P: Entonces, volviendo al aspecto logístico de los atentados de París, una pregunta obligada es:¿cómo de fácil es conseguir hoy un Kalashnikov en Europa? ¿No me dirá que eso es algo que está al alcance del ciudadano a pie de calle?

R: Los precios han bajado mucho desde la caída del muro de Berlín. Un Kalashnikov viejo hoy no cuesta 10.000 euros, cuesta 500 euros. No hay que olvidar que esas armas estuvieron al alcance de uno que tiroteó sobre estudiantes en Suecia [Behring Breivik, simpatizante de extrema derecha que provocó una matanza en la isla de Utoya en 2011].

P: Algunos investigadores y policías dicen que falta personal y herramientas para llevar adelante acciones más contundentes; esto, para vigilar, por ejemplo, lo que entra a través de los puertos.

R: Es culpa de la crisis económica. No hay dinero, eso es cierto. Es así desde 2007, se han cortado muchos presupuestos. El problema es que, para llevar adelante un control eficiente, son necesarios 16 ó 17 agentes por cada sospechoso.

P: Sin embargo, la paradoja está en que el EI también se financia con el contrabando de piezas arqueológicas milenarias y se venden en Londres. ¿Cuán grave y común es esto?

R: Es grave que haya coleccionistas que las compran, por supuesto. Pero esto es algo marginal en el análisis de lo que ha ocurrido en París. Y esto porque, repito, mi opinión es que principalmente se han autofinanciado y esto es muy peligroso. Creo que hay otras células similares en Europa, las cuales, tras lo ocurrido en París, intentarán llevar a cabo acciones del mismo calado.

P: O sea, ¿hay que esperarse más atentados?

R: Sí, creo que otros que lo intentarán. Y, además, otro aspecto a subrayar es que ha mejorado la coordinación y la organización de estos atentados.

Militantes del Estado Islámico en Raqqa (Reuters)
Militantes del Estado Islámico en Raqqa (Reuters)

P: ¿Cuáles son los países que corren un riesgo mayor?

R: Todos. Atacarán donde puedan. Por supuesto, los países con porcentajes más altos de musulmanes son los más previsibles. Y eso no porque los musulmanes sean todos terroristas, sino porque esos fanáticos se radicalizan en esos ambientes.

P: El pasado fin de semana, el ministro de Interior de Albania dijo haber recibido un correo con la amenaza de un presunto grupo que respalda el EI. ¿Qué papel juegan los Balcanes en esta situación?

R: No conozco los pormenores de esta amenaza, pero sí. Tiene lógica. Pues además es un país de mayoría musulmana. Como el resto de Europa, los Balcanes son otro posible blanco por todos los tráficos que pasan por ahí, empezando por el de armas.

P: Se habló bastante de un pasaporte sirio encontrado junto al cuerpo de un de los kamikazes del estadio de Francia y que podría ser falso. ¿Qué opina de esto?

R: Existen mafias en Bulgaria y Rumania que se dedican exclusivamente a este tipo de activad ilícita. Es un negocio enorme. Y no, no es tan difícil conseguir un pasaporte falso. También es posible que haya miembros de EI involucrados, no me sorprendería.

P: ¿Qué cambiará después de los atentados de París?

R: Nada. Continuaremos estando en guerra, como lo estábamos antes. Es más, creo que la situación empeorará y se producirán otros atentados en suelo europeo.  

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios