Discurso del Papa en EEUU: lloros de políticos sin consuelo, aplausos y críticas de Trump
  1. Mundo
lágrimas de un congresista republicano

Discurso del Papa en EEUU: lloros de políticos sin consuelo, aplausos y críticas de Trump

El Sumo Pontífico recalcó en su discurso temas espinosos para la Iglesia, como la pederastia, así como otros asuntos de gran polémica como la pena de muerte

Foto: El discurso del Papa provocó reacciones de lo más variadas (EC/Agencias)
El discurso del Papa provocó reacciones de lo más variadas (EC/Agencias)

La primera visita del Papa a Estados Unidos no dejó indiferente a nadie. La capital del país, Washington, llenó sus calles de fieles y curiosos que no querían perderse un acontecimiento que ha ocupado la atención de la prensa internacional por su importancia. Sin esperarlo, también se convirtieron en testigos de excepción de las palabras del Santo Padre que, una vez más, rompieron las barreras lanzando duras críticas y opiniones sobre temas espinosos para la Iglesia.

Uno de ellos, la pederastia, fue tratado sin tapujos por Francisco antes de su visita a Washington. En Nueva York, el Papa reconoció haber “sufrido mucho a causa de la vergüenza provocada por tantos hermanos que han herido y escandalizado a la Iglesia en sus hijos más indefensos”. De esta manera, el religioso aludía a los abusos a menores e instó a que esos actos –calificados como de “momentos oscuros” de los últimos años de la Iglesia– no se repitieran “nunca más”.

Ya en la capital estadounidense, Jorge Mario Bergoglio hizo un llamamiento a la lucha contra el extremismo religioso, comportamiento del que ha dicho que ninguna religión “es inmune”. “Es importante luchar contra la violencia perpetrada bajo el nombre de una religión, de una ideología o de un sistema económico, pero a la vez hay que proteger la libertad de las religiones, de las ideas, de las personas, lo que requiere un delicado equilibrio en el que tenemos que trabajar”, apuntó.

Donald Trump, contra el Papa

Aplausos para el Santo Padre mientras pronunciaba su discurso, entre el que también quiso incluir una dedicatoria a los inmigrantes que luchan cada día por alcanzar una vida mejor. “Hagan ustedes con los demás como quieran que los demás hagan con ustedes”, instó a sus oyentes afirmando que el mundo se encuentra actualmente en un momento turbio a nivel humanitario. Sus palabras no han sido bien acogidas por Donald Trump, precandidato republicano para las elecciones de Estados Unidos.

En opinión del empresario, la teoría del Papa era “bellísima”, pero espetó en una entrevista para la CNN que el país afrontaba “graves problemas, precisamente a raíz de las migraciones”. No es la primera vez que Trump expone argumentos de índole calificada por algunos como 'racista': hace algún tiempo definió a los mexicanos que intentaban traspasar la frontera americana como “asesinos y violadores”.

Emoción desatada en los ojos de Boehner

A pesar de que el discurso del Sumo Pontífice no convenciera a Trump, John Boehner no pudo evitar contener el llanto mientras escuchaba a Bergoglio. Católico ferviente, el líder de los republicanos en el Congreso de Estados Unidos se emocionó sin control hasta el punto de tener que secar sus lágrimas con un pañuelo. Su actitud sorprendió a los que, hasta ahora, habían estado acostumbrados a la faceta más dura de Boehner: su oposición a las políticas demócratas que no considera adecuadas como, por ejemplo, la aprobación del presupuesto presentado por Obama.

La lucha contra el cambio climático, el combate contra la pobreza, la relajación de las tensiones entre Cuba y Estados Unidos y la defensa de las familias también fueron temas tratados en su discurso. Además, el Papa sorprendió pidiendo la supresión de la pena de muerte en un país que la practica. “Recientemente, mis hermanos Obispos en Estados Unidos han renovado el llamamiento para la abolición de la pena capital. No solo me uno con mi apoyo, sino que animo y aliento a cuantos están convencidos de que una pena justa y necesaria nunca debe excluir la dimensión de la esperanza y el objetivo de la rehabilitación, dijo”.

Papa Francisco Gobierno de Donald Trump Estados Unidos (EEUU) Pederastia Congreso de Estados Unidos
El redactor recomienda