también al exjefe de los servicios secretos

Libia condena a muerte a Seif al Islam, el hijo mayor de Gadafi

El tribunal de lo penal de Trípoli dictó la pena máxima contra el primogénito del fallecido dictador, así como contra otros funcionarios destacados de su régimen

Foto: Seis al Islam, condenado a muerte (Reuters)
Seis al Islam, condenado a muerte (Reuters)

El tribunal de lo penal de Trípoli ha condenado este martes a muerte al Seif al Islam, hijo mayor del fallecido dictador libio Muamar al Gadafi, y a varios de los funcionarios más destacados de su régimen. El juez le considera culpable de reprimir las protestas pacíficas que se desarrollaron en el país en febrero de 2011. El hecho de frenar estas manifestaciones desembocó en una guerra civil que azotó Libia y que terminó con la muerte de Gadafi.

Abdala al Sanusi, exjefe de los servicios secretos (Reuters)
Abdala al Sanusi, exjefe de los servicios secretos (Reuters)

El tribunal condenó también a la pena capital al exjefe de los servicios secretos del dictador, Abdala al Sanusi, y al exprimer ministro de Gadafi durante su dictadura, Baghadadi al Mahmudi. Tantos estos altos cargos como Seif al Islam serán fusilados para cumplir con la pena de muerte que se les ha impuesto, aunque antes podrán apelar la sentencia. 

El hijo mayor de Gadafi era el nombre que sonaba para suceder al dictador, aunque nunca pudo llegar a hacerlo por la revolución que se desató a raíz de las protestas pacíficas de Libia hace cuatro años. Seis al Islam fue capturado un mes después de la muerte de Gadafi, mientras intentaba escapar a Níger.

La ONU asegura que su juicio no fue justo

La ONU declaró este martes que el juicio a Seif al Islam no fue justo, y deploró la pena de muerte a la que fue condenado, tanto a él como a otros ocho altos cargos del régimen de su padre. "Hemos seguido de cerca la detención y el juicio y consideramos que los estándares internacionales de un juicio justo no se han cumplido", dijo la portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Ravina Shamdasani.

Entre las deficiencias más graves que se detectaron figura el hecho de que no se establecieron responsabilidades penales individuales en relación con delitos concretos. La ONU también corroboró serios problemas relacionados con el acceso a abogados, quejas por malos tratos y juicios realizados en ausencia del acusado.

La ONU señaló que no cabe duda de que las violaciones de los derechos humanos deben ser sancionadas, pero recalcó que esto debe hacerse "respetando escrupulosamente las normas y procedimientos que garantizan un juicio justo y los derechos de los acusados". "Si se falla en esto la injusticia sólo se agrava", comentó Shamdasani en declaraciones a los periodistas.

"Pedimos a las autoridades libias que introduzca reformas legales de manera urgente para que los derechos humanos sean plenamente respetados en la administración de justicia", indicó.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios