la ultraderecha es la tercera fuerza política

Los 389.000 motivos de la clase obrera griega para votar a Amanecer Dorado

Pensionistas asustados por la inmigración, jóvenes sin futuro desencantados con la democracia, ultras de toda la vida. Estos son sus votantes.

Foto: Manifestación de Amanecer Dorado en Atenas (Ap)
Manifestación de Amanecer Dorado en Atenas (Ap)

Amanecer Dorado no pierde ocasión para demostrar poder de convocatoria. El sábado, unas 2.000 personas respondieron a su llamada para conmemorar en el centro de Atenas el decimonoveno aniversario del incidente de Imia. Se trata de una roca en medio del mar Egeo ­sin categoría de isla y deshabitada, pero reclamada como propia por griegos y turcos, donde murieron tres soldados helenos en 1996 durante una misión de reconocimiento mientras identificaban una embarcación turca.

En Grecia, los nacionalistas siguen manteniendo que fue el ejército enemigo el que derribó la aeronave, aunque la verdad es que los hechos nunca llegaron a aclararse. Sigue siendo un asunto sensible. Sin ir más lejos, el nuevo ministro de Defensa, el líder de Griegos Independientes, Panos Kammenos, se acercó a la isla a lanzar una corona de flores hace unos días.

Pero los hay más radicales, como los concentrados el sábado por el partido de extrema derecha, que no dudan en calificar al Gobierno de entonces (­que decidió dar carpetazo al asunto para evitar una crisis diplomática o una guerra)­ como "traidor" a la patria.

Ha sido la primera salida a la calle de Amanecer Dorado tras su éxito en las elecciones de hace una semana. Consiguió 389.000 votos, un 6,28% del censo, y, lo que es más importante, se convirtió en la tercera fuerza política del país. Quizá por eso se personaron representantes de partidos del mismo signo procedentes de diversos puntos de Europa: el NPD alemán, el Frente Nacional francés y el italiano Liga Norte, entre otros. La derecha extrema, que vive sin duda un momento dulce en todo el continente, tiene en este país un ejemplo de resiliencia. 

Además de la demonización por parte del resto de partidos y el ostracismo en los medios, Amanecer Dorado se enfrentaba a un problema añadido para hacer campaña de cara al 25 de enero: la mayor parte de su cúpula está en prisión, acusada de pertenencia a banda criminal.

El partido Amanecer Dorado durante una manifestación en Grecia (Ap)
El partido Amanecer Dorado durante una manifestación en Grecia (Ap)
Campaña desde la cárcel

El exmilitar Nikos Mijaloiakos, líder máximo del partido, consiguió filtrar un mensaje telefónico desde el penal el día después de las elecciones. Corrió como la pólvora en las redes sociales y desembocó en los medios. Básicamente se jactaba: "Nos han intentado detener, pero no lo han conseguido, somos el tercer partido". 

Mijaloiakos, como otras preeminentes figuras de Amanecer Dorado, lleva encerrado desde 2013 y ha resultado reelegido en estos comicios. Una mezcla de proteccionismo, anticapitalismo, racismo y nacionalismo atrae, tras siete años de crisis, a muchos votantes, que han hecho que 17 de los miembros de la fuerza de extrema derecha se sienten en el Parlamento. 

Líderes de Amanecer Dorado se enfrentan a cargos que van desde la organización de redadas violentas contra inmigrantes hasta la responsabilidad indirecta en asesinato

Ya se sentaba en él y tiene mandato renovado Ilías Kasidiaris, considerado el "ala joven" del partido, con un innegable carisma entre sus  seguidores. También él se encuentra, como su jefe, en Koridialós, la más simbólica de las prisiones griegas y donde durante muchos años cumplieron condena, además de presos comunes, los condenados por terrorismo. También Kasidiaris consiguió grabar un mensaje durante la campaña que fue reproducido en un mitin en el este de Atenas: "Amanecer Dorado está escribiendo la historia moderna de Grecia y seremos los vencedores. Patria, Honor, Amanecer Dorado", se podía oír por los altavoces.

Déspina Sveroni, una de las candidatas, hablaba ayer de las encarcelaciones de sus compañeros en entrevista con El Confidencial. "Hay una falta de liderazgo político, antes y ahora. Por eso los dirigentes han encerrado a los diputados de Amanecer Dorado, que son la única voz de la resistencia". Los miembros de Amanecer Dorado se enfrentan a cargos que van desde la organización de redadas violentas contra inmigrantes hasta la responsabilidad indirecta en el asesinato del rapero Pavlos Fyssas en septiembre de 2013, apuñalado en el corazón por un simpatizante del partido. 

La conmoción social por esta muerte dio lugar a un cerco policial y del Estado contra Amanecer Dorado. La ley metió entre rejas a los dirigentes, pero no detuvo los votos. Si finalmente fueran absueltos, se podrían encontrar en los pasillos con los dirigentes de Nueva Democracia, a los que acusan de lo que califican como "caza de brujas".

Un niño durante una manifestación de la ultraderecha en Atenas (Ap)
Un niño durante una manifestación de la ultraderecha en Atenas (Ap)
El apoyo a Amanecer Dorado empieza a nivel local

¿Cómo una fuerza como esta construye una red de apoyo y se convierte en la tercera más importante del panorama político? Una respuesta la hayamos a nivel de los barrios. En el centro de Atenas, por ejemplo, hay jubilados ­reticentes y temerosos ante la llegada masiva de inmigrantes­ llaman a las oficinas del partido pidiendo una “patrulla” que les acompañe al cajero a retirar su pensión. 

Un par de fornidos miembros del partido escoltarán al anciano a recoger su dinero. Esta confrontación griegos contra extranjeros es una bendición para Amanecer Dorado. Kasidiaris, que tiene entre otros símbolos una esvástica tatuada en el cuerpo, obtuvo un sorprendente 12,6% de los votos en las elecciones para alcalde de Atenas. 

En el cuarto distrito de la capital, Amanecer Dorado obtuvo un 20,6% de los votos, fue el primer partido. En el sexto distrito fue segundo. Tanto el cuarto como el sexto distritos agrupan barrios muy humildes y muy envejecidos. Y por lo barato de la vivienda allí, barrios que atraen mucha inmigración. Aunque también es cierto que el acomodado Kolonaki dio a Amanecer Dorado un 13,7% de los votos. 

La extrema derecha obtuvo en las últimas elecciones locales 26 consejeros regionales en 12 regiones y 14 concejales en nueve ciudades, incluidos cuatro en Atenas. La plaza de Omonia es uno de esos lugares céntricos de alta inmigración, caladero de votos de Amanecer Dorado. Gina Dimopulu, candidata en el primer distrito, vive allí "desde siempre" y es votante del partido desde cuando apenas tenía apoyo. 

Los distritos donde más votos cosecha Syriza son barrios muy humildes y muy envejecidos. Y por lo barato de la vivienda allí, atraen mucha inmigración

Acepta hablar a cambio de no entrar en temas de ideario de partido: "Conocía Amanecer Dorado desde antes de que creciera tanto. He estado en mítines del partido desde hace diez años. Me emocionaba el interés de algunas personas, por su amor a su país, su la religión y a la familia". “Nación, religión y familia” era el lema de la dictadura de los coroneles, que cayó en 1974 con la restauración de la democracia, pero ella evita hacer alusiones.

El partido por el que es candidata “ha puesto al ciudadano griego y a sus problemas cotidianos como una prioridad, como un asunto nacional", asegura. "Estos mítines me llenaban como ciudadana", dice. "Y en este momento el centro de Atenas está muerto. El gran problema empezó un año y medio después de los Juegos Olímpicos (2005) y creo que las posiciones de Amanecer Dorado para resolver los problemas son las correctas", concluye.

Entre el programa del partido se encuentra una lista de doce puntos que van desde la "purificación política" al fin del memorándum, pasando por la bajada de impuestos y un subsidio a las familias numerosas. También, por supuesto, la expulsión de los inmigrantes ilegales y la implantación de la doctrina de "los griegos primero".

Preguntamos a Dimopulu por qué decidió dar el paso y presentarse a las elecciones: "Es lo menos que podía hacer para apoyar como podía el esfuerzo de Amanecer Dorado. Creo que fue un honor estar en sus listas. Nuestros problemas son fundamentalmente la inmigración y la política interior y exterior, no creo que este Gobierno pueda resolverlos porque las posiciones de Syriza, especialmente en inmigración, son muy conocidas". 

Syriza propone una serie de regulaciones controladas de inmigrantes. Algunos de estos, a pesar de haber nacido en Grecia, no poseen la nacionalidad. Aunque el alcance de estas medidas que el recién formado Ejecutivo lleva en su  programa sólo se conocerá una vez plasmadas en el papel.

Acto de campaña de Amanecer Dorado (Ap)
Acto de campaña de Amanecer Dorado (Ap)
El lado anticapitalista que seduce a la clase obrera

Uno de los tabúes que atenaza a la izquierda europea es el indudable poder de seducción de la extrema derecha entre los trabajadores. En Francia, el Frente Nacional lucha con el Frente de Izquierda por el voto obrero. En Grecia el aumento constante en número de votos de Amanecer Dorado desde las elecciones nacionales de 2012 pasando por las europeas no se explica sin la crisis y el enorme paro que deja a tantas familias trabajadoras en la precariedad. 

El apoyo que cosecha, sobre todo en las zonas de clase obrera, ha sido imparable, aunque ahora ha quedado frenado por el ascenso de Syriza. ¿Puede un votante de Syriza pasar a Amanecer Dorado y viceversa? La respuesta es que, a pesar del abismo que les separa en temas sociales, Amanecer Dorado apoya medidas anticapitalistas como el fin de las privatizaciones iniciado por Tsipras y el acercamiento con Rusia y China como el que ha esbozado Syriza. 

Esto último, de hecho, Amanecer Dorado lo lleva escrito en su programa de este modo: "Giro geoestratégico hacia Rusia y China, apertura a los mercados de los dos países". El partido ultraderechista se apoya en los movimientos de base como en el reparto de alimentos "sólo para griegos" al que acudía fundamentalmente gente humilde

Con ello consiguieron aumentar su base electoral entre un electorado que se sentía de izquierda, pero también abandonado por los partidos de su sensibilidad. Ante la despreocupación de los grandes, Mijaloiakos consiguió atraer a un perfil de votante que, si las condiciones económicas fueran mejores, no les apoyaría.

Parlamentarios de Amanecer Dorado saludándose tras el voto presidencial (Efe)
Parlamentarios de Amanecer Dorado saludándose tras el voto presidencial (Efe)
Idolatría al fascismo que resistió al fascismo

La simbología céltica de Amanecer Dorado, el aire marcial de sus marchas con un aire a las de Núremberg, la rigidez de los discursos de sus dirigentes, la estética “cabeza rapada” de algunos de sus miembros más agresivos... son una mezcla de los regímenes autoritarios del pasado y los movimientos antisistema. El escudo del partido se parece a una esvástica nazi, aunque los miembros intenten desmentir cualquier similitud de ese tipo. 

Pero, al mismo tiempo, reclaman una compensación a "los tiburones alemanes" resultado de la ocupación del Eje­ durante la Segunda Guerra Mundial, una indemnización que calculan en torno a los 500.000 millones de euros y que "solamente un Gobierno nacionalista tendría agallas de reclamar". La petición de una compensación por la ocupación, por cierto, también se pide desde las filas de Syriza.

Por su historia, Grecia podría parecer un lugar inmune a la eclosión de un movimiento o partido similar

¿Estética fascista y reclamación por la ocupación fascista? Sí, Amanecer Dorado trata de cuadrar el círculo reclamando este dinero y al mismo tiempo copiando el ideario nacionalsocialista que admira. ¿Cómo es posible? Por su historia, Grecia podría parecer un lugar inmune a la eclosión de un movimiento o partido similar. La ocupación fue brutal, especialmente en la zona alemana, y esto debería crear un rechazo automático a cualquiera que agitara una bandera remotamente similar a la nacionalsocialista. 

Pero la realidad es más compleja. En 1941, cuando los alemanes desplegaron su temida blitzkrieg para ayudar a los italianos de Mussolini (­que habían fracasado en sus operaciones de conquista ante el Ejército griego),­ lo que derrocaron no fue una democracia, sino un Gobierno fascista, el del militar Ioannis Metaxás. Por tanto, la ultraderecha griega vive actualmente con la admiración a la resistencia contra la ocupación de los nazis y a la ideología fascista a la vez. 

Las masacres llevadas a cabo por los alemanes en territorio heleno, ­entre ellas la tristemente célebre operación de deportación y asesinato de judíos en Salónica, son una herida permanente en la historia de Grecia, aunque una herida que miles de personas están dispuestas a olvidar tras siete años de crisis en los que han visto cómo su orgullo nacional se devaluaba al ritmo marcado por las agencias de calificación, los mercados y la troika.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios