RONI KAPLAN, PORTAVOZ DEL EJÉRCITO israelí

“Israel sólo ataca objetivos legítimos. Busca disminuir al máximo el daño a los civiles”

Tras unas horas de tregua unilateral, la ofensiva contra Gaza se reanudó ayer. Por ello, El Confidencial entrevista a Roni Kaplan, portavoz del Ejército israelí

Foto: Un soldado de Israel desciende de un camión en un campamento israelí erigido en la frontera con la Franja de Gaza (Efe).
Un soldado de Israel desciende de un camión en un campamento israelí erigido en la frontera con la Franja de Gaza (Efe).

La esperanza no duró más que unas horas. El Ejército israelí reanudó ayer su ofensiva contra Gaza, después de que una propuesta de alto el fuego planteada por Egipto –y aceptada unilateralmente por Israel– chocase con la negativa de Hamás, que aseguró no haber recibido ningún plan de tregua por parte del Gobierno hebreo u otras instancias internacionales. Las milicias palestinas no dejaron de lanzar cohetes (más de 120 sólo en la jornada de ayer, según el Tzahal), que se cobraron su primera víctima desde el inicio hace ocho días de la operación Margen Protector: un civil israelí alcanzado en el cruce de Erez, de entrada a Gaza.

Seis horas después del alto el fuego y ante el lanzamiento de decenas de cohetes, el premier Benjamin Netanyahu -a quien la tregua enfrentó con el ala más dura de su Gabinete, que pide la ocupación de Gaza– ordenó a la Fuerza Aérea que reanudara los bombardeos. “Intensificaremos la ofensiva. Quien trata de hacer daño a Israel resulta dañado”, advirtió.

Las Fuerzas Armadas de Israel sólo atacan objetivos legítimos. Hacemos todo para disminuir el daño a civiles: observación, uso de munición adecuada…La aviación atacó una treintena de posiciones, incluidas casas civiles. Al menos 200 palestinos han muerto ya bajo las bombas. Más de 1.500 han resultado heridos. Con motivo del reinicio de las hostilidades, El Confidencial entrevista a Roni Kaplan, portavoz del Ejército israelí, que habla del rechazo a la tregua por parte de Hamás, la muerte de civiles y la evolución de la ofensiva.

Pregunta: ¿Cuáles serían los motivos del rechazo de Hamás a la propuesta de alto el fuego?      

Respuesta: Hamás la rechaza por la misma razón que rechazó nuestro mensaje inicial (tras el secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes). Tiene sus intereses políticos que le empujan al silencio, tanto en un principio como ahora ante la tregua. Antes de la operación Margen Protector, se vio presionado por los arrestos de activistas y operativos de Hamás en Cisjordania (más de 400 durante la búsqueda de los jóvenes hebreos). Hamás pone a Israel en una situación en la que tiene la obligación de defender al 75% de su población (de los ataques con cohetes y misiles).

Muere el primer israelí por los misiles lanzados por Hamás

P.: Los objetivos declarados de la ofensiva eran destruir la capacidad ofensiva de Hamás y su infraestructura en Gaza: ¿se han cumplido?

R.: El objetivo era que Hamás no ponga de nuevo en peligro las vidas de israelíes en un futuro cercano. Los objetivos se pueden alcanzar por medios políticos o por medios militares. En la medida en que Hamás rechaza la tregua, la operación debe continuar. El propósito de la ofensiva es llevar seguridad al sur y centro de Israel, infligir un duro daño a la estructura terrorista de Hamás e impedir el lanzamiento de misiles. Hay que recordar que estos han llegado más lejos que nunca. Hamás dispone de misiles M302 de procedencia siria que pueden alcanzar hasta casi 200 kilómetros.

P.: Entonces, ¿cuál es la situación actual de Hamás en cuanto a su capacidad militar? 

R.: Hamás ha recibido un duro golpe, principalmente en sus lanzadores de cohetes, al igual que otros grupos como los salafistas. Y estamos hablando de un arsenal de 10.000 cohetes. Además, ha encajado un durísimo golpe en sus centros de comando y control, de comunicaciones, sus campos de entrenamiento y sus túneles.  

Soldados del Ejército israelí duermen en torno a un carro blindado en la frontera con la Franja de Gaza (Reuters).
Soldados del Ejército israelí duermen en torno a un carro blindado en la frontera con la Franja de Gaza (Reuters).

P.: La muerte de civiles palestinos durante la ofensiva ha originado un aluvión de críticas. ¿Qué explicación da el Ejército israelí?

R.: En primer lugar, quiero subrayar que buscamos disminuir al máximo el daño a la población  civil. Israel utiliza sus armas para proteger a su población civil. Hamás utiliza a su población civil para defender sus armas. Un ejemplo es el mensaje difundido a los palestinos para que ignoren las advertencias que realiza Israel antes de los bombardeos y no abandonen sus casas.

Cuando una casa es utilizada con propósitos militares se transforma en un objetivo legítimo, según el derecho internacional. Los miembros de Hamás emplean sus casas, donde están sus familiares, como centros de comandoCuando una casa es utilizada con propósitos militares se transforma en un objetivo legítimo, según el derecho internacional. Los miembros de Hamás emplean sus casas, donde están sus familiares, como centros de comando.

Déjeme que le explique el procedimiento del “golpe en la puerta” que precede a un bombardeo. Primero hay una llamada telefónica de la Inteligencia israelí. Después se lanza una bomba de sonido, que no contiene ningún explosivo. A veces no salen de la casa; otras, el terrorista ordena a sus hijos que se suban al tejado. Y, a menudo, la aviación israelí aborta el ataque. Las Fuerzas Armadas de Israel sólo atacan objetivos legítimos. Hacemos todo para disminuir el daño a civiles: observación, uso de munición adecuada… 

P.: ¿Hay un riesgo real de que el conflicto se extienda a Cisjordania o Líbano?

R.: Aquí, en Israel, nunca se sabe. Aquí siempre existe la posibilidad de que un frente contagie a otro.

P.: ¿La tregua ofrecida a Hamás incluía algún tipo de contrapartida, como suavizar el bloqueo a Gazanbsp;

R.: Después de que Israel se retirase de la Franja en 2005, Hamás ganó las elecciones en 2006 y posteriormente lanzó un golpe de Estado contra Fatah (creado por Arafat) en el que mató a 300 de sus miembros. En Erez dejamos un paso (fronterizo) por el que entre 2005 y 2007 pasaban unas 40.000 personas a diario para ir a trabajar a Israel. Hoy en día sólo pasan unas 400 personas al día para recibir asistencia y tratamiento médico. La propia nieta de Ismail Haniya (dirigente de Hamás) fue tratada aquí. Hamás no reconoce el Estado de Israel. Si dejará las armas, el paso inmediatamente se abriría. (Desde que comenzó esta ofensiva) hemos estado pasando combustible y alimentos a la Franja a través del cruce fronterizo de Kerem Shalom, pero el propio Hamás lo bombardea. 

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios