Ucrania declara la guerra a la ultraderecha
  1. Mundo
ORDENA DESARMAR A LOS 'HÉROES' DE LA REVUELTA

Ucrania declara la guerra a la ultraderecha

Los héroes ultras de la revolución, las fuerzas de choque más radicales en la revuelta, se han convertido en enemigas del nuevo Gobierno de Kiev

Los agentes de las Fuerzas Especiales forman dos líneas a las puertas del hotel Dnipro, en el centro de Kiev. Entre ellas desfilan los combatientes del Pravyi Sektor, el Sector de la Derecha, mientras desalojan el edificio que desde finales de febrero empleaban como cuartel general. Salen desarmados, suben a unos autobuses y son conducidos a campamentos emplazados fuera de los límites de la capital, escoltados por oficiales del Servicio de Seguridad Ucraniano. Sólo entonces, agentes registran el hotel y encuentran “varias armas” y un artefacto explosivo de fabricación casera.

Horas después de que los radicales abandonaran su base de operaciones, la Rada Suprema (el Parlamento) aprobaba ayer una resolución que ordena al Ministerio del Interior y a la seguridad del Estado el “desarme inmediato de todos los grupos armados” que campan a sus anchas por las calles de la capital y otras ciudades del país. El texto vincula además el “creciente ambiente de violencia” que se vive en Ucrania con las “provocaciones sistemáticas de ciudadanos extranjeros en las regiones del sureste y Kiev”, en alusión a provocadores que, a instancias de Moscú, causan inestabilidad en esas zonas.

Los héroes ultras de la revolución, las fuerzas de choque más radicales en la revuelta contra el derrocado Víktor Yanukóvich, se han convertido en enemigas de las nuevas autoridades de Kiev

El pretexto utilizado por Kiev para ordenar el desarme de los grupos paramilitares ha sido un incidente ocurrido en la noche de lunes. Una pelea entre un miembro del Sector de la Derecha y otro de las Autodefensas del Maidán (la Plaza de la Independencia, el epicentro de las protestas) degeneró en un tiroteo indiscriminado cerca del hotel Dnipro. Hubo tres heridos, entre los que se encuentra el primer teniente alcalde de la ciudad, Bogdán Dubas y otro muy grave que recibió un balazo en el pecho. Y la reacción del ministro del Interior, Arsén Avákov, quien mantiene un pulso personal con el Pravy Sektor, no se hizo esperar: ordenó enseguida a las Fuerzas Especiales que rodearan el hotel y obligaran a los radicales a abandonar su cuartel general. Tras varias horas de asedio, los ultras cedieron y el autor del tiroteo se entregó.

¿Los ‘héroes’ son los enemigos?

Los héroes ultras de la revolución, las fuerzas de choque más efectivas en la revuelta contra el derrocado Víktor Yanukóvich, se han convertido en enemigos de las nuevas autoridades de Kiev. Aupado al poder en parte por los radicales que ahora debe desarmar, el Gobierno ucraniano ha dejado clara su voluntad, política al menos, de iniciar un enfrentamiento abierto con los grupos más violentos del Maidán. Grupos que ganaron una enorme legitimidad gracias al papel que jugaron en la guerrilla urbana y que, hasta ahora, no han mostrado ningún complejo a la hora de dictar condiciones al Ejecutivo y a la Rada Suprema.

Miembros del Sector de la Derecha desalojan su cuartel general en Kiev (Efe).

Hace meses, cuando comenzaron los sangrientos choques entre los Berkut, las antiguas fuerzas antidisturbios, y los ciudadanos congregados en Maidán, un conjunto de agrupaciones nacionalistas y de ultraderecha consideradas marginales y absolutamente desconocidas para la sociedad ucraniana, se unieron con el objetivo de proteger a los manifestantes. Eligieron el nombre de Pravyi Sektor y fueron los primeros en devolver los golpes. Con contundencia: con piedras, bates, cócteles molotov y explosivos caseros.

Semanas más tarde, cuando los enfrentamientos entre policía y manifestantes habían dejado más de un centenar de muertos, la oposición parlamentaria y el Gobierno de Yanukóvich alcanzaban un acuerdo, al que el Sector de la Derecha respondió con un ultimátum que exigía la dimisión del presidente. Esa misma noche Yanukóvich huyó a Rusia.

El pulso entre ministro del Interior y los ultras

Hace unos días radicales dirigidos por el Sector de la Derecha atacaron el Parlamento para exigir la dimisión del ministro Avákov, a quien el Pravyi Sektor responsabiliza de la muerte de uno de sus líderes, Aleksandr Muzychko

Hace sólo unos días,unos radicales dirigidos por el Sector de la Derecha atacaron la Rada Supremacuando los diputados se encontraban en su interior para exigir la dimisión del ministro Avákov, a quien elPravyi Sektorresponsabiliza de la muerte de uno de sus líderes, Aleksandr Muzychko, cabecilla del grupo en las regiones occidentales del país y uno de los jefes más violentos de la formación.

Muzychko –que había alcanzado notoriedad por varios vídeos colgados en YouTube en los que, kaláshnikov en mano, amenazaba a los diputados de la asamblea regional de Rovno o golpeaba y humillaba a un fiscal de la ciudad occidental de Rivne– murió el 25 de marzo durante una operación de las Sokol, las fuerzas especiales ucranianas. Según las versiones, cayó por dos disparos durante un forcejeo cuando iba a ser detenido o fue asesinado a sangre fría. Sea como fuere, tan sólo la apertura de una investigación parlamentaria aplacó las iras de los ultranacionalistas.

Opositores a Yanukóvich durante una protesta en Kiev el 11 de febrero (Reuters).

El ministro Avákov cargó al día siguiente contra los radicales, a los que tachó de “marginales y traidores” por “buscar excusas para luchar con armas en la mano en el centro de la capital y no con uniformes de militares ucranianos contra los separatistas”, en alusión a la península de Crimea, anexionada ya a la Federación Rusa.

Los cierto es que cada acción descontrolada del Sector de la Derecha es un regalo propagandístico para Moscú, cuya estrategia se ha basado en presentar los eventos de Kiev como un golpe de Estado ultraderechista. No obstante, el grupo no parece estar realizando una campaña de intimidación y colabora con las nuevas autoridades, tal y como informó Pablo Veyrat en este diario. “Básicamente, el Gobierno tiene control sobre ellos, pero hay algunos individuos que se hacen pasar por miembros del grupo para cometer ilegalidades. Sus miembros son muy diversos y pueden incluir gente muy educada, clase media, trabajadores, estudiantes o ultras del fútbol. Por lo general, gente joven, menor de 35 años”, explicó Iuri Yakimenko, analista político del Centro Razumkov de investigaciones sociológicas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Conflicto de Ucrania Noticias de Rusia Viktor Yanukovich Extrema derecha
El redactor recomienda