El vídeo que demuestra la matanza de opositores en Kiev
  1. Mundo
YANUKÓVICH SE OFRECE A CONVOCAR ELECCIONES

El vídeo que demuestra la matanza de opositores en Kiev

Sangrientos choques en Kiev, que han dejado 37 muertos, han llevado al presidente a decretar una "tregua" y destituir al jefe de las Fuerzas Armadas

placeholder Foto: Un opositor con la bandera ucraniana camina entre los restos de los combates en la plaza de la Independencia de Kiev (Reuters).
Un opositor con la bandera ucraniana camina entre los restos de los combates en la plaza de la Independencia de Kiev (Reuters).

Las cámaras han recogido una prueba de la matanza que en estos momentos tiene lugar en Kiev. Un grupo de opositores intenta cubrirse en medio de un tiroteo incesante. Francotiradores de la policía ucraniana disparan sobre los revolucionarios, a los que abaten uno por uno. Sus escudos no bastan para detener las balas. Algunos afortunados, varios de ellos heridos en las piernas o en las rodillas, consiguen huir. Otros sólo pueden retorcerse de dolor en el suelo mientras suplican ayuda. Acudir en auxilio de las víctimas significa jugarse la vida.

Los francotiradores no respetan las labores de salvamento. Al contrario. Continúan su cacería sin piedad, apuntando a quienes acuden a socorrer a los caídos. No hay tiempo para pensar en una evacuación segura: los opositores heridos son arrastrados por una pendiente o arrojados desde un tejadillo al techo de una camioneta. En medio de esa matanza cruel, se produce un gesto de valor y humanidad: el de un joven que, casi sin protección, se juega la vida para ayudar a otro, sin importarle el hecho de que seguramente ya sea demasiado tarde.

El ministro del Interior, Vitali Zajárchenko, ha ordenado hoy la entrega de armas de combate a la policía para hacer frente a los violentos disturbios que han causado 100 muertos en las últimas horas y alrededor de 500 heridos, según ha confirmado el responsable de los servicios médicos opositores a la cadena estadounidense CNN.

En una escalada de violencia que empeora cada minuto, los manifestantes opositores ucranianos retienen a 67 policías capturados durante los violentos disturbios en las calles de Kiev, según el ministerio del Interior. "Durante los ataques contra los efectivos de los órganos del ministerio del Interior fueron capturados 67 soldados. Se desconoce su estado de salud y su suerte", agregaen un comunicado. También advierte de que "para la liberación de sus colegas las fuerzas de seguridad tienen derecho a emplear todos los medios que les permite la ley, incluidos las armas".

Los opositores reúnen armas y ganan terreno

El fuego de armas ha roto la frágil tregua en Ucrania. Las balas han dejado nuevas víctimas en la plaza de la Independencia de Kiev, donde al menos 13 cadáveres yacen en una parada de autobús. Los muertostraslos últimos disturbios registrados a primera hora de esta mañana en el centro de Kiev entre manifestantes antigubernamentales y las fuerzas del ordenhan ascendido a 60, según un diputado opositor del partido ultranacionalista Svoboda (Libertad) aunque el número real de víctimas es una incógnita. Mientras, una brigada paracaidista se dirige a la capital de Ucrania para intervenir en la crisis.

La escalada de la violencia llevó ayeral presidente Yanukóvich a decretar una "tregua" y destituir al jefe de las Fuerzas Armadas, que se negó a ordenar la intervención del Ejército. Las revueltas se extienden por otras zonas del país, donde opositores, o "terroristas" según el bando, asaltan edificios públicos y comisarias. Las armas comienzan a aparecer en las barricadas de la plaza de la Independencia de la capital, donde los revolucionarios rechazaronel asalto de la policía y resisten en Maidan. Son los peores episodios de violencia que vive el país desde que comenzó el levantamiento contra Viktor Yanukóvich. Estados Unidos, la UE y Rusia están alerta.

Los revolucionarios se arman y ganan terreno en Maidan

Tras los enfrentamientos de esta mañana, las fuerzas de seguridad se han retirado de sus posiciones en la plaza de la Independencia. El hecho de que las autoridades hayan despejado todo el terreno adyacente a Maidan no genera buenas expectativas entre los revolucionarios. En las barricadas se espera que los sangrientos combates regresen, pero esta vez con armas automáticas. Los opositores no jugarían con demasiada desventaja: según fuentes locales han podido abastecerse de armas de fuego en las últimas horas.

Lo que es innegable es que un sentimiento de victoria se extiende entre los manifestantes, que consideran que prácticamente todo el país está volcado en el apoyo a la revolución. Durante toda la mañana, las miles de personas que permanecen en la plaza han desmontado las barricadas que protegían Maidan para reconstruirlas unos cientos de metros más adelante y ganar terreno de cara a los próximos combates.

En las cercanías de la zona ocupada se sitúan los check-points que protege una suerte de milicia popular, armada con mazas de obra y diversos tipos de palos diseñados para la guerra cuerpo a cuerpo. Esta milicia permite el acceso a la plaza de vehículos que transportan apoyo logístico. Un trasiego constante de coches particulares adaptados para servir como ambulancias atraviesa la zona catastrófica, en la que ya se respira el ambiente de una guerra civil.

El valor con el que defienden las barricadas los ciudadanos en Kiev roza la épica. Descansan apenas unos minutos, apoyados en sus armas medievales, y luego vuelven al trabajo y a la defensa de sus posiciones. El negro el color habitual en las caras de la gente, teñidas de suciedad acumulada por el arduo trabajo y el humo de las barricadas que arden desde hace días.

Cadáveres en la plaza de la Independencia de Kiev tras los últimos enfrentamientos (Reuters).

Los opositores temen una inmediata intervención del Ejército

Por otro lado, la idea de que una inminente intervención del Ejército está cada vez más presente. En otras partes de Ucrania, como en Lviv, los militares ya han apostado cañones en las calles para repeler un posible ataque con armamento pesado. Mientras, en Kiev, en la calle Grushevski, la barricada que cayó hace dos días ante el avance de los Berkut se ha recompuesto en apenas unas pocas horas. La policía se ha retirado hasta la altura del parlamento, protegido con francotiradores.

Otro de los sentimientos populares es el desamparo por parte de las autoridades internacionales, que según la población de Kiev, permanecen impasibles ante la atrocidad humana cometida en el país. Debido a esto, el cobijo que encuentran los medios extranjeros por parte de los ciudadanos implicados en la revolución es máximo. Ven necesaria la difusión internacional inmediata de la situación actual.

Un manifestante herido entre sus compañeros en la plaza de la Independencia (Reuters).

La “operación antiterrorista”

Al tiempo que decretaba ayer la "tregua", Yanukóvich anunciaba el inicio de una "operación antiterrorista" en todo el país contra los "extremistas", una fórmula para inmiscuir al Ejército en la crisis sin tener que esperar al visto bueno de la Rada Suprema (el Parlamento).

"Los manifestantes han roto la tregua", señala un comunicado del gabinete de Yanukóvich. "La oposición ha aprovechado las negociaciones para ganar tiempo, para movilizarse y llevar armas a los manifestantes", añade. Por su parte, el Ministerio del Interior ha recomendado en su página web a los habitantes de Kiev que permanezcan en sus casas y "limiten sus desplazamientos en transporte particular en la medida de lo posible" como "medida de precaución por la presencia de individuos armados en las calles" de la capital.

Opositores socorren a un herido durante los choques en la plaza de la Independencia (Reuters).

Sobre el terreno, centenares de opositores radicales hicieron retroceder a las fuerzas antidisturbios que rodean la plaza de la Independencia. Los manifestantes, pertrechados con cascos, escudos, palos y cócteles molotov, se hicieron con el control de la plaza Europa, junto al comienzo de la calle Grushevski, donde se encuentra la sede del Gobierno.

Yanukóvich se ofrece a convocar elecciones este año

Por otra parte, el primer ministro de Polonia, Donald Tusk, ha afirmado que el presidente Yanukóvich, se ha mostrado dispuesto a convocar elecciones este mismo año en sus encuentros con los tres ministros europeos de visita en Kiev.

Los ministros de Exteriores de Polonia, Alemania y Francia se han desplazado a la capital ucraniana para tratar de mediar y han discutido con los representantes locales un acuerdo que permita "poner fin a la violencia". Según Tusk, que ha comparecido en rueda de prensa este jueves, Yanukovich ha mostrado "voluntad" de convocar elecciones anticipadas "este año", tanto parlamentarias y presidenciales.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Disturbios Ucrania Noticias de Rusia Viktor Yanukovich Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda