Las cámaras graban cómo disparan a un manifestante pacífico en Ucrania
  1. Mundo
AUMENTAN A 26 LOS MUERTOS EN LOS CHOQUES

Las cámaras graban cómo disparan a un manifestante pacífico en Ucrania

Asalto al epicentro de las protestas en Ucrania tras los enfrentamientos más violentos desde que estalló el levantamiento contra el presidente Yanukovich

Mientras la violencia entre opositores y las fuerzas de seguridad se recrudece en la capital de Ucrania, y las protestas contra el Gobierno de Viktor Yanukovich se propagan al oeste del país -donde grupos de manifestantes asaltan sedes de administraciones locales y del Estado, y queman coches policiales-, las cámaras han recogido el momento en que un opositor que protesta de forma aparentemente pacífica recibe un disparo en el centro de Kiev.

Además, el número de muertos en los peores disturbios desde que estalló el levantamientoha aumentado este miércoles a 26, tras fallecer un policía que había resultado herido. El Ministerio del Interior ha publicado una actualización de los agentes muertos durante los sucesos, la peor ola de violencia en semanas, en la que se informa de un décimo policía fallecido, según el diario 'Kiev Post'. Entre las 26 víctimas mortales figura un periodista, según ha denunciado la representante sobre la libertad de prensa de la Organización para la Seguridad y la Cooperación Europea (OSCE), Dunja Mijatovic, que ha pedido a las autoridades ucranianas que garanticen la seguridad de los reporteros.

La Policía lanza el asalto al epicentro de las protestas

Anoche, las fuerzas de seguridad lanzaron un asalto al epicentro de las protestas en Ucrania. Mientras Kiev era testigo de los enfrentamientos más violentosdesde que estallóel levantamiento contra el presidente Víktor Yanukóvich, las fuerzas antidisturbios comenzaron anoche el desalojo de la plaza de la Independencia o Maidán de la capital, bastión de las manifestaciones antigubernamentales, tras el estallido de los violentos choques que dejaron al menos 26muertos y más de 500 heridos entre manifestantes y policías. Según especifica el último comunicado del Ministerio del Interior ucraniano: "Han muerto 25 personas: ocho tras ser hospitalizados en clínicas municipales, cuatro en el hospital del Ministerio y otros 13 fueron traídos al servicios clínico forense".

Guerra en las calles de Kiev” tituló el diario pro-opositor Ukrainskaya Pravda a lo largo de la tarde de ayer su información sobre los enfrentamientos matinales entre la policía y manifestantes que marchaban sobre el parlamento ucraniano, la Rada Suprema. Este titular se volvería aún más certero poco antes de las 20:00 (hora local), cuando los destacamentos de la fuerzas antidisturbios ucranianas, los berkut, comenzaronel asalto a la plazaconocida como Maidán. “Los berkut están rodeando la plaza, pero todavía no ha pasado nada”, explicó por teléfono a El Confidencial una de las portavoces del grupo Sector Cívico, Olha Halabala unos minutos antes del inicio del asalto.

A partir de las 18:00 horas, había sido declarado el estado de emergencia en la capital y cualquier persona presente en la calle era considerada extremista. Halabala cifraba en un total de 10,000 la cantidad de fuerzas policiales, entre berkut y fuerzas del Ministerio del Interior presentes en torno a la plaza. “Estamos pidiendo a toda la gente posible que venga al Maidán y me parece que ya somos unos 30.000. Si logramosser entre 30.000 y 40.000 personas, no será posible expulsarnos”.

También hemos detectado un número inusual de titushki (matones a sueldo del gobierno) muy bien equipados con pistolas y bombas, explica a este diario un activista del Euromaidan

Al término de una reunión entre líderes opositores y el presidente Yanukovich, los primeros alertaron al campamento del Maidán sobre los preparativos del asalto a la plaza, informó el diario local Kiev Post. El corte de todas las líneas del metro de Kiev alegando una amenaza terrorista y el bloqueo de las vías de entrada a la capital precedieron al asalto. “Hay bastante material y vehículos militaries en la capital que no han sido traídos recientemente, sino poco a poco”, explica a este diario una activista del Euromaidán. “También hemos detectado un número inusual de titushki (matones a sueldo del Gobierno) muy bien equipados con pistolas y bombas”, añade. Los llamamientos a lo largo de la tarde de líderes opositores para que mujeres y niños abandonaran la plaza completaron el cuadro de conflicto inminente.

Unas horas antes, el partido ultranacionalista Svoboda colgó en Internet un llamamiento a la “movilización general del pueblo ucraniano” e invitaba a “todos los hombres de honor” a acudir a Kiev para resistirse a la “autoridad del bandido”. Al poco de comenzar el asalto el líder de este partido acusó desde el estrado de la plaza al Gobierno de provocar una matanza a manos de los titushky esa misma mañana en el Parque Marinsky, vecino a la Rada Suprema.

Una gran muralla de fuego

Con la ayuda decamiones de agua, la policía derribaba las barricadas construidas en los accesos a la plaza por los manifestantes, que lanzaban a los agentes adoquines, cócteles molotov, petardos y cohetes artificiales, según informaron medios locales.A partir de las 20:00, al menos dos canales de televisión, Spilno Press-Room y Espreso (este último con la palabra “revolución” sobreimpresa a las imágenes) retransmitían por Internet imágenes de una auténtica batalla campal entre la policía y los manifestantes del Maidán. Con tres camiones de agua por delante, las formaciones en tortuga de los berkut avanzaron en la oscuridad en mitad de un mar de luces de punteros láser, bengalas y fuegos artificiales que les eran arrojados desde el otro lado de las barricadas. La voz monótona de la megafonía policial llamando a la disolución de la plaza se mezclaba con los gritos de los altavoces de la plaza, en los que hombres y mujeres se turnaban para conminar apasionadamente a la Policía que cesara de atacar “al pueblo”. El avance fue detenido cuando los defensores de la plaza crearon una muralla de fuego a base cócteles molotov en torno a una hora y media después.

Los combates y el lanzamiento de bengalas continuaron a lo largo de la noche, con varias informaciones e incluso vídeos difíciles de confirmar sobre desplazamientos de más unidades policiales y de titushki disparando desde la oscuridad (alrededor de las 23:00, se cortó la luz en la plaza) contra cualquiera que vieran. El rumor de la multitud y los disparos constantes de material antidisturbios llenaron la plaza bajo la megafonía del Maidán, en la que se sucedían cantos patrióticos, gritos de “¡Viva Ucrania!”, arengas y rezos del rosario mientras los defensores de las barricadas seguían alimentando las hogueras con más neumáticos.

placeholder

A las 01:00 horas, el servicio de comunicación del Euromaidán informó de que, al menos, 18personas había muerto en esta jornada (cinco de ellas durante el intento de asalto a la plaza) y más de 500 se encontraban heridas en Kiev. A lo largo de la madrugada fallecieron 7 personas más. El Ministerio del Interiorasí como algunos periodistas ucranianos,hablaban de tomas de sedes policiales en otras ciudades del Oeste de Ucrania, como Lviv e Ivano-Frankivsk.

Reunión de urgencia con la oposición tras las muertes

El presidente de la Rada Suprema (Legislativo), Vladímir Ribak, anunció que el presidente se reuniría este miércoles, en torno a las 11:00 hora local, con los líderes de la oposición, tras los graves episodios de violencia en los que los antidisturbios han utilizado gases, granadas aturdidoras y balas de goma en su intento por frenar a miles de opositores que marchaban sobre el Parlamento en la capital ucraniana.

placeholder

El Gobierno ucranianocifraen 25 los muertosen los disturbios que ayer comenzaronen la calle Grushevki, cuando las fuerzas de seguridad intentaronimpedir el paso de una marcha multitudinariaconvocada por la oposición para demandar que se restituya la Constitución de 2004, lo quelimitaría los poderes del presidente en favor del Parlamento. Unos enfrentamientos que estallaron un día después de que Rusia fortaleciera su influencia en Ucrania al otorgar al país 2.000 millones de dólares (unos1.459 millones de euros) para hacer frente a sus problemas económicos.

Olga Bogolomets, una doctoraque trataba a los heridos en el Maidán, el bastión opositor ucraniano en el corazón de la capital, aseguraba durante la tarde de ayer al diario digital Ukraínskaya Pravda que "en el centro médico de la Casa de los Oficiales ya hay tres muertos. Murieron de heridas graves de bala en la cabeza y en el corazón. Tenemos muchos heridos, decenas de ellos graves". Bogolomets denunció que el motivo de que esas personas fallecieran es que no recibieron a tiempo ayuda médica. "Impiden el acceso de las ambulancias, tanto a la llegada como a la salida. La gente muere porque no se le ofrece asistencia médica a tiempo", dijo.

placeholder

Nuevo gesto hacia Moscú

Las protestas en todo el país contra el presidente Yanukóvich surgieron el pasado mes denoviembre cuando este rechazó en el último momento la firma de un acuerdo comercial con la Unión Europea y optó por forjar unas relaciones económicas más estrechas con Rusia.La reciente inyección de 2.000 millones de dólares a la endeudada Ucrania en la reanudación de un paquete de ayuda por 15.000 millones de dólares ha sido interpretadacomo una señal de que Rusia considera queYanukóvich es capaz decontrolar las manifestaciones y que ha eliminado la idea de incluir a dirigentes de la oposición en su Gobierno, según destaca la agencia Reuters.

En otro aparente gesto hacia Moscú, una fuente del Ejecutivo ucraniano dijo que la compañía gasística Naftogaz ha devuelto 1.300 millones de dólares de su deuda de 2013 al giganteruso del gas Gazprom, al que todavía debe 1.500 millones de dólares. Mientras policías y manifestantes se enfrentaban en las calles de Kiev, Rusia calificó la escalada de "resultado directo de la connivencia de los políticos occidentales y las estructuras europeas, que han cerrado los ojos a las acciones agresivas de fuerzas extremistas".

* Esta crónica ha sido elaborada con información de Pablo Veyrat desde Tallín.

Ucrania Unión Europea Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda