Es noticia
Menú
Grandes marcas de moda siguen desgastando sus vaqueros con técnicas peligrosas para la salud
  1. Mundo
SEGÚN UN INFORME ELABORADO POR LAS ONG

Grandes marcas de moda siguen desgastando sus vaqueros con técnicas peligrosas para la salud

Jack&Jones, H&M, Ralph Laurent, Levis, Lee, Mark and Spencer y Vero Moda son las grandes marcas que siguen envejeciendo sus vaqueros a través de la técnica del sandblasting,

Foto: Grandes marcas de moda siguen desgastando sus vaqueros con técnicas peligrosas para la salud
Grandes marcas de moda siguen desgastando sus vaqueros con técnicas peligrosas para la salud

Jack&Jones, H&M, Ralph Laurent, Levis, Lee, Mark and Spencer y Vero Moda son las grandes marcas que siguen envejeciendo sus vaqueros a través de la técnica del sandblasting, es decir, a través de arena a presión. Esta técnica, prohibida en muchos países del mundo,  provoca silicosis una enfermedad mortal en los pulmones de los trabajadores que la aplican.

Así lo denuncia el informe Vaqueros sin respiración: Riesgos para la salud en las fábricas de denim de China elaborado por varias ONG (IHGLO, Estudiantes y Académicos contra la Mala conducta Empresarial, Campaña Ropa Limpia Mundial y War on Want).

Según el informe, estas empresas subcontratan la fabricación y desgaste de sus vaqueros a China, país donde las ONG han encontrado seis fábricas que prestan servicio a las grandes marcas y que utilizan el sandblasting. Las seis fábricas se han localizado en la provincia de Guangdong, región responsable de la mitad de toda la producción mundial de vaqueros.

Las conclusiones se han extraído entrevistando a 170 trabajadores textiles chinos que han denunciado de forma anónima sus condiciones laborales. En la propia web de las fábricas chinas aparecen los logotipos de las grandes marcas de ropa. 

15 horas al día, 130 euros al mes

Europa prohibió el sandblasting hace 47 años pero la exportación de las grandes producciones de vaqueros a países en desarrollo ha permitido que esta técnica sobreviva. Las ONG han enviado el informe a las empresas de ropa implicadas para que se comprometan a eliminar esta técnica. “La respuesta ha sido variopinta”, explica Oskar Fernández, portavoz de ONG Ropa Limpia: “O han negado la realidad o intentan que no se dañe su imagen y dicen que lo investigarán”. 

placeholder

Las ONG piden a las propias marcas que se impliquen en la prohibición de esta técnica y en mejorar las condiciones laborales de los empleados subcontratados.  En las fábricas donde se aplica el sandblasting los trabajadores deben soportar el polvo de arena que se genera para desgastar la tela: “Es difícil respirar. Me siento como si trabajara en una mina de carbón”, cuenta un empleado de forma anónima.También utilizan la técnica de lijado a mano, el pulido, aplican tintes y productos químicos que pueden ser peligrosos por la falta de formación del personal. Y la condiciones laborales que soportan no son mejores: 1.100 yuanes al mes (137 euros) por 15 horas diarias.

Más trabajadores afectados

El sandblasting no solo estaría presente en China. Según los informes de diversas ONG también se aplicaría en Turquía (de forma ilegal, porque el Gobierno prohibió esta técnica en 2005), Bangladesh, México, Camboya, Pakistán, India e Indonesia.

El riesgo para los trabajadores es la silicosis y en muchos casos la muerte. Solo en Turquía las organizaciones no gubernamentales estimaron que en los últimos 10 años 5.000 trabajadores tenían esta enfermedad y 50 murieron por causa directa. 

Jack&Jones, H&M, Ralph Laurent, Levis, Lee, Mark and Spencer y Vero Moda son las grandes marcas que siguen envejeciendo sus vaqueros a través de la técnica del sandblasting, es decir, a través de arena a presión. Esta técnica, prohibida en muchos países del mundo,  provoca silicosis una enfermedad mortal en los pulmones de los trabajadores que la aplican.