CHINA PIDE EL "FIN INMEDIATO" DE LA VIOLENCIA TRAS REUNIRSE CON AL ASSAD

Al Qaeda se infiltra en las filas de la oposición siria, según EEUU

Malas noticias para los rebeldes sirios. El director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, ha afirmado que la rama iraquí de Al Qaeda podría haberse

Foto: Al Qaeda se infiltra en las filas de la oposición siria, según EEUU
Al Qaeda se infiltra en las filas de la oposición siria, según EEUU

Malas noticias para los rebeldes sirios. El director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, ha afirmado que la rama iraquí de Al Qaeda podría haberse infiltrado en las filas de la oposición siria y es probablemente la responsable de atentados suicidas en el país, según ha informado el diario británico 'The Daily Telegraph'. Clapper ha subrayado en declaraciones ante el comité de Servicios Armados del Senado que los ataques con bomba en Damasco y Alepo desde el mes de diciembre "tienen todas características de ser ataques de Al Qaeda. "También creemos que Al Qaeda en Irak está extendiendo su alcance a Siria", ha agregado.

Estas declaraciones confirman informaciones previas expresadas por altos cargos estadounidenses en las que apuntaron a Al Qaeda como responsable de los atentados en Siria y llegan pocos días después de que el líder de la organización terrorista, Ayman al Zawahiri, publicara un vídeo en el que respaldaba a la oposición armada siria y animaba a todos los árabes y musulmanes a derrocar el Gobierno secular de Bashar al Assad.

En este sentido, Clapper ha expresado su preocupación por el hecho de que militantes de Al Qaeda hayan entrado a formar parte de una oposición que se encuentra muy dividida y lo ha vinculado con el "preocupante fenómeno de la presencia de extremistas en grupos de oposición". Sin embargo, ha matizado que "en algunos casos los grupos opositores podrían no ser conscientes de su presencia".

Pese a ello, las declaraciones de Clapper confirman uno de los principales argumentos del Gobierno de Al Assad para justificar su represión de las revueltas en el país. El Ejecutivo sirio ha denunciado en múltiples ocasiones la presencia de grupos terroristas en el país y ha reiterado su posible vinculación con Al Qaeda. Damasco ha informado de manera diaria del fallecimiento de fuerzas de seguridad y civiles en ataques a cargo de estos grupos y ha indicado que la oposición está haciendo pasar por fallecidos a manos de las fuerzas de seguridad a múltiples ejecutados por estos grupos terroristas.

Con respecto al posible fin del conflicto, Clapper ha manifestado que la oposición siria está "profundamente divida" y que las fuerzas de Al Assad parecen mantener el control por el momento, por lo que ha considerado que no hay signos de que los enfrentamientos vayan a terminar a corto plazo.  Asimismo, ha subrayado que las agencias de Inteligencia estadounidenses están monitorizando "la extensa red" de arsenales químicos que posee Damasco y ha asegurado que ésta supone un desafío mayor que la que controlaba Libia. "Pese a todo lo que está ocurriendo, y lo estamos siguiendo con mucho cuidado, parecen estar seguros", ha apostillado.

Por su parte, el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, ha expresado su preocupación por el hecho de que Al Zawahiri haya mostrado su apoyo a la oposición en Siria. "Provoca preocupación que Al Qaeda esté intentando conseguir asentar su presencia allí. La situación ha pasado a ser mucho más grave por esta causa", ha dicho. Preguntado sobre si Washington podría respaldar a las fuerzas de oposición una vez constatada la posible presencia de Al Qaeda entre sus filas, Panetta ha argumentado que "sólo el hecho de que estén presentes ya es preocupante". "Sobre cuál es su papel, y cuánto de extenso es, creo que todavía no se sabe", ha añadido.

China pide el "fin inmediato" de la violencia

Mientras, el viceministro chino de Exteriores, Zhai Jun, ha pedido este sábado a todas las partes implicadas en el conflicto --"Gobierno, oposición y rebeldes", enumeró--, que "pongan fin inmediato a la violencia" en el país, según declaró tras reunirse con el presidente Bashar al Assad, en comentarios recogidos por la televisión estatal. No obstante, declaró su respaldo a las promesas formuladas el miércoles por el presidente Bashar al Assad de convocar un referéndum constitucional y elecciones democráticas en el país (ambas decisiones fueron recibidas por Occidente con completo escepticismo).

La medida llega después de que ayer al menos 66 personas murieran en distintos actos de violencia y protestas, entre ellas doce soldados desertores que fueron ejecutados en el sur del país, informaron los opositores Comités de Coordinación Local.

Las fuerzas de seguridad abatieron a los desertores en un puesto de control frente a un hospital en la localidad de Jasem, en la provincia meridional de Deraa, donde otras catorce personas fallecieron en distintos sucesos, apuntó el grupo opositor en un comunicado. Además de estos muertos, quince personas perdieron la vida en la ciudad de Homs, en el centro de Siria, como consecuencia de los intensos bombardeos registrados en varios barrios como Baba Amr o Inshaat.

Un testigo, que se identificó como Basel Fuad, explicó a Efe que las tropas del régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, empezaron a lanzar proyectiles y abrieron fuego de mortero de manera indiscriminada contra las viviendas de estas zonas. Fuad agregó que los habitantes están refugiados y no pueden salir por miedo a los francotiradores. Los vídeos difundidos por internet muestran las calles de la ciudad totalmente vacías y edificios que son destruidos por el impacto de las bombas.

Desde hace dos semanas, el feudo opositor de Homs está siendo objetivo del Ejército sirio, lo que ha causado cientos de muertos y colocado a la ciudad en una situación de "crisis humanitaria", según los opositores, que alertaron de un aumento significativo de los bombardeos.

Además, otras seis personas perdieron la vida hoy en el barrio de Mezze (Damasco), cinco en la provincia de Dir Zur (este), cinco en Alepo (norte), tres en Hama (centro), tres en Idleb (norte) y tres en las afueras de la capital, añadieron los Comités de Coordinación Local.

Bajo el lema de la "Resistencia popular", los opositores al régimen sirio volvieron a salir este viernes a las calles de distintas ciudades pese a la represión de las fuerzas del orden. En los barrios de Mezze y Artuz, dentro y fuera de la capital, respectivamente, las fuerzas armadas dispararon e hirieron a decenas de civiles que salían de varias mezquitas para manifestarse después de la oración, al tiempo que se escucharon fuertes explosiones. En Dir Zur, los miembros de seguridad persiguieron a los manifestantes y arrestaron a varios de ellos, incluidos un imán.

Las protestas también se sucedieron en la ciudad de Alepo y en la de Hama, en el centro del país, donde la policía usó gases lacrimógenos para dispersar a los opositores, según los Comités.

La nueva ola de violencia se produce horas después de que la Asamblea General de la ONU aprobase una resolución en la que condena la violencia que el régimen de Siria ejerce sobre la población civil. Además, el máximo órgano representativo de la ONU -donde no existe poder de veto y las resoluciones no son vinculantes- exigió al presidente sirio, Bachar al Asad, que cumpla con el plan de transición propuesto por la Liga Árabe para delegar sus poderes, pese a la reiterada oposición de Rusia y China.

Desde que comenzaron las protestas en marzo pasado, más de 5.000 personas han fallecido en el país, según difundió la ONU en enero pasado, aunque los opositores amplían esa cifra a 7.000 mientras el régimen acusa a supuestos grupos terroristas de estar detrás de la violencia.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios