EL ESCÁNDALO LE HA COSTADO LA DIMISIÓN

¿Quién saca tajada del caso DSK?

No hay punto en el relato del asunto Strauss-Kahn que no suene sospechoso. Supimos que algo raro estaba pasando cuando los medios internacionales empezaron a recordarnos

Foto: ¿Quién saca tajada del caso DSK?
¿Quién saca tajada del caso DSK?

No hay punto en el relato del asunto Strauss-Kahn que no suene sospechoso. Supimos que algo raro estaba pasando cuando los medios internacionales empezaron a recordarnos que Dominique Gaston André Strauss-Kahn, también conocido como DSK, era rico, que pertenecía a eso que los franceses llaman izquierda bling bling o izquierda caviar y que le gustaba hacer ostentación de ello.

Tras algunos días con los medios anglosajones insistiendo sobre el tema, vimos las fotos de un coche de gran lujo en el que solía desplazarse y supimos algunos detalles de un fastuoso tren de vida. Después llegó la acusación de violación y con ella, además de la prisión, supimos que tenía muy mal carácter, que era un mujeriego empedernido, y que ya había intentado forzar a otras mujeres. De la denunciante se supieron pocas cosas, salvo que era una camarera guineana de 32 años, de nombre Nafissatou Diallo, muy trabajadora y apegada a su familia.  

La presión internacional para que un Strauss-Kahn encarcelado abandonara la dirección del FMI cristalizó rápidamente y el francés presentó enseguida su dimisión. Al día siguiente de la renuncia, el juez le puso en libertad con cargos. Mientras tanto, en Francia las discusiones eran frecuentes. Una parte sustancial de  la población gala creía que todo había sido un complot, ya fuera para retirar a Strauss-Kahn de la dirección del FMI, ya para impedir que concurriera a las siguientes elecciones presidenciales, en las que aventajaba en intención de voto a Nicolas Sarkozy.

Algunos actores políticos, entre ellos buena parte de los socialistas franceses, pedían prudencia, mientras valoraban mentalmente cómo podía afectarles que se probase cierta una acusación de tanta magnitud. Y otra parte de la población gala, que daba por bueno el relato de la inmigrante guineana, se preguntaba cómo era posible que nadie le hubiera parado los pies antes a DSK, una persona tan dada a abusar del poder. Para rematar el asunto, apareció Tristane Banon, una joven francesa de buena familia que acusaba a Strauss-Kahn de haber intentado violarla años antes, y al partido socialista de haberlo ocultado.

La camarera sospechosa y las claves del escándalo

Finalmente, en esta semana en que Christine Lagarde, la ex ministra de finanzas de Sarkozy, ha sido nombrada directora del FMI, hemos sabido que la absolución de DSK parece estar a la vuelta de la esquina, porque la camarera parece ahora mucho menos creíble. Aquella madre ejemplar que había huido de Guinea perseguida por los soldados se ha convertido en una testigo poco fiable, que mintió para justificar su solicitud de asilo en Estados Unidos inventándose una violación múltiple, que tiene conexiones con traficantes de drogas y que posee una sospechosa cuenta bancaria con una más que elevada suma de dinero.

En definitiva, un cúmulo de acontecimientos extraños, que hace que las suspicacias en torno a este asunto se multipliquen y que proliferen toda clase de lecturas. Entre ellas, las interpretadas en:

1.Clave conspiranoica. La tesis del complot ha sido bastante difundida pero no es muy  apoyada. A muchos ciudadanos les ocurre igual que a Luis Arroyo, presidente de Asesores de Comunicación Pública, quien asegura no creer en conspiraciones, “por mucho que puedan cuadrar en el guión en este caso”. Lo que sí es más posible, asegura el periodista Bruno Cardeñosa, autor de W de Wikileaks, es que haya existido un aprovechamiento  de la situación por parte de sus enemigos, que los tenía y muy poderosos. “Había gente que quería el cambio en el FMI porque no estaban contentos con la gestión de Strauss-Kahn y han utilizado esta situación para sacarle de allí”.

2. Clave mediática. Es irrelevante que DSK sea culpable o inocente, ya que “en cuanto se produce la denuncia y los medios difunden masivamente la noticia, la imagen del acusado queda dañada para siempre”, asegura Cardeñosa. En ese sentido, da igual que se le absuelva judicialmente, porque la idea que ha quedado fijada en el espectador sobre el acusado ya no hay quien la borre. Y más aún en el caso de Strauss-Kahn, de quien se ha difundido un retrato muy poco favorecedor.

Como asegura Manuel Romera, director del sector financiero de IE Business School, el político francés “siempre ha tenido fama de ser un soberbio y un vividor y de tener un carácter complejo. Claro que también debe entenderse que se trata de algo normal cuando estás sometido a tantísimas presiones (económicas, políticas y sociológicas) como las que sufre el presidente del FMI. Viven situaciones de estrés muy fuerte. No hay más que ver a Rodrigo Rato, que al tiempo de estar allí dijo que se volvía a España”. Pero tener actitudes  machistas o dejar que el poder se te suba a la cabeza, afirma Cardeñosa, no es un delito. “Eso no es ser un violador, que es la imagen que tenemos de él. Y si luego le absuelven, lo que parece probable, le quedará una mancha que no va a poder borrar”.

Incluso aunque pueda mejorar la consideración en la que se le tiene, DSK no podría eliminar del todo el daño que este asunto le está causando. Como asegura Arroyo, “entre violador en serie y víctima de una trampa hay muchos grises. Por ejemplo, que es un macho alfa en un hotel de lujo neoyorquino. Y eso hace mucho daño a su imagen, especialmente en la situación actual”.

3. Clave electoral. Se acabaron las pretensiones presidenciales para DSK. El político galo no podrá concurrir a las elecciones francesas porque ha quedado muy tocado después de la acusación de violación. Según Cardeñosa, “como vivimos en un sistema donde la condena llega con la acusación lo que se haya afirmado sobre el acusado se vuelve difícilmente rebatible”. Y como el poder de los medios es hoy mucho mayor que el de los hechos, si se demostrase que no existió delito, sus posibilidades de reinvertir la situación y de ganarse el aprecio popular serían escasísimas y menos aún a tan corto plazo. Es muy complicado que se reponga, asegura Arroyo, “y  no tanto por la cuestión sexual como por la narrativa que hay detrás: suites y coches de lujo, excesos… Eso hace mucho daño a un candidato que pretende ser progresista en una situación de crisis”.

4. Clave interna del FMI. La salida de Strauss-Kahn de la dirección del Fondo implicará consecuencias notables. Para Mario Weitz, consultor del Banco Mundial y profesor de ESIC Business School, las más evidentes serán “el giro hacia posturas más conservadoras y un menor entusiasmo por poner demasiado dinero en Europa”. Según Cardeñosa, DSK era un líder internamente contestado, ya que los economistas más liberales no le veían con buenos ojos, y su sustitución por Christine Lagarde es también el punto de partida para políticas más neoliberales que las propugnadas por el político francés.

Además, el nombramiento de la ex ministra de finanzas del partido conservador galo también ha servido - subraya Romera - para poner de relieve que la demanda de mayor presencia de los países emergentes en el Fondo Monetario tendrá que esperar. “El FMI sigue siendo dominado por Europa y el  Banco Mundial por EEUU. Además, se ha visto que Sarkozy sigue teniendo importancia en el G7. En ese contexto, donde las diplomacias europea y norteamericana siguen siendo muy poderosas, intentar que ganen fuerza países como Rusia, China, India o los tigres asiáticos es francamente complicado”.

5. Clave europea. La UE está situada en el centro del problema, dadas las crecientes tensiones en la eurozona que se esperan en el futuro cercano.  En el incendio griego, asegura Mario Weitz, “el FMI va a estar apoyando la postura tomada por la Comisión”, al contrario de lo que pretendía Strauss-Kahn, afirma Romera, “que era partidario de mantener eternamente el problema. De lo poco que ha dicho hasta ahora Lagarde se puede entender que va a ir en una línea muy diferente”. Algo que Romera entiende ineludible: “La gente tiene que ser consciente de que poner Grecia y Alemania a la misma altura es como comparar un huevo y una piedra. No se parecen en nada, ni en crecimiento ni en competitividad, ni en políticas fiscales ni en tranquilidad social ni en capacidad de exportación, y sin embargo, un euro vale lo mismo en los dos países. Es lo mismo que pasó en el corralito argentino, con las consecuencias tan negativas que vimos de equiparar peso y dólar cuando Argentina era infinitamente menos competitiva que EEUU”.  

Pero el problema, para Romera, no reside sólo en Grecia. “”Los bancos irlandeses están podridos, el rating de Portugal ha descendido hasta la categoría de bono basura y la prima de riesgo española está llegando  a un punto inaguantable. Y eso en un contexto en el que el alemán no quiere ser español ni irlandés y al revés, donde no hay unión política y donde no hay voluntad común”. En consecuencia, Europa se ha vuelto un polvorín, en el que la acción del FMI será muy importante. “Pero hay que ver cómo lo hace. Su presencia inicial depende del presupuesto con el que cuente. Porque la tarea del FMI consiste en actuar de equilibrador, pero para eso hace falta dinero. Y si hay que rescatar a España, harán falta 300.000 millones de euros que no tiene”. La otra opción, “la de dar a la máquina de hacer billetes, tampoco serviría, porque generaría inflación” con lo que habrá que ver cómo puede actuar realmente sobre los problemas de la UE.

6. Clave personal. El caso de Strauss- Kahn es uno  más de los innumerables ejemplos contemporáneos en los que acaba por enjuiciarse a la persona y no a la gestión. Sea o no absuelto DSK, lo que quedará para la historia es su actuación personal y no el balance de su mandato, al igual que lo viene a la cabeza cuando sale a relucir Clinton es su affaire con la becaria en lugar de su gestión como presidente de EEUU. Y este es un problema serio, señala Cardeñosa, “máxime cuando Strauss-Kahn ha sido uno de los responsables del aumento del precio de los alimentos básicos, lo que ha matado de hambre a muchas personas. Pero eso se pasa por alto, porque todos estamos hablando de si la violación existió o no”.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios