Es noticia
Menú
McCain a Obama: "Yo no soy Bush"
  1. Mundo

McCain a Obama: "Yo no soy Bush"

Los candidatos a la Casa Blanca, el republicano John McCain y el demócrata Barack Obama, discreparon anoche sobre cómo resolver la crisis económica en su último, y

Foto: McCain a Obama: "Yo no soy Bush"
McCain a Obama: "Yo no soy Bush"

Los candidatos a la Casa Blanca, el republicano John McCain y el demócrata Barack Obama, discreparon anoche sobre cómo resolver la crisis económica en su último, y mejor, debate, que tuvo como protagonista inesperado a un fontanero.

Los dos aspirantes, por primera vez, interactuaron, se miraron con frecuencia y mantuvieron algo parecido a una conversación en el debate de hora y media celebrado en la Universidad Hofstra, en las afueras de Nueva York. Además, también el actual presidente estadounidense tuvo su cuota d protagonismo, cuando uno de los candidatos le mencionó. Así, el aspirante republicano a la Casa Blanca, John McCain, buscó ayer distanciarse del presidente de EEUU, George W. Bush, que se ha convertido en un lastre para sus aspiraciones políticas al afirmar: "Yo no soy el presidente Bush".

McCain prometió que liderará al país "en una nueva dirección", después de que Obama vinculase su trayectoria con la del actual inquilino de la Casa Blanca. "Senador Obama, yo no soy el presidente Bush. Si usted quería competir contra Bush debería de haberse presentado hace cuatro años", afirmó el republicano.

Durante el cara a cara de esta noche en la Universidad Hofstra (Nueva York), Obama recordó que cuando Bush llegó a la presidencia el país tenía un superávit presupuestario y ahora acumula un déficit que supera el medio billón de dólares. El demócrata trató de vincular a su rival republicano con esas políticas de endeudamiento, al señalar que McCain había votado por la mayoría de los presupuestos presentados por Bush. "El senador McCain votó por cuatro de los cinco presupuestos de Bush", afirmó Obama.

En ese punto, el candidato republicano respondió que logrará "equilibrar el presupuesto", mediante una política que haga hincapié en la independencia energética, en el control del gasto y la lucha contra los intereses especiales.

McCain, que en su campaña ha insistido en su trayectoria independiente y en su disponibilidad a plantar cara a su propio partido, dijo hoy que se había opuesto a la actual administración en asuntos como el cambio climático o la forma en la que se había gestionado la guerra de Irak. "Tengo un largo historial reformista", apostilló McCain.

Joe 'el fontanero'

Por otro lado y  por primera vez, ambos contendientes se sentaron en torno a una mesa, en lugar de deambular sobre un escenario o hablar tras un podio, lo que facilitó el intercambio de opiniones, en ocasiones de modo acalorado. Así ocurrió cuando hablaron sobre las campañas negativas y el comportamiento de los respectivos simpatizantes en los mítines de los candidatos y sus vicepresidentes.

"El 100% de sus anuncios de propaganda han sido negativos, John", insistió Obama. "Eso no es verdad", le respondió un McCain que, por detrás en las encuestas, se mantuvo a la ofensiva durante todo el evento. "Sí. Es verdad", añadió Obama en uno de los intercambios más duros del debate. "Lamento los aspectos negativos de esta campaña. Algunos de ellos han sido inaceptables", señaló el senador republicano por Arizona, que también exigió a Obama disculpas por declaraciones de algunos demócratas.

Asimismo, Joe Wurzelbacher, o 'Joe el fontanero', un votante, al que conoció Obama en Ohio, se convirtió en el ejemplo usado por ambos candidatos, una y otra vez durante el debate, para explicar su programa de recuperación económica y de recorte de impuestos. El demócrata quiere favorecer a la clase media en detrimento de las pequeñas empresas, a lo que el republicano se opone.

"No voy a permitir una subida de impuestos a las pequeñas empresas", dijo McCain, quien destacó que son los pequeños negocios los que crean riqueza y empleo en el país, y a los que hay que favorecer. "Joe,-le dijo al fontanero- cuando sea presidente yo haré que puedas comprar esa empresa que quieres, mantendré tus impuestos bajos y tus empleados podrán tener un buen seguro médico", prometió, mirando a la cámara.

El candidato demócrata, por su parte, insistió en que sus planes son los de recortar los impuestos a la clase media aunque ello deje fuera a los negocios. "A nadie le gustan los impuestos -dijo Obama- pero tenemos que pagar las inversiones básicas", a lo que McCain le contestó que "si a nadie le gustan los impuestos, no se los subamos a nadie, vale?".

Obama, ganador según los sondeos

En general, en un debate en el que la economía mandó, ambos candidatos se esforzaron en mostrar una imagen "presidenciable" e incluso tuvieron buenas palabras para la candidata republicana a la vicepresidencia, la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, es según Obama, una "política capaz".

Obama, que partía con ventaja en las encuestas, buscaba mantener la imagen de líder imperturbable y sólido que había proyectado en otros debates, mientras que McCain, que necesitaba dar un vuelco a los sondeos, respondió con un mayor dinamismo del mostrado en otros debates. Al final, y según los primeros sondeos, como el de la cadena de televisión CNN, Obama se sitúa cabeza con un 58% del apoyo de los encuestados, frente al 31% de John McCain.

Los candidatos a la Casa Blanca, el republicano John McCain y el demócrata Barack Obama, discreparon anoche sobre cómo resolver la crisis económica en su último, y mejor, debate, que tuvo como protagonista inesperado a un fontanero.

Debate Estado de la Nación