Un helicóptero localizó a David ya de noche a las afueras de Martorell. El emocionante abrazo con un agente tras sentirse a salvo, lo dice todo. La madre de David, de 13 años y con autismo, había alertado a los Mossos d’Esquadra. Una búsqueda complicada porque el pequeño apenas habla. No era la primera vez que se escapaba. A David le apasionan los trenes y estaba acurrucado debajo de un puente, cerca de las vías. Fue el piloto del helicóptero quien intuyó dónde se escondía al observar a un gato asomarse y salir huyendo. Final feliz tras dos horas de angustiosa búsqueda.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios