Ya está aquí la primera ola de calor del verano, que afectará en gran medida a las provincias del interior peninsular, donde se esperan temperaturas máximas por encima de los 39 grados. Tendrán aviso por riesgo importante este miércoles Zaragoza, Navarra, Guipúzcoa y Vizcaya, mientras que en alerta amarilla estarán Granada, Jaén, Huesca, Teruel, Cantabria, Albacete, Ciudad Real, Cuencia, Guadalajara, Toledo, Burgos, Soria, Barcelona, Gerona, Lérida, Madrid, Ibiza y Fomentera, Mallorca, Menorca, La Rioja y Álava. 

[Buscador: ¿dónde se registrarán las máximas]

Las temperaturas subirán en todo el país, a excepción de en Andalucía, Ceuta, Melilla y Canarias, donde habrá pocos cambios y sólo el noroeste será inmune al aire cálido procedente de África. En Galicia y el oeste de Asturias habrá cielos nubosos, con precipitaciones ocasionalmente acompañada de trometas que podrían extenderse, de forma más débil y dispera, a otras zonas. 

Es probable que las altas temperaturas persistan, al menos, hasta el lunes 1 de julio y no se descarta que puedan prolongarse durante los primeros días de mes en algunas zonas, precisa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que "debido a la intensidad y duración del episodio" ha emitido un aviso especial. Tampoco darán tregua las noches, pues las mínimas se mantendrán por encima de los 20 grados en amplias zonas e incluso podrían no bajar de los 25 en el interior de la mitad sur y centro peninsular.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios