Probamos el Audi Q4 e-tron, un SUV eléctrico con hasta 520 kilómetros de autonomía
  1. Motor
  2. Eléctricos
ACCESO A SU GAMA ELÉCTRICA

Probamos el Audi Q4 e-tron, un SUV eléctrico con hasta 520 kilómetros de autonomía

Ya está disponible con propulsión trasera o tracción 4x4 en el tope de gama, potencias de 170, 204 o 299 caballos y dos tipos de batería con 55 y 82 kWh

placeholder Foto: El Q4 e-tron llega al mercado español y en septiembre se ampliará la gama con la variante Sportback con un estilo más deportivo.
El Q4 e-tron llega al mercado español y en septiembre se ampliará la gama con la variante Sportback con un estilo más deportivo.

Audi lanza al mercado su tercer modelo eléctrico, el Q4 e.-tron, un todocamino compacto que se ofrece con tres opciones mecánicas con potencias de 170, 204 y 299 caballos, dos niveles de batería, propulsión trasera o tracción 4x4 en la variante más potente. Un coche importante porque es su acceso a la electrificación con un modelo que ofrece una autonomía de hasta 520 km y con un precio recomendado que parte de los 44.469 euros, pero que se puede acoger al plan Moves en el 80% de su gama con descuentos de hasta 7.000 euros.

La ofensiva de Audi por la electrificación da ahora un nuevo paso con la presentación del Q4 e-tron, un todocamino compacto 100 % eléctrico que hemos podido conducir por las carreteras del norte de Madrid. Un buen acceso a la gama eléctrica, con una estética típica de Audi, la máxima habitabilidad gracias al posicionamiento de sus ruedas en los extremos de la carrocería y toda la tecnología asociada a la plataforma MEB del Grupo Volkswagen.

Es el modelo de acceso a la gama eléctrica de Audi que se integra en el segmento del todocamino compacto que se aprovecha de las características de ser un vehículo eléctrico para proporcionar la máxima habitabilidad interior. Para definirlo de una manera clara, es un modelo con las dimensiones exteriores de un Q3, que ofrece el maletero de un Q5 (520 litros) y la habitabilidad interior en sentido longitudinal de un Q7. Y desde septiembre se ampliará su gama con las variantes de carrocería Sportback más deportivas.

placeholder Incorpora un volante innovador por su forma y por sus mandos táctiles.
Incorpora un volante innovador por su forma y por sus mandos táctiles.

La plataforma MEB sigue dando sus pasos previstos y ahora llega por primera vez a la marca Audi. Y lo hace con un modelo todocamino con un estilo llamativo, con un frontal con la característica parrilla de Audi pero sin las entradas de aire y con una personalidad muy marcada. Ofrece una aerodinámica que es la mejor de su segmento. Cuenta con un CX de 0,28 logrado en base a un fondo plano, a su frontal con dos entradas de aire laterales y a su difusor trasero, lo que unido a una ruedas también aerodinámicas permite aumentar en 40 km su autonomía.

Plataforma MEB

Gracias a la plataforma MEB se ofrece con propulsión trasera o con tracción 4x4 y con dos opciones de batería 55 y 82 kWh. Con ello se consigue una autonomía que en el mejor de los casos llega hasta 520 km. Con ello se posiciona ya, no como un segundo coche como ocurre en la mayor parte de los vehículos eléctricos, sino como el primer coche de una familia. Teniendo en cuenta el incremento permanente de puntos de recarga este modelo ya se convierte en una alternativa real a los modelos con motor térmico.

En cuanto a su gama mecánica, el nuevo Q4 e-tron se ofrece con tres variantes. El punto de partida es el 35 e-tron, que cuenta con el motor de 170 caballos, propulsión trasera y la batería de 55 kWh, con lo que su autonomía homologada WLTP se sitúa en los 340 km. La opción intermedia, el más razonable, es el 40 e-tron. En este caso lleva el motor de 204 CV, también propulsión trasera y la batería más capaz, de 82 kWh. En este caso su autonomía es la máxima, con un valor homologado de 519 km.

placeholder Ofrece una gran habitabilidad interior con unas dimensiones externas muy contenidas.
Ofrece una gran habitabilidad interior con unas dimensiones externas muy contenidas.

Como tope de gama de la familia Q4 e-tron encontramos el 50 e-tron. En este caso lleva todo lo más completo, tracción 4x4, un motor eléctrico en cada eje con una potencia combinada de 299 caballos y la batería más capaz, de 82 kWh. Con ello, su autonomía WLTP se sitúa en los 487 km.

Pero vayamos con su conducción. Este modelo es el vehículo de acceso y por ello también un modelo de precio más ajustado. No es un e-tron GT, la berlina de cinco plazas, ni tampoco el e-tron, un todocamino medio/grande. En este caso se trata de un compacto. Por ello su puesto de conducción mantiene la línea de los modelos de Audi e incorpora un cuadro de instrumentos de 10,25 pulgadas configurable y una pantalla central táctil que en las variantes más equipadas llega hasta 11,6". Esta pantalla está orientada hacia el conductor.

Foto: Audi continua con la electrificación de su gama con el e-tron GT, una berlina deportiva impresionante.

A estas pantallas se añade la opción de un amplio head up display de proyección de datos sobre el parabrisas. que incluye realidad aumentada. Con este sistema, que incorporaba nuestra unidad de pruebas, se facilita mucho la conducción. El sistema proyecta sobre la pantalla como si fuera una imagen a unos 10 metros del coche, las flechas e indicaciones al conductor. También encontramos unas rayas rojas cuando nos estamos saliendo de la trayectoria. Si el conductor no hace nada, el vehículo se mete en el carril nuevamente.

Cinco modos

Pero lo más importante al tomar los mandos es la gestión de los modos de conducción. Como todos los modelos de Audi cuenta con Audi Drive Select en el que se ofrecen diferentes opciones desde el modo Efficiency, al Confort, Dynamic e Individual, además de un modo "auto". El modo más efectivo es el Efficiency en el que el vehículo limita una serie de funciones. Sin duda lo más importante es que su velocidad se limita a 130 km/h y también que el par que ofrece su motor se reduce al 75 %. Con ello tendremos un modo de utilización muy racional, en el que se optimiza su consumo energético para ofrecer la máxima autonomía. El resto del modos afecta más al estilo de conducción y a la forma de entregar el par que a la eficiencia.

El otro aspecto clave de este modelo es el que se refiere a los modos de retención. En un coche eléctrico este es un punto clave para hacer una conducción dinámica y al mismo tiempo eficiente. El conductor más allá de seleccionar el modo Efficiency, tiene la opción en el selector de marchas de elegir el modo D o B. En el primero iremos sin retención, a vela, mientras que en el segundo hay un elevado nivel de retención. Este último es el modo ideal para circular en ciudad o para hacerlo en una bajada pronunciada de un puerto de montaña.

placeholder El Q4 e-tron eléctrico tiene las dimensiones de un Q3 y el maletero de un Q5.
El Q4 e-tron eléctrico tiene las dimensiones de un Q3 y el maletero de un Q5.

La otra opción es la de utilizar las levas para seleccionar un mayor o menor grado de retención. Hay cuatro diferentes que van desde el modo a vela en el que no hay ninguna retención y el coche simplemente planea hasta un nivel tres cuando se ofrece en la máxima retención. Con la leva del lado izquierdo se aumenta y con la derecha se reduce. El nivel seleccionado se indica en el reloj de la izquierda.

Lógicamente, esta retención lleva asociada la recuperación de energía que inmediatamente va a la batería. En nuestra prueba, para que se hagan una idea, pudimos recorrer 40 km tanto en el modo "B" como jugando con los diferentes niveles de retención sin gastar un solo kilómetro de autonomía. Eso si era la bajada del puerto de Somosierra, pero nos puede dar una idea del nivel de recuperación de energía que puede ofrecer este vehículo.

Agilidad

Por lo demás, este nuevo Q4 sorprende al conducirlo porque da la sensación de ser un coche más pequeño cuando vamos conduciendo y sobre todo si circulamos por una zona de curvas y más estrecha donde la velocidad está más limitada. Y sin embargo si miramos el interior o si hay personas en las plazas traseras, podemos comprobar que es realmente amplio. De hecho el maletero ofrece una capacidad de 520 litros, que es una medida de un segmento superior. Este dispone de un compartimento para llevar los cables, siempre necesarios en un eléctrico.

Hemos conducido la variante intermedia de la gama, el 40 e-tron, que debe ser el más vendido en el mercado. Ofrece una potencia de 204 caballos que mueven con mucha soltura un vehículo que pesa dos toneladas. En ese peso está incluida su batería más grande, lo que le permite homologar una autonomía de 519 km

En cuanto a sus baterías, se ofrecen dos opciones con 55 y 82 kWh. Estas se pueden recargar tanto en un punto de corriente alterna hasta 11 kW o bien en un punto de corriente continua y por ello de carga rápida con hasta 125 kW. En este último caso, la recarga permite ganar 130 km de autonomía en 10 minutos.

placeholder El Q4 40 e-tron es la versión intermedia y más equilibrada, 204 CV, propulsión trasera y una batería que permite 520 km de autonomía.
El Q4 40 e-tron es la versión intermedia y más equilibrada, 204 CV, propulsión trasera y una batería que permite 520 km de autonomía.

Este Q4, como todo el resto de la gama e-tron ofrece a sus clientes la tarjeta e-tron Charging Service. Con ella se puede recargar en una red de 220.000 puntos en la Unión Europea. pero sobre todo ofrece una ventaja competitiva cuando se recarga en la red Ionity de alta capacidad. En condiciones normales el precio de recarga en esta red, con hasta 150 kW, es de 0,79 euros por kWh, mientras que para los clientes de Audi con esta tarjeta el coste es de 0,31 €/kWh. De esta red de súper-cargadores ya hay 10 operativos en España y están en construcción otro siete más. Y si hablamos de Europa ya hay 400 puntos operativos.

Es una tarjeta que es gratuita el primer año de compra del vehículo y a partir del segundo año el coste es de 17 €/mes. Teniendo en cuenta que el precio de la recarga en Ionity es de un 40 % respecto al de un usuario normal, con hacer dos recargas ya se recupera el dinero pagado. Y lo más importante es que nos dará acceso a miles de puntos de recarga de manera más sencilla en toda Europa.

Coche eléctrico
El redactor recomienda