Audi estrenará un innovador diferencial trasero activo en el nuevo RS3
  1. Motor
MEJORA LA TRACCIÓN QUATTRO

Audi estrenará un innovador diferencial trasero activo en el nuevo RS3

Supone una importante mejora en el reparto de par entre ambas ruedas al llevar dos embragues activos

placeholder Foto: Los nuevos Audi RS3 Sedán y Sportback estrenarán el sistema de tracción Quattro con "torque Splitter".
Los nuevos Audi RS3 Sedán y Sportback estrenarán el sistema de tracción Quattro con "torque Splitter".

Audi prepara el lanzamiento de su nuevo RS3, un vehículo muy deportivo, pensado incluso para rodar en circuito, que estrenará un nuevo diferencial trasero "torque splitter" lo que lleva a un nuevo nivel el concepto de tracción total Quattro de Audi. Con un potente motor de cinco cilindros y 400 caballos de potencia, el nuevo RS3 será un gran deportivo cuando llegue al mercado antes de final de año.

Audi lleva años apostando por la electrificación de su gama, con versiones híbridas enchufables y 100% eléctricas, de las que ya tiene varias en el mercado. Pero no renuncia al mismo tiempo a las opciones más deportivas, las versiones S, e incluso las más radicales con las variantes RS. El nuevo RS3 será un compendio de tecnología para buscar las máximas prestaciones de un vehículo. Y sin duda la clave de este nuevo modelo será su sistema de tracción con el estreno del "torque splitter".

Este nuevo modelo, que estará disponible con carrocería compacta y berlina, estrenará dentro de la marca de los cuatro aros el nuevo sistema de diferencial trasero activo. Básicamente, se trata de un diferencial que incorpora dos embragues con los que se puede repartir de manera activa el par entre las dos ruedas del eje de forma instantánea.

placeholder Este es el diferencial trasero del RS3 con los dos embragues, uno para cada rueda.
Este es el diferencial trasero del RS3 con los dos embragues, uno para cada rueda.

El concepto del diferencial es ya muy antiguo, tiene más de 100 años, y es el que permite que en un eje una rueda pueda girar más que la otra. Eso da un mayor confort de marcha y permite rodar en carreteras viradas. Pero tiene el problema de que si se levanta una rueda, o pierde tracción, esa rueda se lleva todo el par disponible. Para evitarlo se inventó el autoblocante, que hace que parte del par disponible pase a la rueda que puede traccionar.

En los últimos años se ha utilizado un nuevo sistema, el denominado "torque vectoring", que básicamente lo que hace es que frena una rueda con lo que todo el par disponible se transmite a la otra. Es lo que se hace cuando se circula en una curva y el sistema frena las ruedas del interior para ofrecer una mejor dinámica de marcha. Pues este concepto que ahora estrena Audi supone un gran paso adelante en el sistema de vectorización, al hacer que ésta sea activa. Y también lo es para la legendaria tracción Quattro de Audi.

"torque vectoring"

Explicado de manera lo más sencilla posible, a ese diferencial trasero llega el par desde el motor y a continuación hay un embrague independiente para cada una de las ruedas, estando ambos conectados electrónicamente. Normalmente en línea recta reparte el 50% sobre cada rueda. Pero cuando se producen pérdidas de tracción, o en una curva, un embrague se abre más y el otro se cierra con lo que el reparto del par es siempre el necesario para poder seguir avanzando con normalidad.

Esto es muy importante para una conducción radical, en un circuito, porque permite arañar décimas en cada curva. Pero también lo es para el uso diario. En este caso, si rodamos por una carretera normal y aparece una zona con agua o con peor adherencia, automáticamente los embragues gestionarán ese reparto del par entre ambas ruedas, proporcionando una seguridad adicional. El resultado será un comportamiento dinámico excepcional, superior al que permite el sistema más utilizado actualmente, el "torque vectoring".

Foto: La versión tope de gama del nuevo Q5 Sportback es el SQ5 de 341 caballos.

Gracias a este nuevo sistema, lo que se consigue es solucionar los problemas básicos de la conducción, de subviraje y sobreviraje, que el coche se vaya de morro en una curva o que se vaya de atrás. Todavía no hemos probado este nuevo sistema, se está ultimando su desarrollo, pero los técnicos de la marca alemana aseguran que gracias a este "torque splitter" se elimina completamente tanto el subviraje como el sobreviraje. Este "torque splitter" es un equipo muy sofisticado que se añade al sistema de tracción Quattro de Audi.

Lógicamente, el reparto de par depende siempre del modo de conducción seleccionado a través del Audi Drive Select, y también de la situación de conducción en cada momento. Cada uno de los embragues multidisco de esa transmisión trasera cuenta con su propia unidad de control, que utiliza los datos de los sensores de velocidad del control de estabilidad para controlar la velocidad de giro de las ruedas.

placeholder El Audi RS3 se ofrecerá con las dos carrocerías, compacta y berlina.
El Audi RS3 se ofrecerá con las dos carrocerías, compacta y berlina.

Gracias a este reparto activo, diferenciado y que se ajusta de forma inmediata a las circunstancias, el coche se inscribe en la trayectoria de la curva y sigue con la máxima precisión el ángulo que ha marcado su conductor con el volante. También permite conseguir una mayor capacidad de aceleración al salir de la curva o si se hace una conducción más al límite.

Pero el nuevo Audi RS3 es mucho más que su nuevo sistema de tracción. También emplea un potente motor de cinco cilindros, que ahora ofrece 400 caballos de potencia y 500 Nm de par, que está disponible desde solo 2.250 vueltas. Gracias a todo ello este nuevo compacto deportivo permite pasar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos, lo que supone una reducción de tres décimas con respecto a la anterior generación.

Siete marchas

Por lo que se refiere a su caja de cambios, es de doble embrague de siete marchas y ha sido diseñada específicamente para este modelo ofreciendo mayor robustez para aguantar el incremento de par motor. Incluye unas relaciones de cambio más cortas y deportivas. Además, y para mejorar aún más su capacidad de tracción y de aceleración, el nuevo vehículo incluye el "launch control" con el que los cambios de marcha se hacen de forma rapidísima.

En cuanto a su velocidad máxima, tanto el compacto como la berlina la tienen autolimitada de fábrica en 250 km/h, aunque opcionalmente se puede aumentar hasta los 280 km/h. Además, con el paquete RS Dynamic y con los frenos cerámicos puede incluso alcanzar una punta de 290 km/h.

placeholder El nuevo Audi RS3 será el coche ideal para divertirse en un circuito gracias al nuevo 'torque splitter'.
El nuevo Audi RS3 será el coche ideal para divertirse en un circuito gracias al nuevo 'torque splitter'.

Este vehículo ofrecerá hasta siete modos diferentes de conducción, los habituales de Comfort, Auto, Dynamic y Efficiency a los que se añaden otros tres específicos, RS Individual, RS Performance y RS Torque Rear. En el modo Dynamic, todos los componentes se ajustan para una conducción deportiva con una respuesta más directa de la dirección y del chasis.

A través del Audi Drive Select también se modifican las características de funcionamiento del del torque splitter, y por ello también el comportamiento del vehículo en función del modo seleccionado. El sistema tiene almacenadas cinco curvas diferentes y en función del modo ajusta el reparto de par entre ambos ejes de una manera u otra. En el modo Dynamic pasa la mayor cantidad posible de par motor al eje trasero.

Y en el modo RS Torque Rear permite a los conductores realizar derrapes controlados en carreteras cerradas al tráfico o en un circuito y puede llegar a transmitir el 100 % del par a una rueda trasera exterior de la curva, lo que permite una conducción muy radical, pero sobre todo muy divertida. El modo RS Performance está pensado para una conducción en circuito y con neumáticos semi-slick.

placeholder El frontal es muy diferente al resto de versiones de la familia del Audi A3.
El frontal es muy diferente al resto de versiones de la familia del Audi A3.

También el control de estabilidad se ha ajustado específicamente para este nuevo modelo y ofrece tres modos de utilización diferentes, el activo, por encima un modo Sport que permite superar algunos límites o hacer derrapajes. Este modo Sport para el control de estabilidad se activa automáticamente cuando seleccionamos el perfil RS Performance. Y también permite desconectar completamente el ESP, una posición solo para expertos y para rodar en un circuito buscando los límites del vehículo.

El nuevo Audi RS tres incorpora otros componentes que contribuyen a optimizar la dinámica de conducción. Tal es el caso del sistema de suspensión que cuenta con unos muelles y amortiguadores muy rígidos y con una altura de la carrocería reducida en 10 mm respecto al Audi S3 y 25 mm en comparación con el Audi A3. Con ello el centro de gravedad es más bajo y mejora su dinámica de marcha. También incluye la dirección progresiva RS, que varía la desmultiplicación a medida que aumenta el ángulo de giro y la dirección es más directa.

Audi ha hecho un gran esfuerzo con el nuevo RS3, con el que quiere situarse como la referencia en el segmento compacto más radical, aunque hay que reconocer que tanto Mercedes con su Clase A AMG como BMW con su M135 o con su M2 CS se lo van a poner muy difícil.

Coches
El redactor recomienda