Muere la piloto Sabine Schmitz, la reina de Nürburgring, a los 51 años
  1. Motor
TAMBIÉN PRESENTABA TOP GEAR

Muere la piloto Sabine Schmitz, la reina de Nürburgring, a los 51 años

Ganadora en dos ocasiones de las famosas 24 horas de Nürburgring, fue diagnosticada de cáncer en 2017

placeholder Foto: Sabine Schmitz tenía 51 años y llevaba cuatro luchando contra el cáncer (EFE EPA/Thomas Frey)
Sabine Schmitz tenía 51 años y llevaba cuatro luchando contra el cáncer (EFE EPA/Thomas Frey)

Sabine Schmitz, la conocida como 'la reina de Nürburgring', ha fallecido a los 51 años de edad. Ha sido el propio circuito alemán en el que fraguó su leyenda quien ha comunicado la triste noticia a través de sus redes sociales. Schmitz llevaba cuatro años luchando contra el cáncer, aunque no fue hasta 2020 cuando hizo pública su enfermedad.

La piloto alemana nació en la ciudad alemana de Adenau en 1969 y pronto se vio atraía por el mundo del motor. Lo que no sabía Sabine Schmitz es que, con el paso del tiempo, iba a entrar en la historia: en 1996 se convirtió en la primera mujer en ganar las 24 Horas de Nürburgring, una de las carreras más duras del mundo. Y no se conformó con ello: al año siguiente repitió victoria.

Pero el circuito de Nürburgring Nordschleife no solo le dio la fama, sino que se convirtió en su vida. Allí trabajó durante años enseñando las instalaciones a quienes querían interesarse por el mítico trazado alemán, considerado el más duro del planeta. Y allí logró algunas gestas que, aún a día de hoy, siguen vigentes en los libros de récords.

Sabine hizo historia

En el año 2004 apareció en el famoso programa Top Gear para conducir una furgoneta por el circuito de Nürburgring Nordschleife, batiendo el récord anterior. Nadie después ha sido capaz de bajar sus tiempos en las mismas circunstancias, por lo que su nombre sigue estando muy presente en el olimpo de las grandes marcas a batir.

Sabine Schmitz no solo era una excelente piloto, sino que también triunfó en la gran pantalla. Aquella aparición en Top Gear le llevó, una década después, a convertirse en una de sus presentadoras. El próximo programa estará dedicado a su memoria, ya que como reconoce a la BBC la productora ejecutiva, Clare Pizey, "Sabine era un miembro querido de la familia Top Gear".

Pizey asegura que "todos los que tuvieron el placer de trabajar con ella en el equipo están en shock con esta noticia. Sabine irradiaba positividad, siempre lucía su sonrisa descarada sin importar lo difíciles que se pusieran las cosas, y era una fuerza de la naturaleza para las mujeres conductoras en el mundo del motor. Como todos los que la conocieron, realmente la echaremos de menos"

Sabine reconoció recientemente que había dado más de 20.000 vueltas a su circuito favorito, convirtiéndose en la mayor experta mundial en este trazado. Ahora, el mundo del motor se une en el dolor a la hora de despedir a una de las más grandes de la historia del automovilismo: descanse en paz la "reina de Nürburgring".

Récords
El redactor recomienda