La DGT advierte de las infracciones más peligrosas que cometen las motoristas
  1. Motor
Ponen en riesgo la seguridad

La DGT advierte de las infracciones más peligrosas que cometen las motoristas

Algunas de ellas están castigadas con una multa de 500 euros y la pérdida de seis puntos del permiso de conducir. Es fácil ver este tipo de acciones en el día a día

placeholder Foto: Un motorista circula por las calles de Madrid. (EFE)
Un motorista circula por las calles de Madrid. (EFE)

“Ciertas maniobras en moto son, además de antirreglamentarias, muy peligrosas. Evitar este tipo de situaciones de riesgo aumenta la seguridad del motorista y del resto de usuarios”. La DGT ha vuelto a llevar a cabo una campaña en redes sociales para concienciar a la población de ciertas infracciones viales que pueden derivar en accidentes mortales. La campaña pone el foco en los motoristas, mostrando cuáles son las maniobra que, pese a su ilegalidad, se suelen ver en las carreteras españolas.

Durante este curso, la DGT ha optado por recordar a los motoristas el tipo de actitudes y acciones que deben tener en las vías para preservar su propia seguridad y la del resto de usuarios. Con el hastag #SiTeCaesTeDejasLaPiel, el organismo gubernamental muestra un vídeo donde se recopilan las acciones más peligrosas cometidas en moto. “Invadir el sentido contrario al circular en moto, para avanzar más rápidamente por una calle colapsada, pone en riesgo al propio motorista y obliga a otros conductores a esquivarle”, asegura la campaña de redes sociales.

Esta acción, que tan comúnmente se ve en el día a día de las carreteras españolas, tanto a nivel estatal como local, es una de las maniobras más peligrosas que se pueden realizar. Primero porque invadir el sentido contrario solo puede acometerse cuando se cumplen los requisitos marcados por la dirección de tráfico (como, por ejemplo, para adelantar a un vehículo inmovilizado si se certifica que se puede realizar la maniobra sin peligro) y segundo por cómo condiciona al resto de conductores, en ambos sentidos de la vía, si sucede un accidente. En el Reglamento General de Circulación esta maniobra está tipificada como una infracción muy grave, castigándose con una multa de 500 euros y la pérdida de seis puntos del permiso de conducir.

No es la única maniobra peligrosa habitualmente cometida por motoristas, según la propia DGT, que señala diversos ejemplos de mala conducta al volante. La entidad recuerda la necesidad de separarse, al menos, 1,5 metros cuando se rebasa a otro vehículo fuera de poblado, evitar dar cambios de sentido en lugares no especificados para dicha acción, así como recalcar la prohibición de la acera, paseos y zonas peatonales (aunque cada municipio tiene potestad para regular este apartado).

Dirección General de Tráfico (DGT) Accidentes
El redactor recomienda