SOLO SE HICIERON 5.000 UNIDADES

BMW Z8, el coche de James Bond que sigue enamorando en su 20 aniversario

Roadster biplaza con un motor V8 de 400 caballos y 22 millones de pesetas de precio en España, pensado para disfrutar de la vida

Foto: El afamado BMW Z8 está de 20 aniversario
El afamado BMW Z8 está de 20 aniversario

Se cumplen 20 años del BMW Z8 un coche icónico que la marca alemana lanzó en el año 2000 como un modelo para coleccionistas, del que solo se hicieron 5.000 unidades. Un vehículo muy especial, construido de manera artesanal y con un innegable estilo vintage. Un roadster de díseño muy clásico y con un espectacular motor V8 de 400 caballos. Una joya de cuatro ruedas.

El Z8 fue, por definirlo de una manera sencilla, una reinterpretación más moderna de un coche legendario como fue el BMW 507. Un coche biplaza de los años cincuenta. Su diseñador fue el conde alemán Albrecht Goertz, que desveló por primera vez el 507 en Nueva York en el año 1955. Después se llegaron a fabricar 252 unidades de este modelo que empleaba un motor de ocho cilindros capaz de proporcionar 150 caballos.

No solo fue un hito de la automoción, sino también un referente en el diseño. Y fue un coche muy importante para la marca alamana, hasta entonces no demasiado conocida en Estados Unidos. Cuando Goertz habló sobre el nuevo Z8 comentó que si hubiera tenido que diseñar un coche biplaza a finales de los años noventa, sin duda hubiera hecho el Z8.

Modelo clásico

Si su diseño exterior es espectacular, no lo es menos su interior. El salpicadero es muy clásico, vertical, de piel y muy bien terminado, pero sin duda lo que le hace único es que lleva su cuadro de instrumentos no delante del conductor, sino en el centro del panel frontal. Pero tampoco es un cuadro pequeño y redondo, como algunos coches más modernos han hecho para llevarlo en esa posición.

Es un cuadro de instrumentos grande y alargado, con dos grandes relojes para velocímetro y cuentavueltas y otros dos más pequeños. Y lo mismo ocurre con su volante, herencia de los tradicionales de BMW. Muy vertical, con el aro muy fino y tres brazos, y a su vez cada uno de ellos formado por cuatro varillas de acero.
El BMW Z8 Fue un coche muy especial desde el mismo momento de su lanzamiento, un vehículo caro, muy exclusivo y que rompía con la tendencia de los modelos de BMW de esa época. No era un coche muy tecnológico y tampoco se buscaba un vehículo con una gran precisión en su construcción.

Se trataba más bien de hacer un modelo clásico, con una mecánica moderna y de hacer un coche sobre todo para disfrutar al volante. Y el resultado fue perfecto. Un coche con su monocasco autoportante de aluminio, y por ello bastante ligero, pero con la mecánica del M5, con un V8 de 400 caballos. Y para darle un toque más deportivo, contaba con un botón para arrancar el motor, aunque antes había que meter la llave para desbloquear el volante.

BMW Z8
BMW Z8

Rápido, pero sin excesos

Aunque a España llegaron muy pocas unidades, tuve la oportunidad de conducir una de ellas durante unos 40 kilómetros, tiempo suficiente para comprobar esos principios básicos que les contaba. Para rodar más o menos tranquilo era un coche delicioso, pero si se trataba de forzar el ritmo, entonces se hacía necesario tener muy buenas manos.

Es un coche muy potente, 400 caballos de un V8 con mucho empuje, tracción trasera y sin ayudas a la conducción más allá del ABS y del frenado selectivo en curva (CBC). Además, era un vehículo que no tenía una gran rigidez torsional y eso se apreciaba mucho cuando estábamos abordando una zona de curvas más comprometida.
No era por ello un vehículo pensado para buscar los límites de la conducción sino para rodar algo más tranquilo, rápido pero sin excesos, y disfrutar de la situación y del entorno, de su techo abierto y de un acabado interior muy lujoso y elegante, pero sin las limitaciones de los coches modernos, incluso en esa época ya obligaban a sus diseñadores. Tenía su capota de accionamiento eléctrico, pero también contaba con un techo duro incluido en el precio del vehículo para poderlo instalar en el coche. Y ya que hablamos de su precio, el Z8 se puso a la venta en el mercado español con un precio recomendado de 22.100.000 pesetas.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios