#VERDADESDIÉSEL

¿Diésel o gasolina? Qué motor elegir según tus hábitos y rutinas

A la hora de comprar un coche, debes tener en cuenta los kilómetros que vas a hacer al año o para qué vas a usar tu vehículo. Te explicamos qué opción te resultará más interesante

Foto:  Nuevo Range Rover Evoque.
Nuevo Range Rover Evoque.

Toca renovar el coche. El día en el que has decidido cambiar de vehículo ha llegado y, entre toda la gama y opciones que existen ahora mismo, te has quedado con dos: diésel y gasolina. Pero entre ambos, te asaltan las dudas. ¿Qué tipo de vehículo comprar? Son tantos los mitos vertidos sobre un tipo de motor y otro que es fácil caer en la confusión y los falsos vaticinios. Vamos a explicar qué tipo de motor es recomendable para cada usuario y a acabar con las creencias incorrectas. Todo dependerá de los hábitos de utilización del coche.

Hace algunos años, los primeros coches diésel se reconocían a distancia: sus ruidosos motores, su traqueteo y, en ocasiones, su humareda los identificaban de forma inequívoca. Sin embargo, la tecnología ha avanzado y los motores diésel actuales apenas tienen que ver con los primeros coches lentos, caros y ruidosos que los equiparon. La conducción de un coche diésel moderno ofrece las mismas sensaciones al volante que las de un gasolina, y aunque luego analizaremos el CO2 que emiten, lo cierto es que los nuevos motores no contaminan más que los de gasolina.

Nuevo Range Rover Evoque.
Nuevo Range Rover Evoque.

Sabiendo que comparten prestaciones y sensaciones al volante, ¿cuándo interesa comprar un diésel? La respuesta la encontramos en la propia naturaleza de estos motores: los diésel son mucho más eficientes que los gasolina, o lo que es lo mismo, consumen menos combustible en el mismo número de kilómetros recorridos. Considerando esto, resultarán muy ventajosos para todos aquellos conductores que recorran más de 20.000 kilómetros al año y para aquellos que vayan a comprar un SUV más grande y pesado que un turismo. En estas circunstancias, el propietario de un diésel puede ahorrar hasta un 20% en combustible al cabo de un año.

Un vehículo de gasolina resultará más interesante si se hacen menos kilómetros al año y estos se conducen en ciudad. ¿Por qué motivo? Por un lado, los motores diésel son más complejos que los de gasolina y la inversión inicial en la compra del vehículo es más alta en los primeros. Además, los consumos entre ambos tipos de motores cada vez son más cercanos y la ventaja del diésel compensa cuando se circulan más de los 20.000 kilómetros al año.

¿Más contaminantes?

Un mito que siempre sobrevuela en torno a los motores diésel habla sobre que son más contaminantes. Esta información no puede estar más equivocada, ya que gracias a las innovaciones desarrolladas por los fabricantes de coches y las nuevas tecnologías, estos contaminan lo mismo que uno de gasolina. Los motores de la marca Land Rover, por ejemplo, cumplen la normativa Euro6d-Temp vigente, lo que permite aprobar sobradamente los exigentes test del actual ciclo WLTP, destinados a la medición de la evaporación de los hidrocarburos.

Sus nuevos motores diésel Euro 6, por ejemplo, emiten las mismas partículas y menos CO2 que los de gasolina, y los filtros antipartículas o DPF de estos motores eliminan hasta en un 99% la emisión de partículas y humo negro. En el caso del fabricante inglés, es el sistema AdBlue®, un líquido inocuo, incoloro, inodoro e ignífugo, el que ayuda a depurar los gases del tubo de escape, junto a la tecnología de reducción catalítica selectiva (SCR). Y para los que piensen que los diésel son más ruidosos que los gasolina, la realidad es que los motores diésel actuales ofrecen prácticamente los mismos niveles de ruido.

Nuevo Range Rover Evoque.
Nuevo Range Rover Evoque.

Otro de los mitos en torno a este tipo de coches es que se ha restringido su acceso en determinadas ciudades y esto es totalmente falso: los nuevos diésel son los más limpios hasta la fecha y se pueden conducir en cualquier ciudad de Europa, incluyendo el centro de ciudades como Madrid y Barcelona. Las restricciones al tráfico en las grandes ciudades persiguen evitar que los vehículos más contaminantes -los más antiguos, o por situarlos cronológicamente, los anteriores a 2006- circulen por las zonas céntricas. Con esta medida se pretende paliar la creciente contaminación en las urbes y la tendencia se dirige a restringir cada vez más el acceso a todos aquellos vehículos que no cumplan con la exigente normativa comunitaria en esta materia. Pero los nuevos diésel, gracias a la inversión de las grandes marcas, cumplen todas los requisitos impuestos para ser más respetuosos con el medio ambiente.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios