En España también hay casos extraños

Cinco carreteras en las que pasar miedo la noche de Halloween (dos están en España)

Durante la noche de Halloween son muchos los conductores que afirman haber presenciado situaciones paranormales mientras conducían, siendo, algunos de ellos, en diferentes vías españolas

Foto: A su paso por Somosierra, la N-1 es una de las carreteras españolas que cuenta con una historia paranormal. (Iago Peleteiro)
A su paso por Somosierra, la N-1 es una de las carreteras españolas que cuenta con una historia paranormal. (Iago Peleteiro)

La noche de Halloween es, por tradición, una de las más terroríficas del año y, en ella, se ha hablado muchas veces de apariciones misteriosas, visiones fantasmales, psicofonías, leyendas o fenómenos paranormales, siendo esta última una definición muy utilizada por aquellas personas que aseguran haber vivido momentos realmente espeluznantes mientras conducían.

[¿Por qué sentimos miedo?: cómo funciona el cerebro y por qué a veces se disfruta el terror]

Pues parece que en fechas como esta, la noche del día de Todos los Santos, tan señaladas o con un significado especial, existe una sensibilidad extraordinaria para detectar presencias del más allá, pero, ¿se trata de algo real o es producto de la imaginación de los ciudadanos? Hay quien cree que la respuesta a estos misterios solo puede conseguirse haciendo uno mismo la comprobación. Para ello, Indie Campers ha elaborado una lista de las carreteras que se han visto envueltas en los episodios más misterioros de la historia. Entre ellas, hay algunas españolas:

M-6, la autovía inglesa de los horrores

Diferentes sucesos han tenido lugar a lo largo de los más de 60 años de historia de esta vía de alta capacidad inglesa, siendo, uno de los más comunes, la aparición de una mujer vestida de novia en el arcén de la calzada, justo en el mismo lugar en que años atrás fuera asesinada una joven cuando iba camino al altar. Asimismo, varios testigos han revelado que han recogido a un autoestopista, quien, tras contar cómo se pueden solucionar los problemas del mundo, desaparece por arte de magia.

Además, por si fuera poco, en el tramo de vía comprendido entre Carlisle y Rugby, han sido varios los conductores que afirman haber visto espectros de soldados romanos y fantasmas de ojos de fuego vagando por la la calzada. Por todo ello, desde hace tiempo, la M-6 inglesa ha sido rebautizada popularmente como la carretera de los horrores.

L-88, el acceso al sanatorio alemán encantado

Interior de una de las habitaciones abandonadas del sanatorio de Beelitz Heilstätten.
Interior de una de las habitaciones abandonadas del sanatorio de Beelitz Heilstätten.

Para acceder al sanatorio de Beelitz Heilstätten, un complejo formado por 60 edificios que sirvió como hospital militar durante las dos guerras mundiales, y en el que llegó a estar ingresado Adolf Hitler, es necesario tomar el desvío de la carretera nacional L-88 alemana hacia Fichtenwalde. Desde la intersección, tan solo es necesario conducir unos pocos kilómetros para llegar a la localidad de Beelitzer, donde solo a través de un sendero se puede acceder al sanatorio que, en la actualidad, se encuentra en estado de abandono.

En Belitre Heilstätten, muchos testigos confirman que han vivido sensaciones extraña como repentinos cambios de temperatura, susurros e incluso han escuchado pasos en habitaciones que aparentemente estaban vacías. Sin embargo,estos son solo algunos ejemplos de situaciones que han sucedido en un lugar conocido para las autoridades alemanas, puesto que en sus instalaciones ocurrió el famoso caso de un policía, conocido como La Bestia de Beelitz, que asesinó a seis personas en 1989. Además, en este mismo complejo también falleció una joven modelo tras haber llevado a cabo diferentes prácticas sadomasoquistas con un científico dominante.

A-5, la niña de Valparaíso (España)

Lo que antiguamente fue la localidad española de Valparaíso, en Extremadura, guarda una historia desde el siglo XI. Los hechos ocurrieron a escasos metros del kilómetro 174 de la actual autovía A-5, a su paso por la provincia de cacereña En este lugar, hace ya dos siglos, una niña regresaba con su familia de hacer la primera comunión cuando, en unas circunstancias extrañas, perdió la vida tras caer del carruaje en el que viajaba. Según relata la leyenda, cuando los tres pasaban por la localidad de Valparaíso, la cual está abandonada en la actualidad, una manada de lobos salvajes y serpientes asustaron a los caballos, que acabaron escapando a galope.

Cuando los animales se calmaron, los padres de la joven regresaron a por ella al lugar en el que se había caído, sin embargo, la hija ya había desaparecido. Tras muchos años, en la década de los 50, un suceso similar volvió a ocurrir en el mismo punto de la vía, por lo que Valparaíso se convirtió en un lugar maldito. Ahora, en las noches cerradas, los conductores que circulan por la carretera que une Peraleda de la Mata con Torviscoso testifican que, en el arcén de la plataforma, se aparece una niña vestida de primera comunión con un rosario en la mano.

Ruinas de la antigua población de Valparaíso, donde ocurrieron los sucesos. (Peraleda de la Mata)
Ruinas de la antigua población de Valparaíso, donde ocurrieron los sucesos. (Peraleda de la Mata)

A-2, el túnel de los espectros

Al caer la noche, no son muchos los conductores que se atreven a cruzar el túnel de Belchen, el cual forma parte de la autopista suiza A-2 que une Basilea con Chiasso, puesto que este tramo alberga historias y sucesos extraños que han sido recogidos por diferentes testigos. Así, entre los relatos más curiosos, destaca el de la aparición de una señora mayor vestida de blanco que recorre el túnel a pie.

También en el mismo tramo de vía, dos mujeres que conducían vehículos distintos afirmaron ver a una señora delante del vehículo que les alertaba de un gran peligro y, cuando quisieron ser conscientes de ello, ésta se desvaneció.

N-1, el misterio del camión de ácido

A 95 kilómetros de Madrid, la N-1 guarda un extraño misterio que tiene como elementos clave un camión de ácido, un niño desaparecido y el narcotráfico. Se trata de la historia de Juan Pedro Martínez, un pequeño de diez años que viajaba con su familia en un camión cisterna cargado con 23.000 kilos de ácido y cuyo conductor era el padre de la familia. Al bajar el puerto de Somosierra, circulando en el sentido creciente de la vía, el camión se estrelló por exceso de velocidad, volcó en una de las curvas y, tras ello, su carga se vertió.

Mojón del punto kilométrico 95 de la N-1, donde ocurrió el siniestro y la desaparición. (Iago Peleteiro)
Mojón del punto kilométrico 95 de la N-1, donde ocurrió el siniestro y la desaparición. (Iago Peleteiro)

La escena del accidente fue dantesca, puesto que el ácido corría por las laderas del puerto e iba destruyendo todo lo que encontraba a su paso. Un reguero de desolación y muerte que llegó a afectar a las aguas del río Duratón, un afluente del Duero. En el lugar del siniestro solo se hayaron dos cadáveres, los de los padres, pero de Juan Pedro no se encontró rastro alguno y las pruebas forenses determinaron que el joven no se había deshecho en el ácido.

Tras el siniestro, la única pista fiable que barajó la Guardia Civil era la que relacionaba al padre con el narcotráfico y, acusado por las deudas, pudo haber sido coaccionado a entregar al niño como garantía de pago. Un año más tarde, cuando se registró el camión, se encontró un alijo de heroína en la cisterna y, más adelante, la familia comenzó a recibir amenazas telefónicas de una red delictiva. Con esta situación sobre la mesa, la Benemérita investigaba tres hipótesis, aunque ninguna fiable, hasta que la Interpol la acabó calificando como la desaparición más extraña de Europa.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios