Barreiros, el Henry Ford ourensano

Eduardo Barreiros: 100 años del nacimiento del Henry Ford de la automoción en España

El empresario ourensano pasó de cobrar dos pesetas al día por ejercer de aprendiz en un taller mecánico a facturar más de 7.000.000.000 en solo una de las empresas que tenía en cartera

Foto: Eduardo Barreiros fue el empresario que puso a España en el mapa de la automoción. (EFE)
Eduardo Barreiros fue el empresario que puso a España en el mapa de la automoción. (EFE)

Eduardo Barreiros Rodríguez fue uno de los empresarios de España más influyentes en una de las épocas más importantes en cuanto al desarrollo y crecimiento del país. Nació el 24 de octubre de 1919 en la localidad ourensana de Gundiás (San Miguel do Campo), perteneciente al ayuntamiento de Nogueira de Ramuín, y, partiendo de un humilde taller en Ourense, fue capaz de levantar de la nada un gran entramado industrial y empresarial que contribuyó de forma decisiva a la motorización de España.

En este proceso de crecimiento empresarial no estuvo solo, ya que contó con sus hermanos Valeriano, Graciliano y Celso para que se llegasen a asociar los motores diésel como sinónimo de Barreiros, algo que consiguió en España, a pesar de la hostilidad de un sector tan influyente como el que encabezaba Seat, a través del INI (Instituto Nacional de Industria). Tras años de duro trabajo, en 1963, este empresario gallego saltó a la fama internacional al asociarse con Chrysler en lo que supuso una de las mayores inversiones estadounidenses en España.

Con el paso del tiempo, la compañía americana fue ganando más presencia en Barreiros, a medida que se iban realizando ampliaciones de capital, hasta que, en 1969, Barreiros pasó a denominarse Chrysler España. Sin embargo, la obra del ourensano Eduardo Barreiros sigue muy presente en la actualidad, ya no solo mediante sus coches, homenajes o como parte de la historia del país, sino que también continúa presente en la gran factoría de Villaverde (Madrid), la cual pertenece en la actualidad al Grupo PSA (Peugeot S.A.), propietario de Peugeot, Citroën, DS Automobiles, Opel y Vauxhall.

El origen de un mito

1919. El 24 de octubre nace Eduardo Barreiros Rodríguez en la localidad de Gundiás, perteneciente a la parroquia de San Miguel do Campo, en el ayuntamiento de Nogueira de Ramuín, dentro de la provincia de Ourense.

1925. Su padre, Eduardo Barreiros Nespereira, inicia un negocio familiar de coches de línea al comprar su primer autobús, un Panhard Levasor, de 10 caballos, que hace la ruta Ourense - Luintra - Ourense.

Autobús de la empresa familiar. (Fundación Eduardo Barreiros)
Autobús de la empresa familiar. (Fundación Eduardo Barreiros)

1927. Su padre solicita la concesión de una segunda línea (Ourense - Os Peares - Ourense) y compra un segundo modelo de bus, un viejo Renault, por 4.000 pesetas.

1931. Eduardo Barreiros Rodríguez empieza a trabajar como revisor en las líneas familiares de autobuses.

1935. Continúa trabajando en las líneas familiares de autobuses y, además, comienza a asistir a un taller de mecánica para hacer labores de aprendiz, con un jornal de 2 pesetas al día.

1936. Al estallar la Guerra Civil, Eduardo cumple el servicio militar en el frente, siendo primeramente en el tercio Abárzuza y después como conductor de uno de los buses familiares, el cual había sido requisado para el transporte de soldados y heridos desde A Coruña hasta Oviedo. Tras ello, Eduardo fue destinado a la Compañía 20, Batería de Antitanques.

1938. Barreiros Nespereira adquiere la esclusiva de la empresa Luintra, con un Renault turismo, para llevar el correo en la línea Ourense - Parada do Sil - Ourense.

1939. Compra un autobús del año 1925 y 16 caballos de la marca Chevrolet, un camión Ford y una carrocería larga, la cual ha de adaptar. A su vez, Barreiros Rodríguez continúa trabajando en la compañía de su padre y, entre ambos, crean un taller para reconstruir autobuses para las líneas familiares y a fabricar gasógenos. También al mismo tiempo, realizan algunas operaciones de restauración y venta de vehículos.

Autobús Barreiros para transporte escolar. (Fundación Eduardo Barreiros)
Autobús Barreiros para transporte escolar. (Fundación Eduardo Barreiros)

1941. Construye el tercer autobús de las líneas y lo hace con los largueros de un camión Citroën, un diferencial comprado en un desguace y la caja de cambios de un camión que se había quemado. Además, la carrocería la encarga a Ourense para que se la haga nueva.

1945. Tras vender las líneas de autobuses, Eduardo Barreiros funda la compañía BECOSA (Barreiros Empresa Constructora, S.A.) e inicia trabajos de contratas de obras públicas en la provincia de Ourense, para los cuales fabrica él mismo parte de la maquinaria y utensilios que usa para la construcción de carreteras. Así, realiza obras en A Trepa, en las inmediaciones de A Gudiña, en O Barco de Valdeorras y en Soutelo de Montes.

El paso al diésel

1947. Se adjudican a BECOSA las obras de 80 kilómetros de riegos asfáticos en la provincia de Ourense y el edificio sindical de O Carballiño. Para llevar a cabo los trabajos opta por inventar varias máquinas ingeniosas que acopla a camiones para barrer, eliminar el polvo y asfaltar. En este mismo año, su empresa gana el concurso de adjudicación de la obra de construcción de un dique de 4 kilómetros en Castellón de la Plana, con un presupuesto inicial de 4 millones de pesetas. Así, en solo tres meses logra poner en funcionamiento la cantera, el transporte, el vertido y el taller de la obra, que lleva a cabo con camiones en lugar de hacerlo con el sistema de vagonetas, el habitual de la época. Esto es posible gracias a un diseño de plataforma desmontable que, adosado al dique de 4 metros de ancho, permite realizar giros a los camiones.

Camión con motor gasolina transformado a diésel en Construcciones E. Barreiros Automóviles. (Fundación Eduardo Barreiros)
Camión con motor gasolina transformado a diésel en Construcciones E. Barreiros Automóviles. (Fundación Eduardo Barreiros)

1949. En el taller de Ourense comienza a transformar los motores de gasolina a diésel para poder cubrir las necesidades de los vehículos utilizados en las obras. Para ello, modifica 2 prototipos de Krupp y unas 2.000 unidades de 3HC.

1951. Alquila unos talleres en el kilómetro 7 de la carretera que une Madrid con Andalucía, por 50.000 pesetas al mes, para seguir transformando motores para su comercialización.

Los inicios de Barreiros Diésel

1952. Sus hermanos (Valeriano, Graciliano y Celso) se unen a la empresa familiar y empiezan a trabajar con él, montando el primer laboratorio de materiales.

1954. Funda Barreiros Diésel con un capital social de 10.000.000 de pesetas. Empieza la fabricación del motor EB-6 con tecnología Barreiros y una producción media de tres unidades al día, para camiones de 5 a 7 toneladas métricas. Además, compra los primeros 20.000 metros cuadrados de terreno en Villaverdes (Madrid) y funda la empresa CABSA (Compañía Anónima de Bombas, S.A.), cuya función es la fabricación de bombas de inyección y equipos eléctricos.

1955. Se inicia la consturcción del motor EB-4 de 55 caballos para diferentes clientes: turismos, taxis, vehículos ligeros, grupos electrógenos y maquinaria en general. Funda CEESA (Constructora Eléctrica Española S.A.) para la fabricación de dinamos, arranques y reguladores, así como, más tarde, producirá grupos electrógenos, de soldadora y frenos eléctricos para camiones. Además, funda MOSA (El Motor Nacional S.A.), con un capital social de 5 millones de pesetas, para la comercialización de productos Barreiros.

1957. El Ministerio de Defensa del Gobierno de Portugal convoca un concurso para la fabricación de 300 camiones militares todo terreno para su ejército. Barreiros acude con un prototipo conocido como 'El Abuelo' y gana el concurso en competencia con empresas internacionales como Mercedes, ACLO y Bedford. Un logro conseguido tras unas pruebas durísimas en las que, como era costumbre en la época, pasó el propio Eduardo Barreiros.

Prototipo de camión militar TT en una demostración ante Franco en El Pardo. (Fundación Eduardo Barreiros)
Prototipo de camión militar TT en una demostración ante Franco en El Pardo. (Fundación Eduardo Barreiros)

1958. Obtiene autorización del Ministerio de Industria de España para fabricar 1.000 camiones.

1959. Fabrica el motor EB150 de 150 caballos, el cual está destinado a camiones propios y de otras empresas. También construye los primeros camiones civiles Barreiros, el TT-90-21 y el TT-90-22.

1960. Inicia la fabricación de tractores en colaboración con la empresa alemana Hanomag y funda Hanomag Barreiros S.A., con lo que comienza la exportación de vehículos industriales a Portugal, África y América del Sur.

1961. Se inicia la comercialización de dos nuevos camiones, el Azor y el Súper Azor. Se constituye la empresa Tempo Onieva, para la fabricación de furgonetas Tempo alemanas, en la que Barreiros participa con un tercio del capital social. Además, el Gobierno de España le concede la Gran Cruz de la Órden al Mérito Civil.

Barreiros y Chrysler, una relación complicada

1962. Se firma un acuerdo con AEC Ltd. (The Associated Equipment Company Limited) de Reino Unido para la fundación de Barreiros AEC S.A. (75% de Barreiros y 25% de AEC), cuya función es la fabricación de autobuses y 'dumpers'.

1963. A través de un acuerdo por el que cede el 40% de Barreiros Diésel a Chrysler Corporation, se asocia con la firma americana para fundar Barreiros Chrysler y fabricar coches de las marcas Dodge y Simca.

1965. Se realizan diferentes ampliaciones en todas las plantas y divisiones, hasta llegar a un total de 2 millones de metros cuadrados en Villaverde, con una inversión de 4.200.000.000 pesetas. en las plantas industriales y 1.000.000.000 pesetas. en la red comercial de distribución. De este modo, salen a la venta 21.000 Dodge y 62.000 Simca, así como se exportan productos Barreiros a 27 países. Además, el Gobierno de España le concede la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo y Barreiros Diésel absorbe la participación minoritaria de la David Brown inglesa en David Brown Engranajes.

Vista aérea de la factoría de Barreiros Diésel en Villaverde, Madrid. (Fundación Eduardo Barreiros)
Vista aérea de la factoría de Barreiros Diésel en Villaverde, Madrid. (Fundación Eduardo Barreiros)

1966. MOSA (El Motor Nacional S.A.) distribuye los productos Barreiros en 25 provincias, con una facturación que supera los 7.000.000.000 de pesetas. También compra Nazar (Zaragoza), en cuyas instalaciones se agrupan la mayoría de los elementos destinados a la fabricación de máquinas de obras públicas, tractores y autobuses. Además, funda una empresa financiera, la cual es pionera en la venta a plazos de automóviles, con un capital de 100.000.000 de pesetas, de los cuales, el 60% pertenece a Barreiros.

1967. Chrysler Corporation aumenta su participación hasta el 77% del capital de la empresa, mientras que la familia Barreiros mantiene el 23%.

1968. Se le concede el Premio Internacional Dag Hammarskjöld al Mérito Industrial y crea CIPSA (Centro de Investigaciones Petrolíferas S.A.), cuya función es realizar prospecciones de petróleo y trabajos de investigaciones geológicas. Se asocia con Cepsa y Mobil Oil, para llevar a cabo prospecciones y extracciones de petróleo en el mar, 'off-shore', en Guinea Ecuatorial.

1969. Decide vender el 23% de Barreiros Chrysler que obra en su poder a Chrysler Corporation. De este modo, Eduardo Barreiros pone fin a unos años en los que ha contribuido al desarrollo industrial de España, así como a crear 25.000 empleos directos y 100.000 más, de forma indirecta, según los datos aportados por la Fundación Eduardo Barreiros. Además, su estrategia empresarial también contribuyó en ese tiempo a favorecer la balanza de pagos mediante importantes cifras de exportación, según su fundación.

Vehículos Barreiros dispuestos para ser retirados por sus compradores. (Fundación Eduardo Barreiros)
Vehículos Barreiros dispuestos para ser retirados por sus compradores. (Fundación Eduardo Barreiros)

Tras la venta, Barreiros compra 5.000 hectáreas de terreno en La Solana (Ciudad Real) y realiza grandes inversiones en maquinaria agrícola y de obras públicas para su roturación, transformación y exportación, de tal forma que convierte un terreno baldío en un buen campo de cultivo. Asimismo, funda PUVASA (Exportaciones Puerto Vallehermoso S.A.) y adquiere en la feria anual de ganadería de París a los cinco ejemplares que habían obtenido los premios de sementales (medallas de oro) de Ganado Charolais y 250 reproductoras jóvenes de la misma raza.

De este modo, PUVASA se convierte en una de las principales fuentes de abastecimiento de sementales a las gandaderías de España y de Europa, así como instala uno de los laboratorios más importantes de inseminación artifical de Europa, de tal forma que se crían, de forma permanente, 4.500 añojos en cebadero y 7.000 ovejas en producción. Además, la plantación de cultivo se extiende hasta las 3.000 hectáreas y la de regadío hasta las 1.000.

El empresario sin motores

1970 - 1977. Barreiros continúa con la explotación agropecuaria en PUVASA mientras emprende otras actividades como la compra de las principales bodegas de vino de La Mancha, las cuales moderniza por completo y vende sus productos bajo diferentes denominaciones comerciales, entre las que destaca 'Luis Megía'. En este tiempo también funda el Centro Minero de Penouta, el cual explota minas de estaño y pirita en Ourense y establece sociedades de cartera y una financiera inmobiliaria. Sin embargo, las dificultades del sector inmobiliario arrastran a la financiera a una crisis, la cual afronta Barreiros personalmente y le obliga a suspender pagos.

Cuba y los motores Taino

Pasados los 10 años sin poder trabajar en el sector automotriz, Barreiros constituye DIMISA (Diésel Motores Industrias S.A.) para la investigación y desarrollo de familias de motores modulares en V, de 130 a 500 caballos y de combustión interna. Además de fabricarlos, Barreiros tiene en cuenta la actualización de sus características, de tal forma que se van reduciendo sus consumos, así como las emisiones de humos y ruidos nocivos para el medioambiente. Para ello, adquiere dos naves gemelas de 1.000 metros cuadrados en el polígono de Pinto (Madrid), donde instala un laboratorio de motores para la fabricación y experimentación de prototipos.

Tras la fundación de DIMISA, Barreiros participa en Cuba en un concurso convocado por el gobierno insular, con dos motores prototipo. Allí, una vez desestimadas otras opciones de firmas internacionales, el motor Barreiros de 8 cilindros es sometido, junto con uno de Nissan, a cuatro meses de funcionamiento ininterrumpido y, bajo el control de Lloyd's, quien ejerce como árbitro, Barreiros resulta vencedor.

Eduardo Barreiros junto a Fidel Castro en La Habana. (Fundación Eduardo Barreiros)
Eduardo Barreiros junto a Fidel Castro en La Habana. (Fundación Eduardo Barreiros)

1981. La británica Lloyd's Register homologa los motores modulares de 6 y 8 cilindros en V, en sus versiones industrial, automotriz y marina, por lo que se firma el contrato en Cuba para la dirección del plan de desarrollo automotriz y la creación de industrias principales y auxiliares de automoción, cuya denominación será Taino EB. De este modo, la planta de motores Amistad Cubano-Soviética se transforma para modernizarla y dotarla de nuevas tecnologías.

1982. Comienza el proyecto y diseño de la 'dieselización' (transformación de gasolina a gasóleo) de los motores rusos ZIL-130 en DIMISA.

1983. Construcción de los primeros prototipos de motores ZIL-130 'diselizados' en DIMISA y se envían a Cuba.

1984. Se realizan las pruebas de los motores ZIL-130 en camiones y se aprueba la transformación de 1.000 unidades, así como se incorpora a Cuba el personal técnico superior de DIMISA, siendo, la mayoría de ellos, antiguos colaboradores de Barreiros, que se encargan de llevar a cabo el proyecto de la planta de prensas y el taller de utillaje.

1985. Comienza la fabricación del primer prototipo del motor Taino EB10, de diez cilindros, así como también se inicia la construcción de los motores de 4 y 12 cilindros. Además, desde este año se fabrican motores de 3 cilindros en línea, motores de nuevo diseño de 4, 6 y 8 cilindros en V, motores para uso agrícola (cosechadoras de caña) y motores estacionarios, todo ello, mientras se construye la planta de prensas de Guanajay.

1991. El Instituto Superior de Diseño Industrial de La Habana confiere la categoría especial de profesor invitado a Eduardo Barreiros, así como la Universidad de La Habana le concede el Título de Doctor Honoris Causa en Ciencias Técnicas. Además, se le hace entrega de La Giraldilla de La Habana, un símbolo tradicional de la ciudad que se concede a aquellos ciudadanos que han alcanzado méritos por su excepcional contribución al desarrollo de la ciudad.

Eduardo Barreiros y colaboradores delante de un camión Taino. (Fundación Eduardo Barreiros)
Eduardo Barreiros y colaboradores delante de un camión Taino. (Fundación Eduardo Barreiros)

1992. Lloyd's Register homologa los motores modulares de 6 y 8 cilindros en V, en sus versiones industrial, automotriz y marina. Tan solo unos días después, el 19 de febrero de 1992, Eduardo Barreiros Rodríguez fallece de forma inesperada en la ciudad de La Habana, Cuba, a los 72 años.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios